Dr. David de Paz Rueda, Autor en Zendental

SOLICITA TU CITA


Cirugía guiada: Enfoque de planificación

La cirugía guiada es el procedimiento mediante el cual en implantes dentales las rozas remplazamos los dientes de personas que los han perdido y no pueden usar prótesis. En los últimos años, la técnica de remplazo dental ha avanzado mucho y por eso se ha convertido en un proceso de muchas etapas que combina las más altas tecnologías.

A continuación, te explicamos el proceso de planificación que deben seguir los ortodoncistas antes de ejecutar la cirugía guiada.

Diagnóstico y preparación física del paciente

La meta final de un tratamiento de implantes dentales es lograr un resultado estético, funcional y duradero que cumpla las expectativas y necesidades del paciente. Para lograrlo es necesario establecer un plan individual realista de tratamiento.

El primer paso para ello es realizar una revisión del historial médico del paciente, así como interrogarlo sobre sus hábitos.

Posteriormente, se deberá realizar una exploración física del paciente, haciendo uso de diversas técnicas como los rayos X para determinar el estado de salud bucal del paciente.

En algunos casos, se podrían detectar condiciones como que no hubiera hueso suficiente para realizar el procedimiento. Si fuera el caso, se deberá realizar un preimplante guiado para la regeneración del hueso con el objeto de incrementar el tamaño del hueso alveolar, haciendo posible el implante.

Planeación digital del implante

Una vez que se ha establecido el plan prostético y se han hecho las radiografías y exámenes necesarios para determinar la viabilidad del implante, el paciente se encontrará listo para recibirlos.

El uso de un programa de computadora que permita la fusión de tecnologías de escaneo digital e impresión tridimensional es indispensable. Es a través de este programa que el ortodoncista podrá diseñar los implantes que mejor se adaptarán a la boca del paciente y podrá, además, predecir el resultado incluso antes de colocar las piezas.

Para este proceso se deben observar diversos parámetros y distancias para obtener el tratamiento óptimo. Un implante correctamente elaborado deberá cumplir con los siguientes planos en tercera dimensión:

  • Plano Mesiodistal.
  • Plano Bucolingual.
  • Plano apicoronal.

A la hora de elaborar los implantes y colocarlos será necesario utilizar plantillas quirúrgicas, pues estas son una guía imprescindible para ejecutar el procedimiento y para la fabricación de los implantes.

Entre las ventajas que ofrecen las plantillas quirúrgicas se encuentran la de hacer el proceso menos invasivo y mucho más rápido. También permiten realizar pruebas previas a la colocación de los implantes al facilitar su colocación y adaptación.

Finalmente, para garantizar los resultados a largo plazo del implante dental, el plan debe incluir una fase de mantenimiento una vez que se haya finalizado el tratamiento. Los intervalos de mantenimiento deben individualizarse para cada paciente y deben considerar los factores de riesgo existentes.

Un plan de mantenimiento debe incluir tres componentes:

  • Medidas que debe tomar el paciente.
  • Medidas preventivas que debe tomar un profesional del cuidado de la salud bucal.
  • Terapia de apoyo dirigidas a la causa o secuelas de enfermedades recurrentes o residuales.

Consecuencias de no hacer una buena planeación

Si el ortodoncista, al momento de diseñar el tratamiento dental con implantes no lleva a cabo una planeación que tome en cuenta todos los factores que hemos mencionado con anterioridad, entonces puede haber diversas consecuencias.

Durante la cirugía pueden darse complicaciones tan sencillas como que las piezas no sean del tamaño correcto hasta otras más graves como causar lesiones al paciente.

En el postoperatorio, si las piezas no se elaboraron y colocaron correctamente puede dar lugar a infecciones graves. En todo caso, si no se realizó el procedimiento correctamente, no se obtendrán los resultados deseados.

Una vez que se haya llevado a cabo la planeación de la cirugía guiada, se podrá realizar el procedimiento. Si te interesa mejorar tu sonrisa, asesórate con profesionales, pues son quienes tienen la solución adecuada para ti.

La Cirugía guiada en implantología como solución a pacientes edéntulos

Se llama edentulismo a la condición de una persona que no tiene dientes u otras piezas dentales. Las personas que han perdido demasiadas piezas dentales pueden tener serios problemas en su calidad de vida. Uno de los tratamientos más efectivos para esta condición consiste en la colocación quirúrgica de implantes.

Si necesitas implantes dentales en Madrid, nosotros ofrecemos la opción de colocarlos con cirugía. A continuación, te explicamos más sobre este procedimiento.

¿En qué consiste?

En una cirugía mediante la cual se reemplazan las raíces de los dientes con pernos similares a tornillos y los dientes faltantes o dañados con piezas artificiales que simulan la apariencia y funcionalidad de los originales.

La forma en que se práctica depende del tipo de implante y del estado en que se encuentre la mandíbula. Existe la posibilidad de que se realicen varias cirugías para lograr el resultado deseado. Una vez terminado el procedimiento quirúrgico, el hueso deberá cicatrizar al rededor del implante.

Los implantes son de titanio y se colocan con el objetivo de que se fusionen con la mandíbula. De esta forma no se deslizarán, ni serán ruidosos o causarán daños en los huesos, a diferencia de los puentes o dentaduras postizas.

Riesgos

Todo procedimiento quirúrgico trae aparejados ciertos riesgos, sin embargo, es bastante inusual que haya problemas. En todo caso, la mayor parte de ellos son menores y se tratan con relativa facilidad. Entre los riesgos de este procedimiento podemos encontrar:

  • La infección de la zona donde se coloca el implante.
  • Lesiones o daños en áreas cercanas a donde se colocó el implante, como otros dientes, las encías o vasos sanguíneos.
  • Lesiones en nervios.
  • Problemas sinusales, resultado de haber alcanzado estas cavidades, con el instrumental o con los pernos.

En algunos casos, el metal y el hueso de la mandíbula no se fusionan lo suficiente, por lo que el implante no quedará fijo de forma correcta. Si esto llegara a pasar, se deberá retirar el implante, limpiar el hueso y esperar un plazo de tres meses para poder volver a intentar realizar la cirugía. Esta complicación suele asociarse con el consumo de tabaco.

No obstante, la mayoría de las cirugías guiadas para la colocación de implantes son exitosas.

Ten en cuenta que, incluso con un procedimiento exitoso, puede que experimentes alguna de las siguientes molestias:

  • Hinchazón en las encías y mejillas.
  • Moretones en la piel o en las encías.
  • Dolor en la mandíbula.
  • Un ligero sangrado.

En qué casos se recomienda

Este procedimiento se recomienda como alternativa para un paciente que no conserva las raíces naturales del diente, lo que no le permitirá utilizar dentaduras ni colocarse dientes artificiales con puentes.

Ningún dentista responsable extraería y sustituirá piezas dentales sanas o funcionales. Por eso una cirugía de implantes dentales se ofrecerá a pacientes que hayan perdido alguna pieza o a quienes se les deba extraer.

Por lo general, los implantes dentales podrían ser adecuados para ti siempre que cumplas con los siguientes requisitos:

  • Te falta una o más piezas dentales.
  • Te encuentras en la edad adulta.
  • Tus huesos no tienen ninguna patología que impida asegurar los implantes o colocar un injerto óseo.
  • Los tejidos de tu boca se encuentran sanos.
  • No quieres o no tienes algún impedimento para usar dentadura postiza.
  • No fumas tabaco.

Si te hacen falta piezas dentales o las que tienes se encuentran muy deterioradas, esta es una excelente opción para que puedas recuperar tu calidad de vida. Acude a tu especialista de la salud bucal, quien te dirá si eres candidato para este tratamiento o qué alternativas podrían seguir. Si te encuentras en Madrid o su zona metropolitana, acércate a implantes dentales las rozas.

Cirugía dental guiada: Conoce todas sus ventajas

La cirugía dental guiada, conocida también como la implantología guiada o asistida por ordenador (IAC), ha evolucionado en los últimos años, gracias a la combinación de tres elementos distintos: las técnicas de imagen, el desarrollo de la implantología moderna y la llegada de las tecnologías digitales. Analicemos esta innovadora técnica, aquí te explicamos sus ventajas.

¿Qué es la cirugía guiada?

Hace más de dos décadas, las primeras guías con soporte óseo se basaban en un procedimiento invasivo de colgajo. Unos años más tarde, se desarrolló una guía apoyada en la mucosa que distinguía entre los límites de volumen de los tejidos blandos y del hueso. Más recientemente, las guías quirúrgicas han experimentado un mayor desarrollo. Diseñados con modelos digitales de laboratorio, su última evolución se basa en el uso de una impresión óptica intraoral.

En la actualidad, la cirugía de implantes guiada es una técnica quirúrgica que consiste en colocar implantes dentales con la ayuda de una guía diseñada digitalmente. ¿Su principal objetivo? Para ayudar a un cirujano dental durante una operación a respetar las estructuras anatómicas del maxilar.

Con la ayuda de un software de planificación, la cirugía guiada permite superponer, de forma manual o automática, los datos clínicos del paciente, es decir, su archivo estereolitográfico y los datos radiológicos, que se encuentran en forma digital en los archivos DICOM creados durante los exámenes de imagen médica (Cone Beam o escáner). Este proceso, también conocido como «matching«, consiste en cotejar las superficies gingivales y dentales con los datos para establecer el intradós de la guía radiológica.

¿Cuáles son las ventajas de la cirugía de implantes guiada?

La proximidad a las raíces vecinas de los dientes sanos, el eje del implante dental, la prefabricación de la prótesis, los resultados protésicos…. no siempre es fácil actuar con precisión en estos aspectos, si nos basamos exclusivamente en los métodos convencionales. En este sentido, la cirugía guiada ha surgido como una mejora de los protocolos existentes para identificar de antemano los posibles obstáculos anatómicos.

Además, permite adecuar el eje de la futura prótesis dental al volumen óseo residual, a diferencia del protocolo convencional en el que el fresado se guía por la configuración del hueso en el lugar del implante.

Para ello, se utilizan varias herramientas digitales que reproducen las decisiones de planificación tomadas antes de la cirugía. Entre ellos se encuentran la cámara intraoral, las imágenes de haz cónico (CBCT) y el software CAD.

El resultado es que tanto el profesional como el paciente se benefician de la cirugía de implantes guiada en términos de comodidad, precisión, economía, ahorro de tiempo, trazabilidad y resultados postoperatorios mejor controlados. De hecho, la cirugía guiada reduce el riesgo de infección y de hemorragia durante la operación. También se reducen la inflamación y el dolor postoperatorios, lo que acelera el proceso de curación.

Gracias a esta planificación previa, el resultado se vuelve predecible, lo que proporciona a los profesionales una mejor visibilidad y les permite reproducir el resultado durante la siguiente cirugía oral. Además, se reduce el riesgo de improvisación durante la intervención, lo que también reduce el estrés y la carga mental del cirujano y le permite asegurar los gestos quirúrgicos teniendo en cuenta el contexto óseo.

Al permitir que los implantes dentales se coloquen con precisión en el hueso disponible, esta técnica tiene la ventaja de que permite limitar los injertos. Además, puede ser útil en algunos casos complejos para colocar implantes dentales que antes eran imposibles por limitaciones anatómicas.

Por último, tenemos que decirte que la cirugía dental guiada en implantes dentales las rozas puede mejorar la comunicación entre el profesional y su paciente, ayudándole a visualizar numerosas percepciones de casos clínicos para reforzar el vínculo de confianza. En este sentido, esta técnica innovadora podría tener una ventaja educativa en el futuro.

Implantes dentales sin cirugía

En la actualidad, los procesos dentales han ido en evolución. Es por eso que puedes hacerte algunas prótesis sin afectar la estética de tu dentadura ni tu salud bucal.

¿Los implantes dentales sin cirugía son posibles?

En implantes dentales las rozas se pueden hacer algunos postizos dentales sin necesidad de hacer una cirugía. Esto consiste en hacer una incisión pequeña de forma circular en la encía por el cual se introduce la prótesis. Sin embargo, este proceso no se puede llevar a cabo en todos los casos.

Casos en los que no se puede aplicar un implante dental sin cirugía

En implantes dentales en Madrid se colocan prótesis dentales en casi todos los casos. Pero, al profundizar un poco más el tema, existen situaciones en las que se imposibilita esta opción. Una de ellas es cuando se debe realizar un injerto de hueso. Esto se debe a que se atrofia el hueso maxilar y se hace necesario una pequeña reconstrucción de este.

Tampoco se puede llevar a cabo si hay que hacer una expansión de la cresta ósea. O si hay poca encía para soportar el implante sin cirugía.

La importancia de los implantes dentales

Cuando se pierde un diente, esto es sinónimo de la pérdida de huesos. Al tratarse de huesos dentales, afecta la estética de una buena sonrisa. Y, además, interviene negativamente en el proceso de masticación de los alimentos.

Por otro lado, la pérdida de un diente hace que se disminuye el volumen de masa ósea. Igualmente, se generan espacios no necesarios entre cada pieza dental y esto puede generar más pérdidas de otras piezas dentales.

Proceso de colocación del implante dental

  • Lo primero que el especialista hace es una revisión del caso y una planificación de lo que el paciente necesita. En esta parte del proceso, el dentista analiza el material en que se hará el implante.
  • Luego, debe analizar si el paciente necesita algún tipo de antibiótico, analgésico o antiinflamatorio.
  • Seguidamente, se hace la pequeña incisión y se coloca el implante. Todo esto acompañado de la mano de la alta tecnología.

¿Qué beneficios se obtienen con estos implantes?

  • Mejoran la calidad de vida, ya que permite disfrutar nuevamente de los alimentos. Con ellos no habrá necesidad de usar adhesivos de prótesis que suelen ser un poco incómodos. Y el cuidado de estos implantes es parecido al de los dientes naturales.
  • Aportan un mejor aspecto físico. Es decir, intervienen positivamente en la buena estética, porque ayudan a mantener el espacio de cada pieza dental.
  • La salud se verá notoriamente mejorada porque, al tener todos los dientes, el proceso de masticación es mejor.
  • Aumenta la autoestima, ya que previenen situaciones incómodas que se ocasionan por no poder tener una bella sonrisa.
  • Ocasionan menos traumatismos en los tejidos, porque solo se hace un pequeño hueco para colocar el implante.
  • La inflamación que se produce es mínima.
  • No ocasiona dolor, pues no hay necesidad de colocar puntos para cerrar la herida.
  • Se realiza en poco tiempo.
  • Se pueden colocar varios implantes dentales en una misma consulta.

Algunas contraindicaciones de los implantes dentales sin cirugía

  • Este tratamiento se debe realizar en clínicas dentales especializadas en implantes dentales.
  • Debe ser hecho por especialistas de alta reputación.
  • Los implantes deben ser de buena calidad.
  • Debe existir suficiente hueso y encía queratinizada que soporte el implante.

Sin duda alguna, este tipo de procesos es muy rápido de realizar y es la forma más sencilla de recuperar tu bella sonrisa. Además, permite que se mantenga el espacio de cada pieza dental para mejorar tu salud. Esto se debe a que favorece la buena masticación de los alimentos.

Que implantes dentales son mejores

Los implantes dentales en Madrid se han convertido en uno de los tratamientos más solicitados para sustituir una pieza dental que no se ha podido salvar. Antes de iniciar este tratamiento, hay que tener en cuenta los tipos de implantes y sus características, las cuales se diferencian de acuerdo a la necesidad de cada paciente.

¿Qué son implantes dentales?

Los implantes dentales son piezas metálicas muy pequeñas, pero resistentes, que son colocadas en el hueso maxilar para sustituir la raíz faltante. Estas permitirán darles soporte a los dientes que se colocarán en la superficie.

Características que debe tener un buen implante dental

Este tipo de procedimiento es una inversión importante para nuestra salud oral. Por ello, tienes que tomarte el tiempo de elegir la mejor opción que se adapte a ti. Las características más resaltantes deben ser:

  • Duradero y de calidad, no solo en lo referente a su configuración. Según la OMS, las piezas removibles duran entre 10 y 15 años. Esto indica que el implante debe durar mayor tiempo. Se sabe de casos con este tipo de tratamiento colocados hace 40 años.
  • Evitar la reabsorción o pérdida del hueso.
  • Proporcionar mayor comodidad, como si se tratara de un diente natural, con mejor masticación, sin modificar la fonación o el habla que es muy recurrente cuando se pierde una pieza dental.

Tipos de implantes

Los implantes varían de acuerdo a la técnica de colocación y las necesidades de los pacientes. Aquí te informamos los que existen en la actualidad.

De carga inmediata

Este tipo de implante se destaca porque no es necesario que se abra la encía por medio de una cirugía a fin de colocarlos. Se realiza el mismo día que se hace la extracción de la pieza natural. Puede ser colocado en pacientes que no hayan sufrido ningún tipo de infección y con buen volumen del hueso.

All on four o All on six

Si el paciente ha sufrido una pérdida completa o parcial de los dientes, se puede utilizar esta técnica para ofrecer una prótesis completa arcada o fija sobre 4 implantes o 6 implantes. Esto quiere decir, que no será necesario colocar un implante en cada uno de los orificios que haya tenido pérdida de la pieza dental, sino en 4 o 6 lugares estratégicos que servirán de base para toda la prótesis.

Removibles

Ideal para pacientes que tienen un volumen óseo menor (cuando ha pasado mucho tiempo desde que perdió la pieza dental). Se conoce también como sobre dentadura. Este tipo de prótesis se sostiene sobre implantes adheridos en la mucosa de la encía.

Subperiósticos

Se basan en estructuras de metal que se insertan entre el hueso maxilar y el tejido gingival. No es una técnica muy usada en la actualidad, pero se puede aplicar en pacientes que no posean una gran altura ósea.

Cigomáticos

Son implantes que se anclan en el hueso del pómulo. Tienen una longitud de entre 30 y 52 mm aproximadamente. Este tipo de técnica se aplica en pacientes que tienen atrofia maxilar o que presentan un hueso mandibular muy reducido. Esta condición imposibilita que se coloquen otro tipo de implantes.

Endo-óseos

Es una de las técnicas más utilizadas en la actualidad. Se colocan de forma quirúrgica en el hueso maxilar y, como tiene una estructura biocompatible, se une a la propia lámina del hueso, este proceso se conoce como osteointegración.

Forma de implantes

La estructura del implante puede ser de tres formas:

  • Laminada: Lámina de titanio perforado que permite el desarrollo del hueso.
  • Cilíndrica: Tiene dos perforaciones en la base para mayor estabilidad.
  • Tornillo: Es la estructura más empleada, facilita la osteointegración y colocación del implante.

En España puedes encontrar más de 200 marcas de implantes. Consulta con un especialista para saber cuál es la mejor opción para ti.

Qué comer después de colocarse unos implantes dentales

No hay duda de que los implantes dentales en Madrid han mejorado la calidad de vida de quienes los usan. Estos no solo se colocan con un fin estético, ya que también aumentan la autoestima del usuario. Pasan completamente desapercibidos y favorecen la función del habla y la masticación que beneficia nuestra digestión. Podemos sacar provecho de estos desde el primer día, sin embargo, muchas veces olvidamos los cuidados que debemos darles a la hora de comer.

¿Qué comer después de colocarse unos implantes dentales?

Puede que parezca que esta cirugía es un procedimiento sencillo, pero, a decir verdad, requiere de cuidados, los cuales incluyen la dieta líquida y fría que debes seguir después.

Recuerda, esta dieta te ayudará a aliviar el dolor y reducir la hinchazón en la zona donde se colocó el implante y así evitar infecciones.

Por eso, ten en cuenta todo aquello que puedes consumir en el periodo de recuperación:

  • Es esencial hidratarte, de preferencia con agua fría para reducir la inflamación.
  • Alimentos ricos en vitaminas A y C para ayudar a la cicatrización de la herida. Estos pueden ser brócoli, zanahoria, mango, fresas, melón o tomate.
  • Avena que aporta a la formación ósea y ayudará a tu recuperación.
  • Arándanos que actúan como un gran antiinflamatorio natural.
  • Jugos o batidos, recuerda que estos deben ir sin semillas ni frutos secos.
  • Tomar caldos que estén a temperatura ambiente porque se debe evitar el calor en la zona.
  • Pan de molde remojado.
  • Gelatina o flan, de preferencia helados.
  • Cremas de verduras.
  • Si tienes antojos de consumir carne, ten presente que esta debe estar preparada a la plancha para que la puedas deshilachar muy finamente y no masticarla, sino tragar de frente.
  • Consumir de preferencia solamente frutas blancas como plátanos o melón.
  • Puré de papas.
  • Consume únicamente carnes blancas. La más recomendable es la carne de pescado, pero recuerda sacar bien los huesos para no causar daños en tus encías y la zona donde te colocaron el implante.

No olvides que todo alimento debe estar preparado a modo de puré, en batidos o bien triturados.

¿Después de cuántos días puedo volver a mi dieta normal?

El tiempo ideal para retomar con tu dieta normal es de 10 a 15 días, porque se debe esperar a que la herida de la encía ya esté cerrada y tu cuerpo haya aceptado a este nuevo cuerpo extraño.

Más cuidados y recomendaciones

  • Durante los primeros días después del procedimiento, no mastiques con la zona en donde te colocaron el nuevo implante para evitar mayor irritación, inflamación o infección.
  • De preferencia, todos tus alimentos y bebidas deben ser fríos y siempre frescos.
  • Evita los alimentos picantes.
  • Estrictamente, debes de tener dieta blanda, al menos los primeros 10 días.
  • Coloca hielo en la zona del implante en las primeras 48 horas.
  • Sigue las recomendaciones y toma la medicación que te indicó tu dentista para evitar infecciones.
  • Continúa con tu limpieza bucal normal, pero ten en cuenta que, en la zona en que te pusieron el implante, debes pasar el cepillo de forma más suave y delicada para evitar desprender los puntos.
  • Evita los cigarrillos y el alcohol durante los primeros días después del procedimiento dental.
  • Enjuaga tu boca con agua y sal.
  • No pases la lengua por la zona en donde tienes el nuevo implante y no choques los dientes con fuerza.

No olvides que debes comer en tus mismos horarios de siempre sin saltar comidas, por el hecho de que esto te ayudará a recuperarte más rápido.

Encuentra mayor asesoría y atención personalizada en dentista Las Rozas para mejorar tu salud bucal. Contamos con especialistas que te darán las mejores recomendaciones para que luzcas una sonrisa hermosa y saludable.

Sensibilidad al calor y el frio en los dientes

La sensibilidad dental es un problema más frecuente de lo que pudiese parecer, encontrándose su incidencia entre el 9 % y en 30 % de la población adulta. Te invitamos a leer más información respecto a este tema que afecta tan sensiblemente la calidad de vida de quien lo padece, de la mano de un profesional dentista en Las Rozas, con larga trayectoria en el tratamiento de esta condición desde su clínica dental en Las Rozas.

¿Qué causa la sensibilidad dental?

La causa principal de la hipersensibilidad es la erosión del esmalte dentario, lo cual expone la dentina al contacto con sustancias durante la ingesta de alimentos y bebidas. La dentina es la capa que recubre el centro del diente y está compuesta por tejido vivo y pequeños túneles que conducen hacia los nervios propios de cada pieza dental, por lo que el contacto con algunos elementos como bebidas calientes o frías produce una interacción con el tejido neurológico altamente sensible, y esto se traduce en una sensación aguda, generalmente punzante, de dolor que puede ser moderado o intenso.

Son muchas las acciones que pueden llevar a un aumento patológico de la sensibilidad dental, encontrándose entre las más comunes:

  • Retracción de las encías debido al envejecimiento, algunas enfermedades, o a técnicas inadecuadas de cepillado.
  • Consumo de bebidas ácidas, las cuales promueven la erosión del esmalte. Entre las más comunes se mencionan las bebidas carbonatadas.
  • El uso de crema dental muy abrasiva, la cual afecte el esmalte y disminuya su espesor.
  • Cepillado excesivo de los dientes. Se considera que cepillarse los dientes más de tres veces al día puede desgastar el esmalte y promover fenómenos de hipersensibilidad.
  • Dientes rotos o astillados. Las grietas o la ruptura del diente pueden exponer la dentina sin necesidad de erosionar el esmalte.
  • Rechinar los dientes.
  • Métodos de blanqueamiento dental. Durante el blanqueamiento se utilizan sustancias abrasivas capaces de dañar el esmalte y promover la hipersensibilidad si se realizan de forma inadecuada o excesivamente frecuente.

¿Qué puedo hacer si tengo hipersensibilidad en los dientes?

La hipersensibilidad dental es un fenómeno bastante frecuente y que puede ser causado por múltiples causas, como ya se mencionó anteriormente, pero hay maneras sencillas que permiten aliviar los síntomas de dolor e incluso tratar algunas causas de esta condición. Entre las estrategias que se pueden realizar en casa se encuentran:

  • Elegir cepillo dental de calidad y con cerdas suaves.
  • Emplear técnicas adecuadas de cepillado para evitar la retracción de las encías o el desgaste del esmalte.
  • Usar una crema dental especialmente diseñada para ayudar a disminuir la sensibilidad de los dientes.

Además de esto, acudir con un profesional de la odontología puede ser de gran ayuda para ti, ya que este podrá realizar procedimientos como:

  • Aplicación de fluoruro. El dentista puede aplicar esta sustancia sobre la superficie de los dientes para fortalecer el esmalte y reducir así la exposición de la dentina.
  • Aplicar resina adhesiva en las superficies radiculares expuestas, esto es especialmente útil en algunos casos causados por la retracción de encías.
  • Injerto quirúrgico de encías. En algunos casos de sensibilidad por reducción de encías, es posible retirar tejido gingival de otras áreas de la boca e injertarlo para proteger las raíces expuestas.
  • Tratamiento de conducto radicular. En casos de dolor intenso en los que otras estrategias no han sido efectivas, un profesional de la odontología te podría recomendar esta estrategia en la cual se trata la parte central blanda del diente. Se considera una de las técnicas más efectivas para tratar definitivamente casos severos de hipersensibilidad.

La hipersensibilidad dental es un problema de salud bucal importante, y aunque existen algunas formas para mejorar esta situación en casa, lo mejor es que acudas con un profesional para recibir la asesoría necesaria y discutir las mejores alternativas disponibles.

Dolor por los implantes dentales, ¿hasta qué punto es normal?

El dolor por los implantes dentales es relativamente normal, aunque es preciso tener en cuenta que, por tratarse de una microcirugía que no es muy invasiva, ese dolor no debería ser fuerte. A lo sumo, debe tratarse de una molestia de menor intensidad que puede ser aliviada con analgésicos.

Las molestias normales en el postoperatorio de los implantes dentales

Durante y después de la colocación de un implante no se suele experimentar dolor. Ello es gracias a que, con el uso de un microscopio, las heridas causadas son realmente mínimas. De todas maneras, te debes percatar de la prevención y síntomas del rechazo a los implantes. Podrías experimentar molestias muy leves que suelen durar uno o dos días. Esto es lo que sucede con los implantes dentales en Madrid y en todas partes.

Casos en los que se podría considerar normal el dolor tras un implante

Obviamente, no es lo mismo colocar un solo implante que hacerlo con dos o más.

  • En este último caso, es mucho más probable que sientas una molestia casi imperceptible o, a lo sumo, un dolor muy ligero que, más bien, podría tener causas psicológicas. Así lo podría certificar cualquier dentista en el municipio de Las Rozas que sea calificado.
  • Si eres muy nervioso y ansioso o, bien, si tienes un bajo umbral del dolor, las molestias se podrían incrementar. Sin embargo, estas no tienen causas derivadas de la cirugía.
  • Cuando no has tenido una experiencia previa del dolor proveniente de los típicos procedimientos dentales, es normal que experimentes algunas molestias ligeras. Aunque, reiteramos, que el dolor a causa de los implantes no es normal.
  • Si tienes infecciones activas, pueden aparecer algunas molestias que, por cierto, son algo incómodas, pero que están lejos de asemejarse al dolor, según los expertos en implantes dentales en la capital española. El profesional decidirá si, antes de iniciar el implante mismo, interviene la infección.
  • En caso de que la microcirugía se esté demorando más de lo estimado, podría aparecer un dolor mínimo, porque se puede presentar una disminución del efecto analgésico. Pero, un buen dentista en la localidad de Las Rozas tiene los recursos necesarios para contrarrestar esta situación, por ejemplo, sedándote.

Los dolores anormales provenientes de los implantes dentales

Los dolores que son anormales durante y después de la colocación de un implante, son los siguientes:

– Puede aparecer una ligera inflamación que podría generar algún dolor no muy intenso. Por ello, el profesional debe conocer, a priori, la importancia en la calidad de un implante dental. Estas inflamaciones suelen disminuir con la aplicación de frío en la parte exterior de tu cara y en la zona del implante.

– Si la inflamación genera molestias considerables, un analgésico o, bien, un antiinflamatorio debería ser suficiente para hacerlas desaparecer. Si no sucede así, consulta al profesional, porque no se trataría de una situación normal, dado que este dolor es bastante inusual.

– Si aparece una hemorragia con dolor, recurre al especialista en Madrid. La hemorragia puede considerarse normal, durante las 48 o 72 horas posteriores al implante. Pero, si esta no se detiene y, además, genera dolor, es imprescindible consultar.

– Cuando aparece la fiebre, debes tomar el medicamento que te haya recetado, preventivamente, el profesional. Si no desaparece, deberías contactarlo a él o a otro dentista en Las Rozas.

– Si tienes un dolor insoportable, si el implante se mueve, si se retrae la encía ubicada a su alrededor o esta presenta un color blanco o amarillento, debes consultar.

Concluyendo, los implantes dentales no suelen ser causas de dolores. Pero, si estos aparecen, debes consultar con tu especialista inmediatamente para evitar que el posible daño se incremente.

Conoce todos los detalles sobre un curetaje dental

El curetaje dental es un procedimiento odontológico que suele confundirse con una limpieza dental. Aunque puedan ser parecidos, existen ciertas diferencias entre ambos tratamientos, si bien cumple los mismos objetivos. Las enfermedades periodontales son un problema que aquejan la salud de cualquier persona con malos hábitos de higiene dental.

Estas patologías, junto con la gingivitis, suelen ser condiciones muy comunes e igualmente dolorosas. Ambas se caracterizan por la inflamación y la sensibilidad en las encías. Desde nuestra Clínica dental Las Rozas te explicaremos con más detalle de qué se trata el curetaje bucal o dental, cuando hay que practicarlo y en qué consiste el procedimiento.

Qué es el curetaje odontológico

Este es un tratamiento dental cuyo fin es el de eliminar el sarro en las encías y los dientes. Aunque su objetivo sea similar a una limpieza rutinaria, el curetaje solo se sugiere cuando existe un problema periodontal agravado. También es clave para remover el exceso de la placa bacteriana, evitando de igual manera una complicación de la salud.

El alisado y raspado radicular se aplica en este procedimiento odontológico debido a que el sarro y la placa bacteriana pueden adherirse a la base de los dientes, pudiendo afectar a la raíz de los mismos.

Si posees unas buenas prácticas de higiene dental, es poco probable que tengas que someterte a un curetaje. Aunque así sea, recuerda visitar con frecuencia a un especialista para prevenir cualquier complicación futura.

Cómo se realiza un curetaje

Las curetas son las herramientas necesarias en este procedimiento. Son similares a unos ganchos. Antes de iniciar este tratamiento, es necesario realizar una limpieza rutinaria para eliminar la capa bacteriana de las piezas dentales.

Una vez se completa la higiene, el curetaje de las encías da inicio. Este tipo de procedimiento se realiza con una mayor profundidad si se compara con la limpieza. Dependiendo del estado de infección o el avance del sarro, es posible que se aplique anestesia local, detalle que es importante tener en mente.

El proceso puede dividirse en dos sesiones: una para analizar el estado y realizar un curetaje en las encías. La otra sesión será necesaria para el alisado y raspado radicular o en la base de los dientes, que resulta lo mismo. En los casos más agravados, pueden precisarse una mayor cantidad de sesiones. Esto dependerá completamente del diagnóstico de tu profesional de confianza.

Qué efectos tiene el curetaje

Al tratarse de un tratamiento más invasivo que de costumbre, el curetaje puede traerte algunos episodios leves de sensibilidad. Las bebidas o los alimentos pueden incomodarte por su temperatura, si están frío o calientes. Un pequeño sangrado puede aparecer, pero el tiempo de recuperación es bastante corto.

Así puedes saber si necesitas un curetaje

Si te preguntas cuándo es considerado necesario realizar este procedimiento, debes saber que solo un especialista lo sabrá con seguridad. Esto debido a que la mayoría de las condiciones periodontales son asintomáticas, pudiendo percibirse solo en estados avanzados de la enfermedad que sea.

Con todo, los siguientes pueden ser algunos síntomas por los que tu odontólogo consideraría un curetaje:

  • Gingivitis muy avanzada.
  • Aparición de bolsas periodontales o bolsas entre los dientes y la encía.
  • Retiro o retroceso de la encía.
  • Desplazamiento de las piezas dentales.
  • Aparición de inflamación y enrojecimiento en las encías.
  • Sangrado constante al lavarse los dientes.

En el peor de los casos, cuando un padecimiento periodontal es muy avanzado, la pérdida de un diente también puede ser motivo para el curetaje.

Conclusión

El curetaje es una técnica más invasiva, que solo se aplica cuando la condición periodontal se agrava. Aunque es un procedimiento correctivo, puede prevenirse con una buena higiene dental y limpiezas rutinarias.

También te puede interesar:  Beneficios del uso del láser en la periodoncia y endodoncia

Qué es la anquilosis dental y cómo se diagnostica

La anquilosis dental es un padecimiento en el que la estructura dental se ve alterada por lo que la alineación de los dientes o su desarrollo se ven obstaculizados. Esto se debe a que el ligamento periodontal se destruye y la raíz del diente automáticamente se une al hueso, razón por la que muchos asocian el retraso en la salida de los dientes en niños.

¿Qué ocasiona la anquilosis dental?

Realmente son diversas las causas por las que una persona lo puede padecer, teniendo en cuenta que cuando existen infecciones bucales hay muchas posibilidades de que se deteriore el hueso de la mandíbula y el diente se desgaste. También se da debido a la existencia del funcionamiento irregular en el metabolismo óseo-mineral. En otros casos se debe al factor hereditario que determina genéticamente algunos de los padecimientos de generación a generación, debido a la influencia de los genes. Así mismo, la presión inconsciente de la lengua sobre los dientes poco a poco los saca de su lugar y altera la formación normal.

Por otro lado, cuando se forman espacios entre las membranas que rodean el diente se afecta la base y a su vez el crecimiento normal se ralentiza.

También te puede interesar: ¿Cómo evitar que mi bebé se chupe el dedo?

¿Cuáles son sus síntomas?

Normalmente, la sintomatología no se percibe fácilmente, muchas veces se considera que la desorientación dental a temprana edad se va corrigiendo poco a poco y no se le presta demasiada atención. Es por eso que periódicamente se recomienda realizar la visita al odontólogo quien mediante aparatos y visualizaciones más profundas logra un diagnóstico fácilmente. Es ahí donde se podrán percibir:

  • Que el diente en cuestión se encuentra en una vista oculta, en comparación con el diente vecino.
  • Un bloqueo dental, debido a la fusión del hueso maxilar con los dientes primarios y permanentes.
  • Una ligera desalineación entre la dentadura superior e inferior.

Todos estos aspectos son indicios o señales de que es momento de iniciar un tratamiento según el diagnóstico final del odontólogo.

¿Qué consecuencias puede tener?

Cómo está patología se deriva de una serie de alteraciones en las piezas dentales, quien la padece pasa por un retraso muy visible que afecta el desarrollo normal de la dentadura. Para muchas personas es una condición que provoca continuas molestias en el área de la mordida y en el hueso alveolar. Basándonos en que el diente no erupciona correctamente, el consumo frecuente de alimentos se dificulta y la persona sufre. Además, al no encontrar un respaldo los dientes se inclinan hacia el espacio que ha quedado en el área afectada y se tuercen con el tiempo. Por lo tanto, un diagnóstico a temprana edad permite actuar pronto e iniciar un tratamiento.

¿Cuál es el tratamiento más óptimo?

Partiendo desde el hecho de que la anquilosis dental puede llegar a afectar desde los dientes de leche hasta los definitivos, impidiendo que el ciclo normal de desarrollo se estanque; la realización de una radiografía permitirá ver como se encuentra la raíz y cuanto daño ha causado.

Cuando no existe diente de sustitución se procede con la extracción, por lo que va a quedar un espacio donde se sitúa un implante. Por otro lado, si esto ha afectado un diente definitivo y ya se encuentra en una etapa adulta se recomienda efectuar una ortodoncia, de manera que se pueda inducir a una buena alineación dental. La odontopediatría recomienda que si la pieza afectada es un diente de leche preferiblemente se extrae para que el siguiente se pueda ubicar correctamente en la anterior posición y este crezca en buen nivel.

En la clínica dental Las Rozas es posible iniciar un tratamiento específico para mejorar la salud y corregir problemas a tiempo.