Dra. Paloma Torres, Autor en Zendental

SOLICITA TU CITA


Extracción de la muela del juicio: cuándo y cómo debe realizarse

Existen diferentes criterios entre los especialistas dentales sobre si se deben extraer, o no, las muelas del juicio. También conocidas como las cordales. Sin embargo, cada caso es distinto y como tal debe ser tratado cuando se decide hacer la extracción.

Se deben considerar algunos escenarios, tales como: si hay dolor o están sanas o no se desarrollan completamente.

¿Es necesario extraer las muelas del Juicio?

Las muelas del juicio por lo general emergen de las encías entre los 17 y 26 años de edad. Son los últimos de los grandes molares en la parte posterior de la boca, tanto arriba como abajo.

Asimismo, no es necesaria su extracción si presentan las siguientes condiciones:

  • Están sanas.
  • Han crecido por completo.
  • Tienen la posición adecuada y la mordida con la muela opuesta es correcta.
  • Se pueden limpiar como parte de la práctica de higiene diaria.

No obstante, en muchas ocasiones, las muelas de juicio no tienen espacio para crecer como corresponde y pueden causar problemas. Estos pueden ser los siguientes:

  • Permanecen completamente ocultas dentro de las encías: si no pueden emerger con normalidad, quedan retenidas en la mandíbula.
  • Emergen parcialmente de la encía: crean un pasaje que se puede convertir en un imán para bacterias que causan enfermedades en las encías e infecciones orales.
  • Se apiñan con los dientes cercanos o los dañan: ocurre cuando no tienen espacio suficiente para emerger adecuadamente.

Algunos dentistas recomiendan extraer las muelas de juicio si no emergen por completo. Otros opinan que es mejor extraerlas cuando la persona es más joven, antes de que las raíces y los huesos se formen por completo y cuando la recuperación después de la cirugía suele ser más rápida. Puede visitar este sitio web para algunas orientaciones de especialistas.

Según la Asociación Dental Americana (American Dental Association), la extracción de las muelas de juicio puede ser necesaria si existe algún cambio en la zona donde están esas muelas, por ejemplo:

  • Dolor
  • Infección repetida del tejido blando
  • Sacos llenos de líquido (quistes)
  • Tumores
  • Daño en los dientes cercanos
  • Enfermedad en las encías
  • Caries extensa

Tratamiento de extracción de las muelas del juicio

La extracción muela del juicio es un procedimiento quirúrgico ambulatorio, utilizado para sacar una o más piezas dentales permanentes de los adultos. Las cordales se encuentran ubicadas en los extremos posteriores de la boca.

Durante el procedimiento el odontólogo o el cirujano oral puede usar uno de estos tipos de anestesia: local, anestesia de sedación y anestesia general, que varía según la complejidad de la extracción y el nivel de comodidad del paciente.

Después del procedimiento. Una vez realizada la extracción, se deben observar las siguientes consideraciones:

  • Descansar hasta que pase el efecto de la anestesia general o sedación. Si fue aplicada anestesia local, pueden transcurrir varias horas antes de que la mandíbula recupere la sensibilidad.
  • Tener mucho cuidado de no masticar o ingerir alimentos o bebidas demasiado calientes, ya que pueden quemar el área.
  • Antes de dar de alta, el dentista dará algunos consejos sobre los cuidados de los dientes y encías, a tener en cuenta durante la recuperación.
  • El dentista puede recetar analgésicos, antibióticos y soluciones de enjuague bucal para llevar a casa.
  • La duración del malestar dependerá de cada caso, pero siguiendo las indicaciones y tratamiento recetado por el médico se podrán aliviar esas molestias.
  • Se fija consulta de seguimiento de la cicatrización. Las suturas absorbibles desaparecerán por sí solas en siete a 10 días. Las suturas no absorbibles se retiran una semana después de la cirugía.

En síntesis, la decisión de extraer las muelas de juicio o cordales depende de muchos factores y de la opinión experta del odontólogo. Se recomienda hablar con el dentista o con un cirujano bucodental sobre la posición y la salud de las muelas.

¿Cuánto tiempo dura la ortodoncia invisible?

¿Cuánto dura la ortodoncia invisible? Todo el mundo quiere tener una dentadura sana y bonita. Y si necesitas ortodoncia para conseguirlo, es importante que sea invisible. El tratamiento y la duración de la ortodoncia invisible se han desarrollado para satisfacer estos deseos. Por ello, Invisalign es uno de los tratamientos más populares que existe.

¿Para qué sirve la ortodoncia invisible?

Invisalign es uno de los tratamientos de ortodoncia invisible más populares de la actualidad. Probablemente sea porque ofrece numerosas ventajas a quienes se deciden a tenerla. Sin duda, la mayor ventaja de Invisalign es su flexibilidad. Los alineadores son transparentes, por lo que nadie notará que llevas ortodoncia. Además, eliminan molestias, como los dolorosos aparatos de ortodoncia.

Como son desmontables, pueden sacarse para las comidas o las ocasiones sociales. Sin embargo, para que la férula sea realmente eficaz, debe llevarse durante el mayor tiempo posible. También cabe destacar la facilidad de limpieza, que no supone ninguna molestia ni esfuerzo.

Tipos de ortodoncia invisible ‘Invisalign’ y casos en los que se utilizan

Existen tres opciones dentro de la ortodoncia Invisalign. La elección de uno u otro depende de la situación oral de cada paciente. La principal diferencia entre ellos es el número de alineadores utilizados en cada uno y, por tanto, la duración total del tratamiento.

Los tipos de tratamiento Invisalign

Existen tres tipos de ortodoncia invisible, Express, Light y Compliant. A continuación, te explicamos cada uno de ellos:

Invisalign Express: Este tipo de ortodoncia invisible se suele utilizar en los casos en los que hay alguna retroversión en el propio tratamiento y se requieren mínimos retoques. Además, se utiliza a menudo para procedimientos de restauración, ya que no es necesario tallar los dientes.

Invisalign Lite: Se utiliza en casos con una mordida de clase I. Esto significa que la mordida es aproximadamente correcta, pero puede mejorarse. Los ejemplos pueden incluir un leve apiñamiento de la dentición, una leve sobremordida o una contramordida o mordida abierta.

Invisalign Comprehensive: Necesario cuando se trata de casos más complejos. Aquí se pueden incluir las mordeduras de clase II y III, y las mordeduras abiertas y cruzadas más pronunciadas.

¿Cuánto dura el tratamiento de ortodoncia invisible?

Naturalmente, cuanto más difícil sea cada caso, más durará el tratamiento de ortodoncia invisible. Esto también significa que los alineadores tendrán que usarse más a menudo. Ten en cuenta que tendrán que ser renovados cada semana.

En el caso de Invisalign Express, se estima un total de dos juegos de siete alineadores invisibles. Después de las siete primeras sesiones, hay un descanso de aproximadamente un mes. Durante este tiempo, se evalúa el estado bucal del paciente y se piden nuevos alineadores en función de los resultados.

Una vez finalizada esta prueba, se utilizarán los otros siete alineadores. El periodo de tratamiento es de entre tres y cinco meses.

Invisalign Lite incluye tres juegos de 14 alineadores y, normalmente, solo es necesario utilizar dos de estos juegos. También hay un descanso de un mes hasta que llegan los nuevos alineadores. El periodo total de tratamiento es de entre ocho meses y un año.

Con Invisalign Comprehensive, puedes utilizar un número ilimitado de alineadores invisibles durante un mínimo de 24, es decir, tantos como necesites para que tus dientes estén correctamente posicionados. Al ser el tratamiento más complejo, su duración puede oscilar entre uno y dos años.

En este punto, como conclusión, hay que subrayar que se trata de duraciones aproximadas en cada caso y en cada tipo. La boca de cada paciente es diferente y tiene sus propias particularidades y dificultades. Por lo que es importante que visites a un profesional.

Cuidados del tratamiento de pulpotomía en los niños

La caries dental es una de las principales enfermedades bucales presentadas en los niños. Es posible padecer caries desde aproximadamente los seis meses de edad, cuando las primeras piezas dentales apenas comienzan a salir; para tratar dicha situación, existen varios tratamientos, dentro de los cuales el emplaste es el más común. Asimismo, existen otras opciones de tratamiento, como la pulpotomia.

¿Qué es la pulpotomía?

Es un método usual realizado en los niños cuando, a través de una radiografía, se observa que la caries está muy cercana o en contacto con la pulpa del nervio dental; por medio de este método, se elimina la parte interna del diente (nervios, tejidos y vasos sanguíneos) que está dañada. Esto está indicado en dientes temporales (de leche), cuando el daño ya no es leve.

También se realiza cuando el nervio pulpar se ha visto dañado debido a un fuerte golpe, porque cuando el tejido pulpar se ve perjudicado y no se trata, se corre el riesgo de pérdida total del diente.

La caries dental profunda conlleva a algunos síntomas o molestias

  • Dolor fuerte.
  • Mal aliento.
  • Sensibilidad en las piezas dentales.
  • Cambio de color en el diente a amarillo o marrón.
  • Inflamación en los tejidos que recubren el diente.
  • Destrucción total del diente.

Teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente, es necesaria la intervención en dichos casos, para ello existe la pulpotomía.

¿Con qué objetivo se hace la pulpotomía?

Son varios los objetivos por los cuales se realiza este procedimiento, los principales son los siguientes:

  1. Evitar el dolor o el malestar del niño.
  2. Prevenir complicaciones futuras.
  3. Resguardar la estética dental.
  4. Recomponer el diente dañado.

Este procedimiento deberá ser realizado por un odontólogo especializado en pediatría, ya que solo ellos tienen el conocimiento necesario para tratar los dientes temporales.

¿Cómo se realiza este tratamiento?

Para llevar a cabo una buena técnica, se siguen los pasos designados a continuación:

  1. Aplicar anestesia local.
  2. Aislamiento, generalmente con dique de goma.
  3. Erradicación de caries con posterior acceso a la cámara pulpar.
  4. Mutilación de la pulpa coronal afectada.
  5. Control del sangrado.
  6. Sellado de los conductos.
  7. Reconstrucción inmediata del diente con restauración permanente.

Después del procedimiento, y cuando hayan desaparecido los efectos de la anestesia, el diente recuperará su funcionalidad totalmente y se podrá llevar una vida normal; además, el dentista hace seguimiento para verificar que el diente tratado permanezca sano desde su raíz. Es importante aclarar que la pulpotomía no duele, porque se realiza bajo anestesia local y no es un método peligroso; el éxito o fracaso depende del grado de afección en el nervio del diente.

Para evitar pasar por una pulpotomía, comencemos por saber que la constante presencia de residuos de alimentos y bacterias en la cavidad bucal (superficie dentaria), hace que los microorganismos patógenos se multipliquen y expulsen ciertos ácidos que dañan el diente, hay que tener claro que la caries no es irreversible, y aunque sea leve o superficial, el esmalte dañado no se recupera; por eso es importante prevenir esta situación y ello se logra cuidando los dientes desde antes de que aparezca la primera pieza dental, siguiendo algunas recomendaciones:

  • Limpiar la cavidad dental a diario cuando aún no han aparecido las primeras piezas dentales.
  • Cepillar los dientes correctamente después de cada comida.
  • Utilizar hilo dental.
  • No abusar de los azúcares en la alimentación.
  • Visitar al odontopediatra infantil semestralmente después de la aparición del primer diente.

Recuerda que la mejor prevención es la higiene, y esta debe formar parte de los hábitos de tus niños desde edades muy tempranas. Cuando ya la situación es irreversible y se requiere de una pulpotomía, es necesario que busques a los profesionales idóneos para su realización.

¿Qué hacer si se han movido tus dientes después de la ortodoncia?

El método de la ortodoncia, permite lucir unos dientes estéticamente uniformes. Pero, ¿Qué ocurre si los dientes se corren después de haberla retirado? Al respecto, es importante el uso de retenedores cumpliendo las indicaciones del especialista.

¿Por qué ocurre esto?

Los dientes se mueven debido a que la boca no está totalmente fijada. Por ende, se genera el movimiento logrando que los dientes vuelvan a su posición anterior.

Realmente el tiempo que pasas usando los brackets, aunque parezca mucho, realmente es muy breve. Es decir, se mueven los dientes y maxilares en un periodo de tiempo corto.

Dicho cambio de posición, aún necesita fijarse y consolidarse. Hasta que esto no ocurra, tus dientes intentarán volver a la posición que tenían. Esto se debe a que tus dientes se mueven después de este procedimiento dental.

¿Cómo puedo resolverlo?

Si tus dientes se han movido demasiado, es posible que el especialista decida realizar otro tratamiento, a través de una nueva placa. Puede abarcar algunas semanas, según sea el caso.

En aquellos pacientes donde se haya utilizado un retenedor lingual, se debe retirar y luego se volverá a colocar cuando los dientes se junten.

Asimismo, la ortodoncia invisible como alternativa novedosa se ha venido implementando al tratamiento de brackets convencional. Consiste en la elaboración a medida de un conjunto de retenedores transparentes que se adaptan de forma adecuada al tamaño de los dientes.

Son raros los casos, donde exista la necesidad de tener que volver a colocar los brackets. Por eso, asistir a tiempo al dentista es clave para mejorar la apariencia de tus dientes.

Importancia del uso de los retenedores

Si recién te han retirado los brackets y tus dientes se han movido, en primera instancia, debes acudir al especialista cuanto antes. Dado que si se han movido demasiado es más complicado volverlos a ubicar nuevamente en su sitio.

Claro está que esto no se debe a una mala praxis si no a un efecto normal luego de este tratamiento.

De allí radica la importancia del uso de retenedores adecuadamente, para evitar que los dientes se muevan o pierdan su uniformidad.

¿Qué tipos de retenedores puedo usar?

Existen dos tipos de retenedores que puedes usar:

  • Los retenedores fijos. Consisten en una pequeña detención que se coloca en la parte interna de tus dientes. A pesar de que los llevarás de forma permanente, tienen la ventaja de que no se ven.
  • Los retenedores transparentes, removibles o tipo Hawley. Son diferentes entre sí, y cuentan con diseños adecuados para ser usados por la noche.

Es preciso señalar que, el uso de estos retenedores varían según la edad y el tipo de tratamiento aplicado. Por tanto, las indicaciones del especialistas son esenciales para llevar un cuidado dental efectivo.

¿Qué hábitos debo tener con el uso de retenedores?

No existen hábitos específicos para el uso de los retenedores, más allá de los usuales.

Tal es el caso de asistir al dentista cada seis meses, para evaluar el estado de tus dientes en general, así como, mantener una excelente higiene bucal.

En este sentido, el especialista se encargará de orientarte sobre el uso correcto de los retenedores para conservarlos en buen estado. Aunado a ello el cepillado y uso del hilo dental son complementos esenciales en tu cuidado dental.

Mantener una sonrisa radiante

Los retenedores dentales son esenciales si quieres lucir una nueva sonrisa. Es por ello que para lograr que el tratamiento sea efectivo, debes usarlos adecuadamente.

Así, ayudarás a tus dientes a adaptarse y consolidar su posición, logrando que se mantengan así, sin moverse o cambiar de posición.

Ahora que sabes las posibles soluciones que puedes tener con tus dientes, debes asistir urgentemente a una cita de ortodoncia las Rozas para dar seguimiento a tu cuidado dental. Actúa ahora mismo, para evitar complicaciones.

Señales de que puedes tener un problema dental

Los dientes se definen como una de las áreas más delicadas en el cuerpo humano. Si no se les da el debido cuidado, poco a poco pueden ir teniendo aberturas pequeñas, lo que generaría caries y bacterias. Por ello, si estás detectando algunas señales diferentes, es probable que tengas un problema dental y debas acudir al odontólogo. ¿Cuáles son algunas de estas señales? Te lo explicamos a continuación.

Síntomas de una afección dental

Algunos de los síntomas pueden variar entre una persona y otra, dependiendo del tamaño del problema y la ubicación. Por ejemplo, al momento en que se inicia una caries, es probable que no se sienta nada. A medida que se va complicando, se manifiestan las siguientes características:

  • Dolores de muelas, dolores que se producen sin razón aparente alguna.
  • Un incremento en la sensibilidad de los dientes.
  • Pequeños dolores agudos, especialmente cuando ingieres algo caliente, frío o dulce.
  • La presencia de pequeños hoyos o agujeros que logran verse en los dientes.
  • Manchas de color marrón, negras o blancas sobre la superficie de la dentadura.
  • Dolor o molestia al morder.

¿Cuáles con las causas?

Casi siempre, los problemas dentales son procesos que se van produciendo con el paso del tiempo. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, los principales trastornos son caries, periodontopatías, gingivitis, etc. Muchas veces, pueden formarse por lo siguiente:

  1. Acumulación de placa. Esta es una capa transparente bastante pegajosa que se va adhiriendo a la dentadura. Se genera cuando se comen muchos azúcares o almidones y no son eliminados de los dientes. Cuando estos no se limpian bien, las bacterias se alimentan de los restos y forman la placa. Poco a poco, se empieza a endurecer y convertirse en sarro; este último hace que la eliminación de la placa sea más difícil y que las bacterias estén protegidas.
  2. Destrucción constante. Conforme se van formando las caries dentales, tanto el ácido como las bacterias siguen su paso con rumbo a los dientes. Después, se mueven a la parte interior del diente conocida como la pulpa. Esta se irrita debido a la presencia de las bacterias y, como no hay espacio suficiente para que la inflamación crezca, el nervio es oprimido, lo cual genera el dolor.
  3. Ataques de placa. El ácido que corresponde a la placa va eliminando el esmalte exterior y resistente de los dientes. En estos casos, se pueden generar aberturas y pequeños orificios. Cuando esto se desgasta, el ácido accede a la dentina, que es la capa más blanda y menos resistente. Puesto que esta se comunica directamente con el nervio del diente, al verse afectada produce sensibilidad.

Posibles tratamientos

Una excelente higiene bucal puede ayudarte a prevenir cualquier clase de problemas dentales. Por ejemplo, lo mejor que puedes hacer es:

  • Cepillarte constantemente. Es esencial que este proceso se haga al menos dos veces al día, después de cada comida. El dentífrico que uses deberá tener flúor. Emplea un hilo dental y enjuágate la boca.
  • Acude regularmente al dentista. Este es una de las mejores soluciones. En dentista las Rozas, el médico se encargará de hacerte limpiezas profesionales, así como exámenes constantes. Gracias a esto puedes evitar cualquier clase de problemas y hasta detectarlos antes de que empeoren.
  • Investiga sobre tratamientos antibióticos. Si presentas mucha vulnerabilidad a contraer problemas dentales, podrías preguntarle a tu dentista por algunos tratamientos que ayuden a disminuir el daño en la boca.

En cualquier caso, no hay duda de que, en todo momento, hay que mantener especial atención a los dientes. Asimismo, en caso de que sientas una molestia, consulta inmediatamente al especialista, pues esta es una señal de que puedes tener un problema. Solo así, podrás disfrutar de una hermosa y saludable dentadura a la hora de comer o lucir tu sonrisa a otras personas.

¿Qué es la genetica dental?, 5 cosas que no sabias

Tanto la odontología infantil y otras ramas de la odontología se han beneficiado de los avances de la genética dental, que ha puesto al servicio de un dentista las rozas todo el conocimiento sobre la influencia de los genes en las nuestras patologías y algunas soluciones que pueden canalizarse en estética dental en las rozas.

¿Qué es la genética dental?

También llamada odontología genómica, esta utiliza los avances del Proyecto de Genoma Humana (PGH), para identificar las variables genéticas y relacionarlas con las enfermedades más comunes de la zona dental y oral tanto en la odontologia infantil como en la de adultos.

Con este desarrollo del conocimiento científico y tecnológico, la genética dental tiene como objetivo comprender el riesgo de ciertas enfermedades dentales y bucales, y predecir sus probabilidades antes de que aparezcan, con el fin de reducir sus síntomas y secuelas.

Enfermedades en las encías, rechazos de implantes o probabilidades de aplicar exitosamente un injerto, son algunas de las cualidades preventivas que tiene la genética dental dentro de la salud bucal.

¿En qué consiste el test genético dental?

Los especialistas realizan un test en el que se recogen muestras de tiras dentales ubicadas alrededor de la encía para luego analizarlas en un laboratorio y determinar los tipos y la cantidad de bacterias presentes en la boca.

Este test es capaz de identificar a través de las bacterias de la cavidad oral la presencia de enfermedades periodontales y preiimplantarias o infecciones bucales antes de que se manifiesten los primeros síntomas.

Además de este valioso beneficio, hay otras curiosidades que debes conocer acerca de la genética dental y de su alcance en la odontología moderna.

5 datos que no sabías sobre la genética dental

Diagnostica enfermedades hereditarias

Según los especialistas, hasta 47 genes están implicados en problemas de salud bucodental, por lo que no es de extrañar que la genética ejerza influencia en algunas patologías odontológicas.

Periodontitis, maloclusiones (dentadura mal alineada) y defectos de esmalte y dentina están influenciados por factores ambientales, pero también genéticos.

El test es un procedimiento indoloro

Aunque se suelen asociar los tratamientos dentales con dolor, el test genético dental carece de cualquier molestia a todo paciente que se lo realiza.

El procedimiento es netamente ambulatorio y no invasivo, por lo que puedes contar con una prueba libre de incomodidades.

Es un aliado al momento de colocar un implante

Si piensas ponerte o ya tienes implantes dentales, puedes solicitar un examen genético bacteriológico anual para revisar el crecimiento bacteriano.

En caso de resultar positivo, tu odontólogo podrá tomar previsiones y activar el protocolo respectivo para que no se afecten los implantes.

Mejora la exactitud de los tratamientos dentales en niños

El conocimiento del historial genético de los niños permite a los odontólogos conocer las enfermedades genéticas que más afectan la salud dental y así identificar los signos y síntomas más de cada patología.

Algunas de estas enfermedades afectan la cavidad bucal, producen procesos de erupción dentaria o problemas en los maxilares, es por ello que identificarla a tiempo permitirá establecer el tratamiento odontológico correcto.

Tu cuidado dental será más eficiente

Además de predecir el tratamiento adecuado para tus problemas dentales, la prueba genética te ofrece las pautas necesarias para adoptar el método de cuidado dental más idóneo.

La detección temprana de enfermedades bucodentales, como las caries, halitosis o pérdida del esmalte dental pueden prevenirse con hábitos diarios de cuidado dental, como el uso del dentífrico correcto o el consumo de alimentos que robustecen tu dentadura.

Todos estos beneficios que ofrece la genética dental, te ayudarán a mantener una buena salud dental y por ende a mejorar tu calidad de vida.

Que hacer si mi hijo nació con dientes de más

Muchas personas no conocen este dato médico, pero en el campo de la ortodoncia infantil existe una anomalía llamada hiperdoncia, la cual se caracteriza por provocar la presencia de dientes de más en la boca. Esta condición es notoria desde temprana edad y puede corregirse con cirugía dental.

Cuando los padres de quien la padece no están bien informados, entonces suelen asustarse o preocuparse. Te invitamos a informarte al respecto a continuación.

Características de los dientes supernumerarios

Se han encontrado ciertas particularidades sobre esta condición de mesiodens, la cual es conocida de manera popular con el nombre de «dientes sobrantes«.

  • Su formación se debe a una actividad hiperactiva de las células embrionarias de los dientes.
  • De acuerdo a la Revista de Investigación Clínica y Diagnóstico, el motivo de la hiperdoncia puede deberse a tres causas. La primera es una anomalía de orden genético muy poco usual. La segunda es un exceso de actividad en la lámina dental. La tercera es la división de un solo brote dental.
  • Se presenta en menos del 1 % de la población a nivel mundial.
  • Mayor incidencia en miembros de sexo masculino.
  • El paciente presenta más de 20 dientes de leche en sus encías.
  • Existen dos tipos de hiperdoncia: simple y múltiple. En la hiperdoncia simple solo se encuentra un diente de más en las encías, mientras que, en la hiperdoncia múltiple, existen dos o más dientes sobrantes.
  • Por su morfología, los dientes sobrantes se dividen en dos clases: dientes supernumerarios euromórficos y dientes rudimentarios. Los primeros tienen una apariencia y tamaño promedio. Los dientes segundos presentan alteraciones en su tamaño y forma.
  • Su diagnóstico se establece con base en radiografías frontales y panorámicas junto a la correspondiente revisión médica.
  • Su cirugía involucra un tratamiento multidisciplinar que incluye el de ortodoncia.
  • Es una condición asintomática.

​Casos comunes

Es poco usual que los niños sufran de hiperdoncia. En etapa más temprana de la vida suele ser más frecuente sufrir de caries o de traumatismos dentales.

En los casos más comunes de mesiodens el diente extra se encuentra en la arcada superior de las encías en posición central. El diente de más puede surgir también a un lado de las muelas.

¿Operarse o no operarse? Esa es la cuestión

Seguro te preguntas si una operación es o no la solución que estás buscando para el diagnóstico de odontopediatría de tus hijos. Entonces, ¿cuáles son las consecuencias de operarse o de no hacerlo?

Con operación

Operarse tiene los siguientes beneficios:

  • Mejora la estética bucodental. Los dientes rudimentarios suelen estar empalmados junto a otros dientes o tienen un tamaño irregular, lo cual afecta la apariencia física.
  • La Revista de la Asociación Médica China postula la extracción como la mejor solución.
  • Ofrece un mejor crecimiento de la raíz de los dientes.

Sin operación

No operarse tiene las siguientes consecuencias:

  • Aumenta la posibilidad de sufrir quistes en los folículos dentales.
  • Incrementa el riesgo de enfermedades periodontales.
  • Mayor incidencia de caries, gingivitis y periodontitis. Ya que la malformación dental puede dar paso a una mayor presencia de bacterias en el organismo.
  • Puede o no retrasar la aparición de las piezas dentales definitivas.
  • Los dientes rudimentarios fomentan las malas posiciones bucales.
  • Ocasiona un mal patrón de mordida, lo cual puede provocar desgaste dental y fracturas en la mandíbula.
  • Provoca espacios interdentales, lo que genera huecos entre los dientes. Esto no solamente afecta la función y el movimiento de la mandíbula, también repercute en el nivel de higiene bucal.

Una madre y un padre de familia bien documentados son personajes claves para lograr que sus hijos tengan una buena salud bucal. Para mayor información sobre este padecimiento, es mejor que consultes a un experto en odontopediatría.

¿Es posible arreglar un retenedor roto?

Al quitarte los brackets seguramente deberás utilizar retenedores. Estos pueden ser de acrílico, plástico o metal, y se colocan en la fase final de la ortodoncia para mantener los resultados. Debes tener cuidado durante su uso, puesto que podrían romperse y tendrías que arreglar retenedor roto.

Uno de los compromisos más importantes que debes hacer es conservar por más tiempo los retenedores, ya que es crucial para evitar que los dientes se desplacen nuevamente y haya un retroceso en la estimación del tratamiento.

En el caso de la ortodoncia infantil se requiere una participación activa de los padres para que los niños cumplan con las normas de higiene y cuidado de sus retenedores. Quitárselos de manera incorrecta, no limpiarlos o no guardarlos mientras come, puede ocasionar accidentes que pueden ver afectado tu presupuesto.

Existen dos clases de retenedores, uno fijo que se coloca en la parte interna de los dientes y que podría estar indicado de por vida; y el otro removible, creado como una férula dental que se quita y pone según las indicaciones del odontólogo, y necesidades del paciente.

¿Qué debo hacer si se rompe la prótesis? Posiblemente,, los especialistas te dirán los pasos a seguir antes de que intentes arreglarlo por tu cuenta. Al hacerlo de esta manera puedes ocasionar daños irreversibles y en lugar de proteger tu inversión, conseguirás más problemas que beneficios.

El hecho de arreglar retenedor roto para como una solución definitiva para conservar los retenedores, puede ser una oferta engañosa de personas inescrupulosas, que incluso, emplean productos no aptos para tratamientos médicos. Aunque no son muy comunes, hay lugares no autorizados que utilizan pegas y materiales de ferretería, que a la larga pueden ser muy perjudiciales para tu salud bucal.

Incluso si algún amigo, familiar o conocido te han recomendado esto, por favor no lo hagas. Si deseas tener una sonrisa perfectamente estética, definitivamente debes acudir a un especialista en el área. Además, ten en cuenta que la ortodoncia va más allá, pues ayuda a corregir otras afecciones de tu mordida, específicamente el bruxismo o maloclusión, responsables de otras enfermedades en el organismo.

En caso de que ocurra un accidente, que no sea la pérdida de tu retenedor, es preciso que tomes el control de la situación, mientras acudes a la clínica dental por ayuda.

Te recomendamos mucha atención a estos consejos, que te servirán como medidas provisionales y nunca como sustitutas del trabajo de corrección de los verdaderos profesionales. Si se trata de un retenedor fijo y el alambre se partió por causa de una mordedura inadecuada o el roce con un alimento duro, etc. debes tomar en cuenta lo siguiente:

  • Puedes dejarlo en su lugar o con ayuda de otras personas volver a colocarlo en su base de retención.
  • Utiliza una preparación de agua con sal para cicatrizar si la ruptura te ocasionó alguna lesión.
  • Ingiere productos recomendados para calmar la hinchazón y coloca cera dental para evitar el roce contra la lengua y el paladar.
  • Programa tu turno o espera la visita ya agendada si la situación no reviste urgencia.

Ten en cuenta que aunque un retenedor pueda ser corregido, si el estado de su estructura lo permite, no podrá ser reparado por siempre. Periódicamente,, ameritan reemplazo para garantizar una buena calidad del trabajo. En tal sentido, queremos ofrecerte estos útiles consejos para prevenir su deterioro:

  • Lávalos cada vez que los retires.
  • Utiliza productos especializados, no pasta dental, ni agua caliente
  • No los extraigas siempre del mismo lado, hazlo de forma alternada.
  • Guárdalos en su caja cuando no los estés empleando.
  • No te muerdas las uñas y evita morder directamente con los incisivos.

Recuerda que en ortodoncia Las Rozas estamos para prestarte el mejor servicio y calidad. No dudes en contactarnos y hacer tu cita. Estamos dispuestos siempre para atenderte.

¿Cómo el masticar bien desde niños evita problemas odontológicos ?

¿Sabías que gran parte de las enfermedades y problemas dentales y bucales pueden prevenirse desde pequeños? No solo hablamos del herpes bucal, también de otros malestares derivados por no masticar bien.

Cuando conozcas las dificultades que surgen por la mala masticación de los niños, sabrás la respuesta a una pregunta que seguro te haces: ¿Debería poner ortodoncia a mi hijo?

Las enfermedades orales se desarrollan por estrés y por no masticar adecuadamente

Cuando un niño no mastica correctamente, los alimentos no son triturados lo suficiente para facilitar el trabajo del sistema digestivo. Este mal hábito puede continuar hasta la edad adulta.

El estrés también se suma a la mala técnica para mascar, lo cuál provoca dificultades en la salud bucal. Una persona que no tritura correctamente los alimentos, tiende a incrementar los niveles de estrés en su organismo.

Hay muchos niños que se estresan por la escuela, por los conflictos familiares o por el bullying al que los someten. A continuación mencionamos algunos de estos problemas dentales.

Problemas en las mandíbulas

Si el niño vive con altos niveles de estrés y no tritura la comida adecuadamente, sentirá dolor en los costados de la mandíbula. Causará que las articulaciones no encajen de forma correcta o que los músculos estén tensos.

Una forma de comprobar si existe este problema es cuando el niño mastica carne u otros alimentos que requiere mayor tiempo para triturarlos. Si el niño se cansa inmediatamente, es una señal que debes atender.

Un tratamiento que suele recomendarse es la colocación de un implante de resina estética, se les conoce como pistas de composite, las cuales orientan la mandíbula para que cierre perfectamente.

Heridas internas y posibles infecciones

Si un joven o niño está estresado, comerá a prisas sin moler bien y posiblemente lastimará el interior de su boca. Algunas de estas heridas cerrarán en pocos días, pero si el infante con frecuencia roza esa zona con sus dientes, corre el riesgo de que se convierta en una llaga ulcerosa poco profunda. Al orientar los dientes, evitarás las mordidas internas. Un tratamiento de ortodoncia interceptiva será eficiente para lograrlo.

Dientes astillados

Las personas que tienen el hábito de rechinar los dientes por causa del estrés o por no cerrar bien la dentadura, pueden debilitar la superficie de sus piezas dentales.

Al hacerlo se exponen más a las fracturas y creación de astillas. Esta situación se puede tratar con la colocación de una férula de silicona en los dientes cuando el niño duerme, lo cuál reducirá la fricción en sus dientes.

Consejos para evitar problemas bucales

La odontopediatría ha descubierto métodos para ayudar a corregir los dilemas al masticar. Una visita con tu dentista de confianza te será de utilidad para evaluar el tratamiento adecuado. Sin embargo, desde casa puedes hacer mucho para ayudar al pequeño a que coma correctamente.

Aleja las distracciones a la hora de comer

No permitas que el niño vea televisión o dispositivos móviles mientras come. Vigila que no tenga distracciones que lo obliguen a comer rápido.

Comer con la boca cerrada

Si el pequeño cierra adecuadamente la mandíbula, será más fácil detectar si hay problemas en los músculos o articulaciones.

El buen hábito de masticar adecuadamente posterior a la lactancia

El niño podrá masticar incluso con dientes de leche después de dejar la lactancia materna. Puedes partirle sus alimentos en trozos pequeños que le faciliten el proceso.

Si tu hijo apenas ha superado los 12 meses, puedes cocer sus alimentos un poco más de lo normal para que queden más blandos.

Con un correcto tratamiento de ortodoncia infantil podrás corregir las patologías bucales y ayudarás a que tu niño pueda masticar correctamente. Acude con expertos en el ramo y podrás ayudar a que tu hijo lleve una vida plena ahora y en el futuro.

Guia para conservar los resultados de la ortodoncia invisible

Los resultados de la ortodoncia invisible suelen ser muy estéticos, por lo que es el tratamiento más elegido en la actualidad. Anteriormente, ya hemos tratado el tema que responde a la pregunta «Ortodoncia invisible o Invisalign: ¿A partir de qué edad?«. Hoy, en cambio, desde nuestro centro de ortodoncia en Las Rozas te queremos hablar del mantenimiento necesario durante esta clase de tratamiento.

Guía para conservar los resultados de este tipo de ortodoncia

La ortodoncia invisible es un tratamiento cómodo, removible y discreto. Es una técnica que se aplica a la ortodoncia infantil. Ten en cuenta que el 10 % de la población infantil necesita ortodoncia. Para obtener unos resultados duraderos, solamente debes seguir los siguientes consejos:

  1. Lleva la ortodoncia 22 horas al día: Es vital que seas consciente de que tanto los niños como los adultos deben respetar el tiempo de uso para obtener buenos resultados. Esta es la forma de que el tratamiento funcione.
  2. Dormir con ellos: Debes considerar las horas de dormir para su uso. Lo recomendable es retirarlos para comer y cepillarte los dientes. Ten un control estricto del tiempo para cada actividad sin ortodoncia, pues la suma total no debe exceder las 2 horas.
  3. Respeta los recambios de férulas: Tu especialista te indicará el periodo en el que es necesario cambiar el juego de férulas. Debes cumplir estrictamente estos recambios. La falta de supervisión por parte de un profesional te puede crea problemas dentales, especialmente en los infantes.
  4. Guarda el último juego de alineadores: Al obtener tus nuevas férulas, conserva las que te quitaron. Esto permite que, ante algún incidente con las nuevas, puedas utilizar las anteriores mientras acudes al ortodoncista para resolver el problema.
  5. No consumas alimentos ni bebidas con las férulas puestas: Debemos ser cuidadosos a este respecto, especialmente con los niños. Los alimentos y muchas bebidas manchan las placas y, si es un alimento caliente, incluso las puede deformar. La recomendación es que te quites las férulas incluso para tomar agua.
  6. No fumes con la ortodoncia puesta: Esta es una recomendación importante para los usuarios adultos. El cigarrillo manchará las férulas, lo que elimina el beneficio de la discreción en el uso de este tipo de ortodoncia.
  7. Cuando te quites la férula, ponla en un lugar seguro: Lo ideal es tener una funda protectora, lo que evita que se ensucie. También la protege de otros incidentes.
  8. Higienízalas diariamente: Cuando te quites las férulas, aprovecha y sumérgelas 15 minutos con el producto específico que te haya recomendado el ortodoncista. Esto es importante para prevenir la contaminación de la ortodoncia.
  9. Límpialas tres veces al día: Debes tener una higiene rigurosa con tu ortodoncia. Cepíllala con agua tibia y jabón antibacteriano sin aromas. Utiliza un cepillo diferente al que usas para limpiar tus dientes; de esta forma evitarás problemas causados por las férulas en las encías y en el esmalte dental. Esmérate en la limpieza de la mañana; vas a dormir con las férulas puestas y durante la noche, que es cuando existe un mayor riesgo de acumular biofilm. El objetivo es eliminar la placa bacteriana que pueda haber en los alineadores. Cualquier contaminación que exista en ellos entrará en contacto directo con tus dientes, lo que elevará el riesgo de dañar el esmalte dental. Límpialos cada vez que te los vayas a colocar. Lo más importante es asegurarte de que la férula no lleve contaminantes a tus dientes. Límpiala correctamente con un cepillo justo antes de colocarla e incluso al retirarla.

Recuerda que es importante encontrar asesoría y soluciones de manos de expertos. Para nosotros es fundamental que estés conforme con los resultados de tu tratamiento ortodóntico.

También te puede interesar: