Dr. David de Paz Rueda, Autor en Zendental

SOLICITA TU CITA


Encía inflamada alrededor del implante dental ¿Cuáles son las causas?

Un procedimiento dental puede ser atemorizante, sin embargo, con la información correcta y siguiendo los cuidados debidos de alimentación e higiene, tener implantes dentales  no será un problema para tu salud bucal para tu encías.

Causas de inflamación en un implante dental

El cuidado de la encía tras colocar un implante dental es fundamental y es que el procedimiento consiste en incrustar un tornillo de titanio, que va en el hueso de la mandíbula, así que es natural que exista inflamación el primer día del procedimiento, pero ¿qué no es normal?

Mucositis periimplantaria

Es un proceso inflamatorio que se genera alrededor de los tejidos blandos que rodean al implante, se denomina en la odontología como la gingivitis de los implantes y, si no se trata, puede llegar a provocar la pérdida del hueso y el fracaso del implante. 

Los dentistas deberán revisar el estado de la inflamación y, entre los procedimientos para controlarlo, resalta la eliminación de la placa acumulada, con un raspado y limpieza de la zona. No obstante, la duración del tratamiento dependerá de la evolución del paciente.

Es importante que luego implantar la pieza dental se pueda hacer revisiones periódicas del odontólogo para conservar en buen estado los tejidos alrededor del implante. La mayoría de los implantes dentales en Madrid son exitosos, según la Sociedad Española de Periodoncia, donde 8 de cada 10 pacientes que fueron sometidos a tratamientos con implantes dentales pueden padecer de mucositis. 

Periimplantitis

Cuando la mucositis no se cuida, esta se convierte en una periimplantitis, que se forma debido a la acumulación de placa bacteriana y la inestabilidad del hueso; allí se afectan los tejidos blancos y duros. La higiene es fundamental, pues los restos de comida sobre las encías favorecen la aparición de bacterias que dañan las encías.

Ya que si la placa bacteriana llega a afectar gravemente la salud bucodental en este avance a la periimplantitis, entonces es necesario una intervención quirúrgica para reconstruir la zona afectada y limpiar la pieza dental.

¿Qué comer tras un implante dental?

Como todo procedimiento dental, es necesario estar atento a los cuidados y la alimentación es realmente importante para lograr el éxito después de la cirugía de un implante dental. Los odontólogos recomiendan mantener una dieta blanda. Estas son las 5 recomendaciones.

  1. Comer helado: Después de un cirugía buco dental es ideal comer helados y batidos fríos, pues este es beneficioso para la vasoconstricción, lo cual disminuye la inflamación y el sangrado.
  2. Evitar ácidos: Las bebidas ácidas, como limonadas o jugos cítricos en general, podrían irritar la herida y no son nada convenientes después de una cirugía en la boca.
  3. Comidas blandas: Durante los primeros días es ideal consumir cremas de verduras, sopas y caldos, no recomendable que tengan otros elementos duros que puedan causar daño o lastimar el implante.
  4. Evitar granos: Mientras no esté del todo cicatrizada la herida, no es recomendable consumir granos, ya que dejan restos de piel, que son difíciles de cepillar y que pueden contaminar la encía si se quedan allí.
  5. No fumar: Los odontólogos prohíben el consumo de tabaco y bebidas alcohólicas. El consumo de ambos puede aumentar considerablemente el riesgo de infecciones y retrasa visiblemente la cicatrización de la zona tratada.

Es importante mantener una dieta blanda mientras se tengan puntos en la encía. Usualmente, la alimentación es fundamental para sanar y evitar lastimarse al masticar. Poco a poco se podrá ir incorporando alimentos más sólidos, pero masticando por el lado contrario.

En caso de tener dudas sobre el procedimiento dental, será idóneo buscar la información con los profesionales adecuados que podrán resolver tus preguntas según sea el caso.

 

También te puede interesar: ¿Debo acudir al dentista si siento la boca seca?

Carillas dentales, ¿de composite o de porcelana?

Las carillas dentales son un tratamiento en la ondontología estética que permite mejorar el aspecto de nuestros dientes con relación al color, forma, posición y textura. Estas garantizan una hermosa sonrisa en poco tiempo. Te invitamos a conocer otros detalles para elegir de composite o de porcelana.

Beneficios de usar carillas de composite o de porcelana

En general, se aplica este procedimiento en la odontología para adultos, pero también se puede realizar en los jóvenes y niños. Vamos a analizar los beneficios de usar las carillas, el tipo de material para su preparación y las diferencias entre ellas.

Estas delgadas placas dentales están indicadas para personas que tienen dientes apiñados, con fracturas o astillas. También para los que los tienen mal posicionados y desean tener una mejor apariencia dental.

Además, es conveniente para aquellos que tienen problemas como bruxismo u otro tipo de desgaste debido a trastornos como anorexia o bulimia, en donde existe deterioro del esmalte del diente.

Entre los beneficios de este procedimiento podemos destacar:

  • Es poco invasivo, pues no hay que modificar por entero la estructura original del diente.
  • Es duradero y resistente.
  • Refleja una apariencia natural.
  • En algunos casos se pueden retirar.
  • Es indoloro.
  • Es un tratamiento muy simple sin riesgos de alergias al tejido de las encías.

¿Carillas de composite o porcelana?

Las carillas de composite son hechas de un material de resina sintético, el cual es muy parecido al usado para los empastes dentales, pero son más resistentes.

Son ideales para restaurar pequeños defectos o solo una pieza dental, aunque se pueden usar para reformar la dentadura en su totalidad.

Además, es perfecta para usar en el tratamiento de los jóvenes, ya que ellos están en proceso de desarrollo y pueden sufrir cambios en la dentadura. Como el composite no es permanente, las placas se pueden retirar y modificar.

Por otro lado, las carillas de porcelana, tal como su nombre lo indica, están hechas de una fina capa de porcelana y su fabricación es efectuada en un laboratorio.

Este tipo de material es más resistente y de mayor durabilidad. El procedimiento que se hace con este componente es permanente, por lo que, con los cuidados requeridos, mantendrás una sonrisa hermosa por muchos años.

También te puede interesar: Consejos para cuidar tus carillas dentales

Diferencias entre el composite y la porcelana

Es importante que el paciente esté familiarizado con los procedimientos y las opciones que tiene disponible antes de tomar una decisión. Por eso, mencionaremos cuatro diferencias entre las carillas de composite y las de porcelana.

  1. Durabilidad

  • El composite es un material resistente, pero no es duradero. Las láminas que se usan con este material pueden durar de dos a cinco años.
  • La porcelana tiene mayor durabilidad. Las carillas hechas con este material pueden durar de 15 a 20 años, ya que son más resistentes a la abrasión.
  1. Fabricación

  • El material de composite se moldea directamente sobre el diente, por lo que no hay que rebajar el grosor de la pieza dental. Solo se requiere de una sesión.
  • Para las de porcelana, primero se rebaja el grosor del diente y luego se toman las medidas que servirán de molde para la fabricación en el laboratorio. Después, se colocan las láminas, por lo general, en dos sesiones.
  1. Material

  • El composite es un material poroso, con el tiempo pierde brillo y luminosidad. También requiere mayor cuidado en cuanto al consumo de algunos alimentos que causan manchas.
  • La porcelana es más resistente, pero requiere de cuidados. Mantiene el brillo y el color, aunque se consuman alimentos como café, vino u otros.
  1. Coste

Las carillas de porcelana por ser más duraderas, resistentes y con mejores resultados estéticos son más costosas que las de composite.

Ambas opciones son excelentes, pues se obtienen resultados satisfactorios. Dependerá mucho de las necesidades del paciente para usar un tratamiento u otro. Sin embargo, en los dos casos se te garantiza una sonrisa perfecta.

 

Consejos para cuidar tus carillas dentales

 

Las carillas dentales son un método práctico que ayuda a mejorar tu apariencia y no hay nada más atractivo que tener y proyectar una sonrisa perfecta.

Estas finas láminas corrigen de manera inmediata el aspecto de las piezas dentales. Si les damos el mantenimiento apropiado, pueden durar muchos años. Hablemos de 10 consejos que te ayudarán a cuidar tus carillas dentales.

1. Cepillarse después de cada comida

Esta recomendación es la primera en la lista y es la más importante pues no solo cuidará tus carillas sino también tu salud bucal.

Debes recordar realizar de manera correcta la técnica de cepillado, haciéndolo en forma de barrido y no en forma circular para no dañar el sellado marginal que hay entre la pieza bucal y la carilla. Así no se acumulará placa bacteriana.

2. Higiene dental

La higiene dental incluye no solo el cepillarse los dientes de manera regular, sino también hacer uso del hilo dental para sacar restos acumulados de comida que quedan entre las piezas y que el cepillo no alcanza. No te olvides del enjuague bucal.

Evita enjuagues bucales o pasta de dientes que contengan colorantes, para así evitar el desgate de la carilla o pérdida del brillo.

No olvides visitar a tu odontólogo, al menos una vez al año, para que recibas una limpieza profesional profunda de todas tus piezas dentales.

3. Limitar consumo de alimentos con coloración

Esto no significa que no debas comerlos nunca. Solo limita el consumo de ellos para que tus carillas duren por más tiempo.

Consumir café, refrescos oscuros, vino tinto, curry o salsa de soja hace que los dientes se tiñan y puede hacer lo mismo con las carillas que están hechas de composite.

Las que están hecha de porcelana no se manchan, por lo que no tendrás inconvenientes con este material. Sin embargo, tus piezas dentales sí se mancharán y eventualmente tendrás que realizar un blanqueamiento profesional.

4. Limitar el consumo de alimentos pegajosos o duros

Alimentos duros o pegajosos como turrones duros, chicles, hielo, zanahorias crudas pueden hacer que las carillas se rompan o que se despeguen. No significa que no puedas comer algunos, pero mejor es picarlos en trozos y masticar. Eso cuidará la integridad de las piezas.

5. Evitar el hábito de fumar

No solo mancha tus dientes naturales, también puede teñir las carillas si están hechas de composite. Aunque las que están hechas de porcelana no se mancharán si fumas, este hábito si puede afectar su salud bucal.

6. No usar tus dientes como herramientas

No usar los dientes para destapar cosas o romper determinados objetos, tales como abrir botellas, romper cáscaras, embalajes, etc.

7. No morder objetos

No morder objetos como bolígrafos o morderse las uñas. Estas manías dañan tus piezas naturales y también las carillas.

8. No apretar los dientes

Las personas que sufren de bruxismo aprietan los dientes de manera inconsciente cuando están durmiendo o cuando están bajo mucho estrés. Para ellos se recomienda el uso de una férula de descarga, así aliviará la tensión en la mandíbula.

9. Usar protector bucal

Las personas que practican deportes de contacto exponen las carillas y las piezas naturales a posibles fracturas. Se recomienda usar protectores para evitar daños.

10. Realizar mantenimiento

Las carillas de porcelana no necesitan mantenimiento regular, pero las que están hechas de composite sí. Visitar a un especialista para que revise el estado de todas ellas y hacer mantenimiento en caso de ser necesario. Por lo menos una vez al año.

Las carillas de porcelana pueden durar hasta 15 años, mientras que las que son hechas de composite tienen una duración de 5 años.

Mantén tu sonrisa perfecta por más tiempo con estos cuidados sencillos y luce una apariencia como la de los famosos.

También te puede interesar: Tipos de traumatismos dentales en niños y adolescentes

 

De qué se trata el blanqueamiento zoom

Mantener una buena higiene bucal y tener una dentadura sana, para lograr una sonrisa armoniosa y hermosamente brillante, se encuentra entre los cambios estéticos más deseados para hombres y mujeres de cualquier edad, actuales y modernos, que buscan verse aún más atractivos. Y es que una sonrisa bella ilumina el rostro y es sin duda reflejo de cuidado y amor propio. ¿Cómo conseguir la sonrisa de tus sueños? Entre los grandes aliados a destacar se encuentra el aplicarse un aclaramiento dental  y, en este campo, uno de los más innovadoras es el blanqueamiento zoom.

Expliquemos de qué se trata este innovador procedimiento: Blanqueamiento zoom

Esta nueva técnica que busca mejorar el color de nuestra dentadura, maltratada ya por el paso del tiempo, por el consumo de alimentos corrosivos, por ciertos medicamentos, o por una mala higiene, por ejemplo, es uno de los procedimientos dentales más modernos para emblanquecer nuestra dentadura de forma segura, fácil y rápida. Se trata de un procedimiento profesional que requiere de la actuación de especialistas para lograr resultados óptimos. Entre sus beneficios, destacan:

  1. Aclaración dental de varios tonalidades.
  2. Rapidez. Una sola cita es más que suficiente para disfrutar de resultados inmediatos.
  3. Es un procedimiento garantizado y seguro
  4. El tiempo máximo de duración de la cita es de aproximadamente 45 minutos.
  5. No es un procedimiento doloroso ni causa daño a los dientes aunque en algunos casos puede ocasionar sensibilidad dental de manera temporal.

¿Cuáles son los pasos a seguir?

  • Lo básico es asistir con un especialista garantizado. La seguridad, la asepsia y las buenas prácticas son vitales para todo lo que tiene que ver con nuestra salud y bienestar. Asegúrate de realizarte esta técnica en un lugar adecuado.
  • Una vez seleccionado el sitio ideal, lo primero que hará el especialista calificado será cubrir labios y encías, dejando libres solo los dientes para trabajar y así evitar maltratar el entorno sin necesidad.
  • Superado este paso, se aplica sobre los dientes el gel zoom, especialmente formulado para blanquecer los dientes.
  • Cuando el gel ya se ha aplicado, la dentadura se expone a una lámpara especialmente desarrollada para este procedimiento, la lámpara zoom.
  • La lámpara y el gel, bajo la supervisión del especialista, conjuntamente van actuando para limpiar y aclarar la superficie dental y de este modo devolverle su brillo y aspecto perdido.
  • Con este tratamiento, cuya lámpara emplea luz LED patentada que acelera el blanqueamiento, se puede lograr el aclaramiento de hasta 8 tonos en una única sesión de 45 minutos.

¿Increíble verdad?

Hablemos de los cuidados luego del tratamiento

Para lograr mayor durabilidad de los resultados, después de someterte a este procedimiento estético, deberás evitar consumir, al menos durante las 48 horas posteriores a su aplicación, los siguientes alimentos, bebidas y condimentos, entre otros:

  • Alimentos y bebidas oscuras (café, refrescos, vinos, etc).
  • Condimentos y alimentos pardos o fuertes como salsa de soya, curry, pimentón, ketchup, por ejemplo.
  • Frutas ácidas, colorantes comestibles o dulces.
  • También se recomienda evitar bebidas con mucha o poca temperatura pues la dentadura queda un poco sensible (Frías o calientes)
  • Por supuesto, es imprescindible mantener una buena higiene bucal que incluye lavarse los dientes luego de cada comida.

No lo pienses más, es hora de darle a tus dientes la coloración óptima que merecen… ¡Ahora es el momento de lucir esa maravillosa sonrisa con la que tanto haz soñado!. Esperamos que todos los beneficios de los que ya te hemos hablamos te sirvan para que decidas hacerte un blanqueamiento zoom  cuides tu nuevos dientes blancos.

También te puede interesar: Tips para conservar por más tiempo los retenedores dentales

Diferencias entre implantes dentales y puentes dentales. ¿Cuál es mejor?

Cuando se sufre la pérdida de una o varias piezas dentales, existen distintas alternativas para reponerlas. En la odontología restauradora se manejan dos opciones principales: los implantes dentales y los puentes dentales.

Si quieres conocer más acerca de estas opciones, sigue leyendo.

¿Cuál es el funcionamiento del puente dental y el implante dental?

Entonces, cuál es la mejor opción ¿implantes o puentes? Esta es una duda frecuente entre los pacientes, que se tiene en vista de desconocer el funcionamiento de cada opción.

¡Vamos a ello!

Puente dental

El puente dental consiste en una estructura compuesta de un conjunto de coronas que simulan la forma de varios dientes.

El puente se fija con un cemento dental sobre las piezas adyacentes ya existentes que tenga el paciente.

Par realizar la fijación del puente, se requiere hacer un tallado de los dientes adyacentes, para que la corona se coloque sobre ellos.

Por esta razón, se reduce considerablemente el tamaño de estos dientes, a los que se les denomina pilares.

Ya que la estructura lleva cemento dental, queda permanentemente fijada a los dientes, por lo que se le suele llamar puente fijo. Este solo podrá ser retirado por un dentista.

¿Y cuánto dura un puente dental? Un puente tiene una duración de entre 10 y 15 años. La correcta higiene bucal es necesaria para el buen mantenimiento del puente, así como algunos cuidados específicos.

Por ello, si se opta por este procedimiento, se recomienda no consumir alimentos duros o morder hielo.

Implante dental

El implante dental consiste en un tornillo de titanio insertado en el hueso de la mandíbula del paciente.

Una de las principales diferencias entre el implante respecto al puente es que esta opción reemplaza la raíz de la pieza dental. Gracia a ello, el hueso no se ve afectado.

Posteriormente, se coloca una corona dental de metal porcelana o zirconio. Con esto se le da toda la funcionalidad y estética a las piezas involucradas en el procedimiento.

En este proceso no es necesario tallar los dientes, puesto que el implante se coloca a través de un orificio vacío, que no requiere del apoyo de los dientes vecinos.

¿Y qué hay de la duración de este procedimiento? Un implante dental puede tener una duración de hasta 35 años. Recientes estudios aseguran que el 80 % de los pacientes con implantes han superado los 20 años con un buen estado de sus implantes.

¿Qué opción debería elegir?

Si se habla de manera general siempre será más recomendable el implante dental que el puente.

Esto se debe a que es la mejor opción para conservar una ideal salud bucal, ya que el resultado final es lo más cercano a lo que sería un diente natural.

Además, el implante es más duradero y no requiere que se dañen los dientes vecinos.

En el caso del puente, se corre el riesgo de que, si se desea quitar el puente para colocar implantes o por otra razón, los dientes tallados quedarán inservibles.

Otra desventaja del puente es que su funcionamiento depende de los dientes vecinos, por lo que, si no se tiene la correcta higiene, pueden presentar caries u otros problemas y afectar al puente.

Por otra parte, toma en cuenta que, gracias a los avances tecnológicos, la colocación de implantes es un proceso sin grandes molestias.

Por ello, considera que un implante dental no es un gasto, sino una inversión para tu calidad de vida y bienestar personal.

Sin embargo, la decisión final depende de cada caso y las necesidades y deseos de cada paciente.

Ahora que ya conoces la función de cada opción, es recomendable que vayas con especialistas capacitados en implantes dentales en Madrid.

También te puede interesar: Blanqueamiento zoom: ideal para emblanquecer tus dientes 

 

¿Qué son las manchas negras en los dientes? ¿Cómo tratarlas?

Los profesionales de la odontología se encargan de brindar a los pacientes la oportunidad de eliminar de manera definitiva las manchas negras en los dientes para que puedan gozar de una excelente higiene dental y bucal, así exhibir una hermosa sonrisa.

Manchas negras en la dentadura

Todos queremos tener una sonrisa que capte la atención de las otras personas con las que conversamos, sin embargo, algunas veces nos cohibimos de sonreír porque tenemos una especie de sombras de color negruzco en la dentadura.

Esta situación puede causar incomodidad e incluso complejo, por eso es muy importante acudir al dentista una vez que nos percatemos de su aparición, pues solo este especialista es capaz de eliminar el problema por completo.

¿Cómo se originan estas manchas? ¿De qué forma puedes prevenirlas? ¿Cuál es el tratamiento más adecuado? Son tres preguntas que se hacen con frecuencia los pacientes que acuden a nuestra clínica de ortodoncia en Las Rozas. Las respuestas a estos interrogantes las encontrarás en las próximas líneas.

Causas de su aparición

El primer elemento que influye en el inicio de este problema dental es la higiene, ya que es común que la placa bacteriana se acumule en los lugares donde no se hace un buen cepillado o donde no alcanza el cepillo o el hilo dental.

Del mismo modo, el consumo de bebidas de color negro, como, por ejemplo, el café, es otra de las causas de las manchas oscuras en los dientes. El alcohol, el tabaco y el té también son causantes de su aparición.

Por otra parte, la edad, algunos tratamientos médicos y las infecciones dentales son señalados como factores que producen estas manchas en las piezas dentales que, en principio, no representan un problema para la salud bucodental. Sin embargo, si no son tratadas a tiempo, pueden convertirse en caries.

Métodos preventivos

Las manchas oscuras pueden prevenirse. Para ello, es fundamental que sigas las siguientes recomendaciones:

  • Realizar diariamente una limpieza profunda de los dientes y la boca.
  • Acudir regularmente al odontólogo, sobre todo si empiezas a notar este tipo de anomalía.
  • Usar el hilo dental a diario.
  • Evitar el consumo de bebidas y otros productos que puedan dañar tu dentadura.
  • Usar cremas blanqueadoras para el cepillado.

Estos consejos son muy sencillos, pero requieren cambiar tanto los hábitos alimenticios como los de limpieza que producen las manchas. En caso contrario, estas se multiplicarán, originarán un problema más grave y te verás en la necesidad de recurrir a métodos más invasivos.

Tratamientos

El tratamiento a seguir va a depender de la gravedad de las manchas dentales. En consecuencia, si estas son superficiales y la placa bacteriana solo se encuentra adherida en una mínima proporción en la superficie del diente, bastará con que el dentista te haga una limpieza o un blanqueamiento.

Para manchas más profundas, se emplea el tratamiento periodontal, el cual consiste en la aplicación de una anestesia local con la finalidad de remover toda la placa que se encuentra pegada a la raíz y la corona del diente. En este caso, se adormece la zona afectada para evitar que el paciente sienta dolor durante el procedimiento o se ponga nervioso.

Cuando los dientes están afectados más intensamente, se produce una cavitación dental y se originan las caries. En esta situación no basta con la limpieza, sino que también debemos hacer un tratamiento denominado obturación (rellenar la cavidad con una pasta).

Como puedes ver, si quieres tener una bonita sonrisa, es necesario prevenir la aparición de esas manchas oscuras en los dientes que tanto la afean. ¿Cómo puedes hacerlo? Sigue los consejos que te dimos y no olvides acudir al odontólogo.

También puede ser de tu interés: Tipos de protectores bucales para quienes sufren de bruxismo

Microabrasión del esmalte: Tratamiento para tratar manchas dentales

La microabrasión del esmalte es una de las técnicas más utilizadas en la odontología para erradicar las coloraciones por desmineralización en los dientes. Puede brindarte una sonrisa reluciente y sin manchas. Aprende en qué consiste.

¿Cómo se hace el procedimiento?

Después de una valoración odontológica, el proceso comienza con la aplicación de ácido clorhídrico y sílice (es el químico que se usa para eliminar las manchas, blancas y marrones y las alteraciones del esmalte dental).

El odontólogo procederá a pulir la capa del esmalte mediante instrumentos como la fresa, que tiene una punta de goma, hasta lograr la uniformidad en el tono de la pieza dental.

Todo dependerá del tipo de microabrasión que tu dentadura requiera para lograr un diente más blanco. Existen tres formas de realizar la técnica.

1. La microabrasión neumática. Es el paso previo a la microabrasión química. Este sistema incluye un neumático que permite eliminar la parte superficial del esmalte justo en el lugar donde se necesita. Eso sí, solo se trabajará en la capa superficial del esmalte a una profundidad de 25 a 50 micrones.

2. Microcorrosión con ácido hidroclorhídrico. Se usa específicamente para eliminar las manchas de color café. Suele aplicarse con un algodón impregnado de ácido hidroclorhídrico al 18 % durante 5 minutos. Luego, toca lavar con hipoclorito de sodio al 5 % y, luego, con agua normal. Mediante esta técnica se consigue una reducción del esmalte de 100 a 47 micras.

3. Microabrasión químico-mecánica. Para esta técnica se usa un ácido abrasivo con un efecto quelante, usualmente con sílice y ácido. Todo se frota con un material acrílico. El procedimiento debe ser llevado a cabo con protección ocular y una aislación absoluta para evitar los incidentes.

Los odontólogos recomiendan que esta técnica se aplique de forma manual, ya que produce menos desgaste que la técnica mecánica. Por eso, es realmente importante que acudas a un profesional especializado.

¿Cuándo hacerse una microabrasión?

En nuestra clínica de estetica dental Las Rozas sabemos que cada caso es diferente y requiere de una evaluación. Sin embargo, la eliminación de las manchas dependerá del esmalte y pigmentación de las piezas dentales. ¿En qué casos se puede considerar el procedimiento?

  • Después de usar brackets. Si el tratamiento de ortodoncia generó manchas leves en los dientes, sería un caso para hacer una microabrasión. El odontólogo deberá establecer de qué tipo y medir el desgaste que el paciente podría asimilar.
  • Manchas de pigmentación. Si el paciente tuvo lesiones leves de caries que le hayan dejado secuelas de manchas oscuras, la técnica recomendada para ello será una microabrasión dental.
  • Hipoplasia. Si durante la niñez y la adolescencia se generó una alteración del esmalte, esta es denominada hipoplasia del esmalte. Este defecto puede ser mejorado o incluso corregido con esta técnica dental.

Si toda la dentadura mejora con la microabrasión, será un éxito. Pero si queda algo por hacer para alcanzar una sonrisa reluciente, seguramente el odontólogo recomendará un blanqueamiento.

Las técnicas de blanqueamiento más recomendadas por los profesionales son las que emplean una baja concentración de peróxido y una alta frecuencia, pero todo dependerá del objetivo que se desee alcanzar con la dentadura.

Si tu procedimiento debe ser inmediato y efectivo, la técnica dental más adecuada será la que incluye una alta concentración de peróxido. Pero esto puede dejarte un alto nivel de sensibilidad dental y es algo que tendrás que comunicar al odontólogo para que no tengas sensaciones incómodas.

La combinación de ambas técnicas odontológicas (microabrasión y blanqueamiento), aplicadas con un tratamiento amable, detallado y gentil, logra eliminar casi en su totalidad los defectos dentales, manchas y descalcificaciones del esmalte. ¿Te ha quedado todo claro?

También puede ser de tu interés: Tipos de radiografías dentales ¿Para qué sirven?

Tipos de radiografías dentales ¿Para qué sirven?

Las radiografías dentales son una clase de imagen que muestra los dientes y la boca en una película o pantalla por medio de rayos X. La radiación electromagnética que se utiliza es de alta energía, por lo que penetra fácilmente el cuerpo y forma una imagen clara y completa.

¿Para qué sirven?

Las radiografías de los dientes ayudan a tu odontólogo a diagnosticar cualquier tipo de enfermedad o lesión que pudieras tener en los dientes o encías. De esta forma, le resultará posible establecer el tratamiento adecuado.

El examen se realiza en el consultorio y el proceso es totalmente indoloro. Sin embargo, a algunas personas les da náuseas morder el pedazo de película mientras se captura la imagen. Si te llegara a suceder, basta con que respires lento y profundo por la nariz.

Tipos de radiografías

Las imágenes obtenidas muestran la estructura, cantidad y posición de tus dientes, la condición de tu mandíbula o la existencia de caries. Existen diferentes tipos de radiografía según los requerimientos del paciente. Para identificarlas más fácilmente, las clasificaremos en dos grupos: radiografías extraorales e intraorales.

 

1. Radiografías extraorales

Son las que se toman fuera de la boca. El especialista te coloca en un dispositivo que toma la placa desde afuera. Funciona de una forma muy parecida a los rayos X para alguna otra parte del cuerpo. Encontramos los siguientes tipos:

  • Radiografía panorámica. En este caso, se necesita un equipo especial que gira alrededor de la cabeza del paciente. Así, es posible capturar los dientes completos y los maxilares en una toma.

Es muy utilizado para diseñar un tratamiento para los implantes dentales, verificar si las muelas del juicio están impactadas, o bien para identificar afectaciones mandibulares. Este tipo de radiografía es el mejor método para detectar las caries iniciales.

  • Radiografía cefalométrica. Presenta la relación de la mandíbula con las demás estructuras en una vista lateral de la cara. Es muy útil para diagnosticar padecimientos en las vías. También permite conocer la proporción que existe entre los huesos del cráneo para identificar padecimientos esqueléticos que requieran algún tratamiento.
  • TAC dental. Este tipo es similar a los escáneres que se usan en medicina para analizar otras partes del cuerpo. El TAC dental toma cientos de imágenes en distintos ángulos de la boca del paciente.

Las radiografías son enviadas al ordenador, que produce una imagen virtual en tercera dimensión en la que se pueden observar secciones muy concretas de la anatomía de la boca con un gran detalle. Se utiliza para tratamientos específicos como la colocación de implantes, regeneración de hueso u ortodoncia.

 

2. Radiografías intraorales

La imagen se obtiene dentro de la boca del paciente. Se utilizan principalmente para identificar caries entre los dientes o afectaciones en sus raíces. Se dividen en los siguientes tipos:

  • Radiografía interproximal. En las imágenes obtenidas, se muestran las zonas de la corona de los dientes inferiores y superiores juntos. Se toma mientras el paciente muerde un pedazo de papel.
  • Radiografía periapical. En este tipo, se muestran completos uno o dos dientes desde la corona hasta la raíz.
  • Radiografía palatal. También es denominada oclusiva. Aquí se captura el total de los dientes inferiores y superiores en una sola toma, mientras el paciente mantiene la película en la superficie de la mordida.

En todos los casos, las estructuras densas como las restauraciones metálicas o las obturaciones de plata se presentan de color blanco, pues bloquean la mayor parte de los rayos X. Las estructuras con aire se revelan en color negro y, finalmente, los tejidos, líquidos y dientes aparecen como sombras grisáceas.

Las radiografías dentales revelan lo que a simple vista no se puede ver, por lo que son un apoyo fundamental para que los odontólogos expertos puedan diagnosticarte con precisión y recomendarte el tratamiento.

También puede ser de tu interés: La importancia de la odontopediatría en niños con síndrome de Down

En qué casos se debe realizar una cirugía estética de las encías

Entender que los problemas dentales suelen estar asociados a contratiempos relacionados con la higiene o el cuidado dental que repercuten en la estética de la boca es indispensable, pues la salud y estética dental van de la mano. Sin embargo, en ocasiones suele hablarse poco de las encías, a pesar de que estas son las responsables de dar forma a la sonrisa y que de ellas pueden surgir diversos problemas gingivales.

¿En qué casos es necesaria la cirugía estética de encías?

Las encías no suelen ser el primer tema que sale a la luz al hablar de estética dental, aunque en realidad son las protagonistas de la forma de nuestra sonrisa. De ahí que, en estos casos, sea necesario intervenir quirúrgicamente:

1. Erupción pasiva alterada -EPA-: Se trata de un trastorno que ocurre entre los 14 y los 16 años, durante el crecimiento normal de los dientes. Consiste en que la encía -por la erupción que crece poco a poco- oculta excesivamente la dentadura. El esmalte se ve cubierto a un punto tal que resulta poco estético y potencialmente arriesgado para la higiene dental.

2. Sobrecrecimiento del maxilar: el crecimiento excesivo del maxilar superior es otro de los problemas que puede generar la necesidad de una intervención quirúrgica en las encías. En estos casos, hay un crecimiento óseo mayor a lo normal, los dientes exceden su tamaño regular y generan dicha condición.

3. Bruxismo: aquí no hablamos de una condición preexistente, sino que es una mala costumbre: apretar los dientes. El bruxismo produce un descaste desproporcionado en los dientes, lo cual deteriora poco a poco la estética de la sonrisa.

¿Por qué se debe realizar?

  • Para cuidar la salud y la estética dental atendiendo a la necesidad de preservar los problemas de salud en la boca y su repercusión en la estética.
  • Para evitar problemas futuros que no puedan ser tratados con facilidad
  • Para lograr tener una sonrisa ideal gracias a una cirugía estética.
  • Para mantener un equilibrio entre la estética y la salud dental, ya que generalmente se encuentran relacionadas.

¿De qué se trata?

  • Se trata de un procedimiento completamente indoloro y simple.
  • Dependiendo del caso, puede realizarse con bisturí o a través de la más reciente tecnología de cirugía láser.
  • Se separan las encías de los dientes, se realiza una limpieza completa en caso de infección y se recoloca la encía con unos puntos de sutura. Las suturas son retiradas en apenas una semana.
  • La recuperación del tejido de las encías es muy rápida, y más con ayuda de analgésicos, antibióticos o antiinflamatorios.
  • El procedimiento garantiza que no haya retorno de la encía.

¿Qué afectaciones puede tener no hacerlo?

1. Exceso de tejido: en estos casos, el tejido excedente de las encías puede acumular residuos de comida y ocasionar complicaciones futuras en la dentadura, la higiene y salud dental.

2. Encías retraídas: puede provocar que la raíz de los dientes quede expuesta, demandando una higiene dental mayor y posibles complicaciones. Esto ocurre porque las raíces de los dientes no cuentan con el esmalte protector que tienen los dientes de forma natural. Esto produce un desgaste y decoloración mayor en la corona de los dientes.

3. Línea de encías irregular: siendo quizá la menos perjudicial para la salud y la higiene dental, las líneas irregulares en las encías influyen directamente en la estética de la sonrisa y requieren de intervención quirúrgica.

En definitiva, la cirugía para embellecer las encías son una necesidad tanto visual como de salud y requiere de profesionales capacitados para lograr óptimos resultados. La estetica dental Las Rozas es una opción a considerar dada la importancia del cuidado previo y posterior a la cirugía.

También puede ser de tu interés: ¿Cómo la salud bucal influye en el rendimiento escolar de los niños?

Cuida tus implantes dentales con estos tips

Sin importar el tipo de implantes dentales, los mismos requieren cuidado, sobre todo en el periodo posterior a su colocación, ofreciéndole un mayor periodo de vida útil y evitando cambios prematuros en las piezas. Si te interesa conocer cuáles son las recomendaciones postoperatorias en estos casos, entonces estas breves líneas son para ti.

 

Recomendaciones generales a las horas siguientes a la colocación de implantes

Apuntando a una adecuada cicatrización es necesario un trabajo en equipo, uniendo esfuerzos el odontólogo y el paciente, teniendo en cuenta como al momento en que la persona sale de la clínica dental requiere una serie de cuidados, siendo el principal responsable el propio paciente. Acá te ofrecemos algunas recomendaciones básicas que te garantizarán una recuperación perfecta.

 

1. Aplicar hielo en la zona de la cirugía:

Una vez en casa es necesario frotar hielo en la zona externa de la cara, esto disminuirá la inflamación, teniendo en cuenta en todo momento evitar el contacto directo del hielo sobre la piel, se recomienda aplicar con la ayuda de paños o compresas, realizándolo en periodos no mayores a 10 minutos, evitando posibles quemaduras por el frío. Siendo también recomendable morder ligeramente gasas frías.

 

2. Evitar enjuagarse en las horas posteriores a la colocación:

Los enjuagues bucales son recomendados a partir de las 24 a 72 horas, esto debido a que los mismos puede ocasionar el desprendimiento de coágulos o las propias suturas, generando hemorragias y retrasando importantemente una adecuada cicatrización.

 

3. No abandonar el cepillado dental:

Es necesario recordar como el cepillado mantiene la higiene básica bucal, con los implantes la situación no cambia, pues el uso del cepillo de dientes ayuda a eliminar los residuos de alimentos en la cavidad bucal, evitando la formación excesiva de bacterias. Se requiere continuar con la rutina luego de cada comida, especialmente en la zona afectada.

 

4. Apoyar el postoperatorio con analgésicos:

Es común sentir algo de dolor en las horas siguientes a la intervención, por lo que debe seguir las indicaciones de su odontólogo, teniendo en cuenta la cantidad de analgésicos recetados. Es importante cumplir con los tiempos y las dosis establecidas.

 

5. Evitar el consumo de alimentos sólidos:

Garantizar la cicatrización es uno de los objetivos inmediatos principales, es por ello que se debe evitar a toda costa alimentos que requieran esfuerzo al masticar. Es recomendable el consumo de alimentos semi sólidos y de baja temperatura, lo que ayuda significativamente al cierre definitivo de las heridas.

Tips para cuidar tus implantes dentales

 

6. Eliminar por completo el uso de tabaco y bebidas alcohólicas:

Para una rápida recuperación resulta obligatorio eliminar por al menos 72 horas el consumo de estas sustancias, las cuales pueden tener una interacción desfavorable con los medicamentos recetados para el dolor, cicatrización y prevención de infecciones.

 

7. Evitar posiciones que comprometan el rostro:

Para evitar posibles roces en el área afectada se recomienda mantener la cabeza de forma erguida mientras se esté despierto, y colocándose boca arriba para descansar. Esto además de prevenir posibles molestias, también evita pequeñas hemorragias que podría generarse.

 

8. Estar en contacto con el especialista:

Las indicaciones, informe o recetas médicas siempre disponen de un número telefónico y correo electrónico, siendo estos los medios de contacto con el equipo médico odontológico que lo trató, los cuales son recomendables tener a la mano para cualquier eventualidad o duda que surja en las horas posteriores a la intervención.

Como ves, resultan muy necesario el cuidado postoperatorio, evitando posibles inconvenientes, teniendo en cuenta como también prolongará la vida útil de las piezas colocadas.

También te va a interesar: ¿Es muy molesta la cirugía de los implantes dentales?