Dra Paloma Cervera, Autor en Zendental

SOLICITA TU CITA


Tratamiento odontológico para personas con discapacidad sensorial

La odontología en pacientes especiales se ha hecho cada vez más necesaria y completa. Se calcula que, hoy en día, un poco más del 10 % de la población puede llegar a padecer alguna discapacidad. Sin embargo, a lo largo de este artículo, te hablaremos de los tratamientos odontológicos para personas con discapacidades sensoriales y en qué cambia.

¿Qué quiere decir discapacidad sensorial?

Es muy común que puedas llegar a confundir una discapacidad sensorial con otras discapacidades físicas que pueda llegar a padecer una persona. Con esto nos referimos a que existen dos tipos de discapacidades sensoriales, la cuales pueden surgir individualmente o suceder al mismo tiempo, estas son:

  • Discapacidad auditiva: Esta discapacidad impide que la persona escuche, así que, para poderse comunicar con ella, se debe aprender el lenguaje de señas. Este es el reto más importante para los odontólogos.
  • Discapacidad visual: Por su parte, puede limitar completa o parcialmente la vista de una persona. Pero, aun así, el odontólogo se podrá comunicar con el paciente sin problema alguno.

La realidad que viven las personas especiales en cuestiones de salud

Existe una gran barrera en cuestión a la atención de personas especiales, no solo en odontología sino en algunas otras áreas de la medicina. Esto no se debe a cuestiones de rechazo o algo parecido. Lo que sucede aquí, es que muchos especialistas no se sienten preparados para este tipo de atención.

Muchos profesionales indican que existen algunas razones por las que les es un poco difícil atender a personas con alguna discapacidad de las que te estamos comentando en este artículo. Dichas razones pueden ser:

  • Cuando un paciente sufre de audición y de vista al mismo tiempo, los odontólogos aseguran que realmente no saben cómo proceder. Aquí tienen en consideración que la persona no se puede comunicar si le llega a doler o tiene miedo, además de que no saben cómo comunicarse con ella.
  • Cuando se trata solamente de discapacidad visual es algo más sencillo. Esto es porque el odontólogo se podrá comunicar normalmente, así, poder ganarse la confianza de la persona y proceder normalmente.
  • Hoy en día, no hay muchas personas que estén capacitadas o sepan el lenguaje de señas. Así que les es difícil comunicarse con personas con solamente discapacidad auditiva.

¿Hay diferencia entre los tratamientos odontológicos comunes?

Como te hemos estado comentando, se tratan de dos discapacidades que no afectan directamente a la salud de la persona. Esto quiere decir que no tienen impedimentos físicos para ejercer una buena salud bucal.

Entonces, aunque es cierto que no existe una diferencia entre los tratamientos a este tipo de personas y los tratamientos comunes, los profesionales deben tener en cuenta ciertos aspectos para poder atender correctamente este tipo de pacientes.

  1. Los odontólogos deben estar en la capacidad de comunicarse con el paciente. Esto es muy importante, puesto que muchas personas, en el caso de la odontología, llegan a los consultorios con un miedo muy agudizado. Suele ser mayor en el caso de personas con estas discapacidades, así que no debes esperar a que se dejen atender con facilidad.
  2. El segundo aspecto tiene que ver con el entorno del paciente. En algunos casos, no es necesario educar a la familia con buenos hábitos de higiene. Sin embargo, existen otras familias que no saben cómo hacerlo a personas con alguna discapacidad, así que el reto del odontólogo también es concientizarlos.

Ahora ya saber que una discapacidad sensorial no tiene afecciones muy graves a la salud de una persona, aunque sí es cierto que puede modificar la vida diaria de la persona en cuestión. Así que los profesionales en salud deben tener esto en cuenta para ganar la confianza del paciente y poder realizar el procedimiento sin problema alguno.

Conoce la relación entre el dolor de cabeza y los dientes

El dolor de cabeza es uno de los padecimientos más comunes del ser humano desencadenado por una amplia lista de causas. Entre tantas, las afecciones bucodentales ocupan un puesto especial dado que se relacionan directamente con esta sensación dolorosa.

Los dientes y este tipo de dolor. ¿Qué se sabe al respecto?

La salud dental y este tipo de dolor van de la mano estrechamente, siendo una causa de estudio para estos dolores. A continuación, se mencionarán las patologías bucodentales que se asocian directamente con esta sensación dolorosa.

  • El bruxismo es el acto involuntario y no vinculado a la masticación de alimentos de apretar y rechinar los dientes. Por lo general se presenta durante la noche, desatando consigo una enorme sensación de tensión muscular a nivel mandibular. A partir de ese punto, es donde los dolores de esta clase inician su aparición insidiosa.
  • Las caries y el deterioro progresivo de los dientes es otra condición que contribuye a la consolidación de estos dolores. Al infectarse, pueden generar una reacción inflamatoria que compromete el área mandibular y, por consiguiente, producen la sensación dolorosa.
  • Los traumatismos o daños inducidos en la articulación temporomandibular es otra de las razones que causan los dolores. Básicamente el dolor en esta zona se irradia al resto del cráneo, favoreciendo el agrave del cuadro clínico.
  • Por último, los trastornos en la mandíbula que aumentan la dificultad de la masticación ejercen otro papel protagónico. Estos defectos manifiestan mayor tensión muscular a este nivel, propagándose al resto de la cabeza de inmediato.

¿Cómo identificar los dolores en cabeza asociados a los dientes?

Estos dolores son los más comunes experimentados por el ser humano, pero identificar la causa en ocasiones puede ser difícil. Ante un tipo de dolor que no cede con analgesia y no se asocia a procesos inflamatorios de cualquier origen, deben abordarse las causas dentales.

Por lo general, las afecciones bucodentales son relegadas al último pensamiento, cuando en realidad son más frecuentes. El bruxismo, el desajuste temporomandibular y los traumatismos en esa zona pasan desapercibidos y necesitan ser correctamente identificados como tal.

¿Qué tomar en cuenta para prevenir estos problemas?

  • Las afecciones bucodentales que propician los dolores en esta área son abordadas a través de consulta odontológica especializada. Incluso, es posible el manejo doble por el odontólogo junto al médico de cabecera.
  • Normalmente los dolores de esta zona asociados a problemas dentales disminuyen con una excelente higiene dental. Priorizar el lavado de los dientes para prevenir la aparición de infecciones y caries es ciento por ciento primordial.
  • Es conveniente aplicar ejercicios para sobrellevar el estrés y así disminuir la tensión en zonas de impacto como la mandíbula. De ese modo, el defecto muscular no se irradiará al resto del cráneo hasta cesar por completo la sensación dolorosa.
  • Ante condiciones como el bruxismo, traumatismos o defectos en la articulación temporomandibular, una clínica especializada, como clínica dental las Rozas, ofrece alternativas. Mediante sus planes y abordaje del cliente atacan la causa y promueven una solución beneficiosa inmediatamente.

En resumidas cuentas…

El dolor esparcido en la cabeza es la afección más frecuente y vista a nivel mundial y ligada a la deficiencia de salud dental puede agravarse. Es por ello que se aconseja discreción, excelente higiene bucal y consulta especializada cuando llegue el momento.

De lo contrario, las secuelas ligadas a estos padecimientos pueden resultar en afecciones crónicas que deterioren el estilo de vida. Mientras se tenga una noción clara sobre lo que se debe hacer y cómo afecta el ritmo diario de la persona, no habrá consecuencias mayores. Sin embargo, todo dependerá del compromiso que el paciente disponga para tratarse desde el momento inicial.

 

Lo que opina tu odontólogo sobre morderse las uñas

Miles de personas en el mundo han experimentado las ganas de morderse las uñas, ya sea por estrés, aburrimiento u otro motivo. En el siguiente texto te mostraremos lo que esta acción puede causar en ti, en tu salud dental y en tu entorno.

Problemas que puede ocasionarte el morderte las uñas

¿Sabes si padeces bruxismo? Ésta y otras alteraciones muchas vecen pasan desapercibidas por uno mismo. Es importante tomar en cuenta los problemas que se generan al mordernos las uñas y así trabajar para evitarlo.

  1. Infecciones

Además del notable daño físico que puedes causarte, aumentas tus probabilidades de contraer una infección; ya que estás poniendo en contacto las bacterias que se encuentran naturalmente en tus manos en la boca. En las uñas se ubican gran cantidad de bacterias en relación con el resto de la mano.

  1. Desgaste en los dientes

Al morder constantemente esta parte de tu cuerpo se genera un estrés en los dientes y la mandíbula. Esto generalmente puede provocar daños en los incisivos y, más adelante, necesitar revisión dental por un especialista.

  1. Bruxismo

Otro de los problemas que puedes acarrear, más allá de dañar tus dientes, es el aumento del riesgo de padecer bruxismo. El bruxismo es la patología que consiste en apretar o rechinar los dientes continuamente de manera inconsciente. Desgaste, dolor de cabeza o de mandíbula son las consecuencias que puede acarrear.

  1. Sensibilidad en encías

De igual forma, puedes provocarte graves problemas en las encías. Debido a que las heridas provocadas en esta parte de tu boca quedan expuestas a las bacterias.

  1. Inconvenientes con la mandíbula

Si tu boca se encuentra en una posición poco natural para morder estarás generando problemas con tu mandíbula. El daño causado puede ocasionar dolor al masticar y otras afectaciones importantes.

¿Por qué la gente lo hace?

No hay una razón específica por lo que esto ocurra, sin embargo, se han detectado diversos factores que lo provocan.

  1. Reducir la ansiedad

Durante el día las personas están expuestas a gran cantidad de estrés por la vida que llevan; en estos escenarios es común que surjan distractores momentáneos como morder o masticar partes accesibles del cuerpo.

  1. Aburrimiento

Algunas personas lo hacen simplemente por aburrimiento. Aunque esto puede ayudarnos a pasar el rato, a largo plazo provoca más problemas.

  1. Trastornos obsesivo – compulsivos

Estudios han encontrado altos niveles de obsesión y compulsión en pacientes que muerden sus uñas como un escape a las emociones, convirtiéndose en un problema serio y repetitivo.

Otras investigaciones consideran que este trastorno puede ser causado por una imagen negativa de nosotros, como un signo de hostilidad que se expresa en forma de automutilación o ansiedad.

Efectos sociales

En las personas, sobre todo en los niños pequeños, esta actividad puede traer consigo problemas en la sociedad. Las niñas y niños afectados pueden ser objeto de burla de otros menores por el estado de sus manos y dientes, experimentando rechazo y vergüenza pública.

Las personas afectadas pueden evitar el contacto social por miedo a mostrar los daños ocasionados por ellos mismos. Lo que lleva al aislamiento y rechazo de amistades.

Tratamientos odontológicos

Dependiendo del daño causado será a una acción específica. Un tipo de tratamiento restaurativo a realizar por dentista las rozas son las coronas. Algunos pacientes detectados desde la odontopediatría, presentan un desgate notorio y es recomendable el uso de coronas completas.

Los empastes son una buena alternativa cuando las caries ocasionadas por infección han avanzado. Estos empastes pueden estar hechos con resinas del color del diente, porcelana o amalgama dental.

Para mantener una buena higiene bucal en estética dental las rozas te recordamos que es importante siempre consultar con la dentista de confianza para asegurarte de que tu técnica es la correcta.

Estos son los 5 motivos para acudir al dentista de urgencias

La salud bucal es importante y, por eso, debemos ir regularmente al dentista. Sin embargo, con una vida tan ajetreada a veces se nos pasa por alto y solo acudimos cuando tenemos urgencias dentales.

Ante este tipo de circunstancias, te recomendamos actuar rápido y buscar lo antes posible la ayuda de los profesionales. A continuación, te hablaremos sobre los 5 motivos que pueden enviarnos a una urgencia odontológica.

1. Fractura Dental

Es una lesión que se produce en alguna de las piezas dentales debido a un golpe o por morder algo muy duro, quebrando el diente. Esta fractura puede ser de dos tipos:

  • Coronaria: Afecta solo la parte visible del diente. Esta fractura puede localizarse solo a nivel del esmalte o puede ser más compleja cuando toca algunos nervios.
  • Radicular: La fractura es en la raíz. En estos casos, es poco probable que la pieza pueda recuperarse, por lo que la solución más viable es la extracción del diente y la colocación de implantes dentales o prótesis removible.

2. Sangrado de dientes o encías

El sangrado bucal se debe a diferentes causas. Una de las más comunes es la acumulación de placa bacteriana producida por una mala higiene bucal y que trae como consecuencia una afección llamada gingivitis o inflamación en las encías. En odontopediatría se presentan muchos casos como este.

Es importante atender de inmediato estos síntomas. Si la placa bacteriana no se retira, se pueden producir otras complicaciones como la periodontitis.

Otras causas que pueden producir sangrado son:

  • Infección en dientes y encías.
  • Cambios hormonales debido al embarazo.
  • Deficiencia de vitamina K.
  • Cepillarse con mucha fuerza.
  • Prótesis o aparatos mal ajustados.
  • Uso de anticoagulantes.
  • En los casos más extremos, leucemia, que es un tipo de cáncer en la sangre.

3. Dolor e inflamación en las muelas del juicio

Las muelas del juicio pueden aparecer entre los 17 y los 25 años. En la mayoría de los casos no existe suficiente espacio en la boca para que crezcan normalmente. Cuando empiezan a salir mueven las otras piezas dentales y causan dolor e inflamación.

Muchas veces la extracción de las muelas del juicio se debe a que aparecen caries e infecciones. Además, el lugar donde están ubicadas dificulta en gran medida la correcta higiene bucal, por lo que es común que se acumulen restos de comida y bacterias.

Dicha acumulación puede generar las siguientes complicaciones:

  • Pulpitis: Se trata de una inflamación en el nervio del diente, producido por la aparición de caries. Esto genera mucho dolor.
  • Pericoronaritis: Es una infección en la encía, alrededor del tejido donde se ubica la muela, que causa mucho dolor.

También te puede interesar: Sabes en qué casos se debe hacer una pulpotomía en niños

4. Rupturas o desprendimientos de aparatos de ortodoncia o prótesis

Las rupturas pueden surgir por un golpe en el área o por morder un alimento muy duro. Sin importar el motivo, la reparación debe efectuarse a la brevedad.

En caso de los desprendimientos de aparatos de ortodoncia, de no corregirse de inmediato, los alambres pueden causar desgarres en cualquier parte de la boca, ocasionando mucho dolor y sangrado.

Con relación a las prótesis, corregir rápidamente el problema evitará que se acumulen restos de comida en el área desprendida y que produzcan otras afecciones bucales.

5. Infección aguda en dientes y encías

Las infecciones bucales se producen como resultado de acumulación de placa bacteriana, causados principalmente por el consumo excesivo de alcohol, alimentos ricos en azúcares y el tabaquismo, además de tener una mala higiene bucal.

Una de las infecciones más complejas es la gingivitis ulcerativa necrotizante aguda que muchas veces causa fiebre, mal aliento severo y sensación de malestar.

Ante alguna de estas situaciones, no es recomendable quedarse en casa. Recibir asistencia médica en la clínica dental las Rozas en estos casos es de suma importancia para mantener la salud bucal y conservar por mucho más tiempo sus piezas dentales.

¿Cuanto tiempo permanece un tratamiento de blanqueamiento dental?

Lucir una sonrisa hermosa e impecable es algo que a todos nos gustaría tener. Una de las claves para lograrlo es visitar al odontólogo para que, después de tratarnos las caries, aplique un tratamiento de blanqueamiento a nuestros dientes. ¿Sabes cuánto tiempo permanecerá este en tu boca? La respuesta de seguro te alegrará y te motivará a practicártelo de inmediato.
 

En los cuidados está la clave

Blanquear tus dientes debe convertirse en uno de los objetivos primordiales de tu vida. Reflejar una excelente imagen te llevará a abrir muchas puertas e incluso corazones. Cuando se posee una sonrisa perfecta se proyecta un positivismo increíble, así que no debes dudar cuando tu médico te recomiende aplicarte este tratamiento.

Ahora bien, de manera lógica ya debes haber concluido que un blanqueamiento dental no es para toda la vida. Pero, aunque esto sea una realidad, déjanos decirte que sí puede permanecer durante mucho tiempo. De hecho, la duración estimada está rondando los 12 meses, tiempo que pudiera alargarse o acortarse dependiendo del tipo de dentadura del paciente y la clase de hábitos que tenga.

En esto último quisiéramos hacer hincapié, ya que, en buena medida, los cuidados que se tengan después del tratamiento permitirán que se obtengan resultados más duraderos. Por este motivo, queremos brindarte también algunas recomendaciones con las que podrás alcanzar este propósito.
 

Hábitos que debes evitar para alargar tu blanqueamiento dental

Puede ser que en tu día a día haya alimentos y ciertas costumbres que resulten contraproducentes para mantener tus dientes blancos. Estas son las cinco principales cuestiones que debes evitar:

  1. Consumir alimentos que coloreen la dentadura. Puede que te resulte difícil dejar el café o la salsa de tomate, pero, si no haces sacrificios, ya sabes lo que pasará. Las bebidas gaseosas, la remolacha, el vino tinto, los frutos rojos y otros alimentos que pueden teñir tus dientes tampoco son recomendables si deseas conservar una sonrisa impecable.
  2. Fumar cigarrillos. La nicotina y el alquitrán son dos elementos presentes en el tabaco que entran en contacto directo con los dientes y son capaces de provocar decoloraciones y manchas en la parte mas visible de estos. Tu dentadura irá tornándose amarillenta y marrón paulatinamente con estas manchas que son difíciles de quitar.
  3. Alternar calor con frío. Al ocurrir cambios térmicos, se produce agrietamiento en el esmalte de los dientes. Por esas pequeñas grietas que se forman, se filtran pigmentos que llegan hasta la dentina. Una vez que logran avanzar hasta el interior del diente, dejan manchas que le roban su blancura.
  4. Cepillarte los dientes justo después de comer. Quizás pienses que hacer esto los protegerá. Sin embargo, esta acción en realidad no es la más idónea para mantener una salud bucal óptima. Resulta que, si te cepillas automáticamente después de comer, esparcirás el ácido de la comida por toda tu boca y esto favorecerá a que el esmalte se desgaste. Mejor espera unos 20 minutos para que tu saliva disminuya primeramente esta acidez.
  5. Cepillarte los dientes con fuerza. No creas que haciendo esto te quedará más blanca la dentadura. Mas bien harás que se erosione el esmalte y quede expuesto a la vista el color de la dentina, la cual tiene tonos amarillos y grises. Usa cepillos de cerdas suaves o medias y no utilices cremas dentales con textura arenosa, ya que actúan como si fueran lijas.

También te va a interesar: Siete razones para realizarme un blanqueamiento dental.

Hábitos alimenticios para una extensa durabilidad de un blanqueamiento dental

Has decidido blanquear tus dientes y ahora luces una sonrisa espectacular, pero te preocupa que este efecto se pierda con el tiempo. Es normal que quieras aumentar al máximo la durabilidad de un blanqueamiento dental y es muy fácil conseguirlo solo con los sencillos hábitos que te proponemos.

 

También te va a interesar: Siete razones para realizarme un blanqueamiento dental

 

En las 48 horas tras el blanqueamiento

 

Tanto durante el tratamiento, como en las 48 horas siguientes, los expertos recomiendan seguir estas pautas de alimentación.

 

Qué alimentos NO tomar en las 48 horas tras el tratamiento

 

Estos son los grupos de alimentos que deberías evitar, o mejor aún eliminar.

 

  • Bebidas de colores oscuros: como el café, el té, el chocolate a la taza, las bebidas de cola, el vino etc.
  • Bebidas carbonatas
  •  Ciertos condimentos oscuros como el vinagre de módena, la salsa de soja, la tinta de calamar, el ketchup, la salsa de tomate, el curry o el pimentón
  • Comidas con pigmentos oscuros como el chocolate negro, fresas, cerezas, arándanos, moras y otros frutos rojos; espinacas, remolacha y alimentos relacionados.
  • Frutas ácidas como el kiwi, piña o cítricos (limón, pomelo, naranja…). Tampoco sus zumos.
  •  Los colorantes alimentarios, es decir, los alimentos que los contienen.
  • Dulces, ya que el esmalte estará más sensible en ese tiempo, y por tanto, los dientes estarán más expuestos a las bacterias los primeros días tras el tratamiento
  •  No es aconsejable beber las bebidas muy frías o muy calientes, para no desarrollar sensibilidad dental los días posteriores al tratamiento.

 

Alimentos que SÍ puedes consumir en las 48 horas tras el blanqueamiento

 

  • Bebidas: agua, bebidas con poco gas, limonada con poco zumo, zumo de frutas de color claro (manzana, melocotón, etc.)
  • Comidas: pescado, arroz blanco, pasta, queso blanco, carne blanca, yogur (si es posible, de poca acidez como el griego), frutos secos
  • Condimentos: sal, ajo, ajo molido, pimienta y, en general, las que no tienen color
  • Dulces de color claro: chocolate blanco, natillas, leche condensada y similares.

 

Recuerda siempre lavarte los dientes después de las comidas.

 

 

Alimentos que SÍ puedes consumir en las 48 horas tras el blanqueamiento

 

Después del blanqueamiento dental

 

Cuando ya han pasado los primeros días después del tratamiento, deberías seguir lo que llamamos una «dieta blanca».

 

Qué NO hacer para mantener los dientes blancos tras un blanqueamiento

 

  • No beber bebidas con gas
  • Evita tomar cítricos y alimentos ácidos, como naranjas, kiwi, tomate, etc.
  • No masticar el hielo
  • Evitar las bebidas oscuras como el café, el té, el chocolate a la taza, las bebidas de cola, el vino etc.
  • Evita también, si es posible, los alimentos que hemos recomendado no tomar en las 48 horas tras el tratamiento

 

Alimentos recomendados tras un blanqueamiento dental

 

Hay también alimentos que pueden mejorar o, al menos, prolongar los resultados del blanqueamiento dental:

 

  • Manzanas: limpian el esmalte dental de forma natural. Además, pulen los dientes y evitan el mal aliento.
  • Queso: al contener ácido láctico refuerza el esmalte y previene la caries
  • Piña natural: recomendamos que no sea de conserva, ya que tiene más azúcar. La piña contiene bromelina, que elimina la placa bacteriana, causante de la caries así como de las manchas dentales
  • Brócoli: su combinación de vitamina A, ácido fólico, calcio, antioxidantes y fibra crea una barrera que protege el esmalte dental. Además, estimulan la producción de saliva, lo cual ayuda a eliminar las manchas en los dientes
  • Otros alimentos saludables para mantener el blanqueamiento son los plátanos, el calabacín, la leche de almendras, coliflor, pepino, huevos, pescados y relacionados.

 

Recuerda, como siempre, que es necesario mantener una higiene dental adecuada tras el blanqueamiento dental y utilizar los productos específicos para ti que recomiende el dentista, como pasta de dientes para dientes sensibles o para dientes blancos.

 

Consumo de azúcar y sus consecuencias para nuestra salud bucal

Explicarles a los niños el impacto que tiene en sus dientes el que consuman golosinas y caramelos no es una tarea fácil. Por otro lado, los adultos no sabemos cabalmente cuánto daño puede causar el consumo de azúcar en nuestra dieta. En este caso, la dentadura es una de las partes del cuerpo que más se afecta al ingerir demasiados alimentos azucarados.

 

También te va a interesar: Podemos consumir azúcar sin dañar nuestros dientes.

 

Alimentos que exceden el contenido de azúcares

 

Los dulces y golosinas no son los únicos alimentos en donde encontraremos azúcar. Existen otros productos que pueden contener altos niveles de esta sustancia y que, a la larga, afectan a nuestro organismo. Algunos ejemplos son:

 

  • Refrescos o gaseosas.
  • Café endulzado.
  • Snacks variados: papas fritas, aperitivos, etc…
  • Galletas.
  • Cereales azucarados.
  • Zumos envasados
  • Frutas confitadas.
  • Bizcochos.
  • Jugos.
  • Salsas ketchup, aderezos y otras.
  • Alimentos procesados.

 

Saber esto ayudó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a determinar cuánto debería ser la ingesta adecuada de azúcares en pro de nuestra salud bucal. Ellos determinaron que el consumo sugerido sería al menos un 10 por ciento (menos de cinco cucharaditas) de la ingesta de calorías diarias. Sin embargo, según expertos, actualmente una persona come cerca de 100 gramos. Esto representa alrededor de 24 cucharadas de azúcar diarias.

Según el estudio realizado por la OMS, en los países industrializados, el comer de estos productos enlistados hace más difícil la prevención de enfermedades como la caries, aun cuando se tenga buenos hábitos de higiene bucal. ¿Cuáles son algunas de las consecuencias de este hábito alimenticio?

 

Bacterias cariogénicas en contacto con el azúcar

 

Bacterias cariogénicas en contacto con el azúcar

 

Las bacterias que tenemos en dientes, encías y lengua se encargan de fermentar los alimentos que se acumulan en la boca. Sin embargo, cuando se acostumbra ingerir muchos alimentos azucarados, una bacteria en específico se encarga del daño a los dientes. Esta se conoce como bacteria cariogénica.

La acumulación de dicha bacteria en la boca podría provocar alguna afección. A continuación describimos varias de ellas:

 

  • 1.- pH Bajo: al consumir azúcar aumenta la producción de ácido láctico, el cual provoca que el pH de nuestra boca disminuya, causando daños al esmalte de nuestros dientes y muelas y creando también una descalcificación general que afecta el nervio de la dentadura y dejándolo expuesto a diferentes daños.
  • 2.- Sarro: se forma naturalmente todos los días y, de no ser removido, provoca enfermedades periodontales. El consumo de azúcares y ácidos aumenta la producción diaria en nuestra boca.
  • 3.- Placa dental: la acumulación de bacterias provocará que se forme la placa alrededor de los dientes y detectarla a simple vista no será posible.
  • 4.- Caries dental: esta se produce cuando la placa bacteriana disuelve el esmalte y la dentina molar. De no tratarse a tiempo, se afecta al diente profundamente en la pulpa dental y el nervio.
  • 5.- Gingivitis: la acumulación de biofilm oral (placa bacteriana) produce que las encías se inflamen. El no atenderse a tiempo con un dentista, puede derivar en una periodontitis que es muy frecuente en adultos.
  • 6.- Periodontitis: se produce cuando los tejidos que rodean y protegen tus dientes presentan algún tipo de retracción, hinchazón o sangrado permanente, que pasa de una gingivitis leve a una periodontitis acompañado de dolor y mal aliento (halitosis).
  • 7.- Daños en empastes y pérdida dental: la placa dental no tratada, la caries y la periodontitis, pueden causar daños permanentes como bolsas gingivales, dientes flojos y separados o hasta la pérdida total de los dientes.

 

Malos hábitos alimenticios y la incidencia en consumir azúcar en altas cantidades, sumada a una mala higiene dental, desencadenan enfermedades como las mencionadas. Por ello, son importantes las visitas periódicas a tu dentista para evitarlas, identificarlas o corregirlas.

Por qué decidirme por un tratamiento de blanqueamiento dental

En la actualidad, el tratamiento de blanqueamiento dental es uno de los más solicitados por personas de todas las edades gracias a sus cuantiosos beneficios. No solo permite ostentar una dentadura mucho más blanca en muy poco tiempo, sino que también ayuda a mejorar la autoestima y la apariencia personal, permitiéndote mostrar tu sonrisa al mundo.

 

¿En qué consiste?

 

Su proceso se basa en la aplicación de agentes blanqueadores tales como el peróxido de hidrógeno y el peróxido de carbamida. Aunque el dentista elegirá la técnica precisa para cada caso en concreto según el daño y las expectativas de éxito.

De acuerdo con la facultad de Odontología de la UNAL (Universidad Nacional de Colombia), la causa más frecuente de consulta estética son los cambios en la tonalidad de los dientes, sin duda alguna producido por el constante deseo de las personas de tener una sonrisa blanca y atractiva. Sin embargo, sus beneficios son mucho más profundos que la apariencia.

A continuación, te mostraremos algunas de las ventajas que tiene este tratamiento.

 

 

También te va a interesar: Blanqueamiento dental: alimentos a evitar tras el tratamiento 

 

 

¿Por qué te conviene blanquear tus dientes?

 

 

1. Aumenta tu confianza

Tener una sonrisa blanca y estética te dará la confianza necesaria para sonreír en público. Lo que, a su vez, contribuirá a que tu seguridad incremente de manera constante y progresiva, mejorando tus relaciones interpersonales.

 

2. Devuelve a tus dientes la apariencia de salud e higiene

Una persona con dientes amarillentos o manchados puede dar la idea de descuido y poca higiene, lo cual no siempre resulta ser cierto. Recordemos que el esmalte de los dientes suele perderse con el consumo del tabaco y el café; por lo que un buen blanqueamiento regresará a tu dentadura la imagen sana que toda sonrisa debe tener.

 

3. Se trata de un tratamiento eficaz y seguro

Todo blanqueamiento requiere de un estudio previo para diseñar el tratamiento que se adapte a las necesidades de cada paciente. Se establecen características como el tipo de esmalte y cuáles serían los resultados deseados, lo que garantiza la eficacia de la intervención.

 

 

Por qué decidirme por un tratamiento de blanqueamiento dental

 

 

4. Sin efectos secundarios

El blanqueamiento no tiene efectos secundarios; por el contrario, se ha descubierto que, tras este tratamiento, el usuario mejora sus hábitos de higiene con la finalidad de mantener los resultados por mucho más tiempo.

 

5. Es accesible

Debido a su popularidad y beneficios, se ha convertido en uno de los métodos favoritos para la mejora de la apariencia dental gracias a su rapidez y accesibilidad, puesto que no supone un desembolso considerable en contraste con los beneficios que aporta.

 

6. Es indoloro

La aplicación de este tratamiento no produce ningún tipo de dolor. El único síntoma que podría provocar incomodidad es la sensibilidad después del tratamiento, la cual va desapareciendo poco a poco en las siguientes 72 horas.

 

7. Está pensado para todos

El blanqueamiento está recomendado para cualquier tipo de persona, ya que no produce efectos secundarios. No obstante, siempre se recomienda que, antes de cualquier intervención, se consulte con un profesional que disipe todas nuestras dudas.

 

Datos extra

 

  • En casos en los que la dentadura presente un tono excesivamente amarillo, los resultados del blanqueamiento suelen ser mucho más evidentes.
  •  La duración del blanqueamiento dependerá de distintos factores como la alimentación, la genética y la higiene bucodental. No obstante, el promedio es de entre cuatro y cinco años.

 

No dudes a la hora de optar por un blanqueamiento de dientes. Te ayudará a recuperar la estética y la armonía de tu sonrisa, haciéndote sentir mucho más cómodo y confiado. Mejora tu autoestima y tus relaciones sin miedo a sonreír ante el mundo con una dentadura completamente blanca, con apariencia más sana e higiénica.

 

Siete razones para realizarme un blanqueamiento dental

El tener una dentadura más blanca y brillante te permite sentirte más cómodo porque tienes la confianza de contar con una bonita sonrisa. Esto, a su vez, te genera satisfacción personal, aumentando tu seguridad y tu estado de ánimo. Para lograrlo, un blanqueamiento dental es tu mejor opción.

El blanqueamiento dental es una técnica moderna realizada por la mayoría de especialistas dentales, en muchos casos con fines estéticos, pero también de limpieza dental. Su realización es muy sencilla, rápida y no genera dolor alguno. Gracias a esta técnica, se logran eliminar manchas de los dientes que han sido causadas por el consumo de café, bebidas oscuras y tabaco, entre otras.

Siete razones para decidirte por un blanqueamiento dental

Son varios los beneficios que reporta hacerte un blanqueamiento dental, pero veamos siete razones para un blanqueamiento dental:

1. Nuestra autoestima. Qué mejor que sentirnos bien con nosotros mismos. Aquí un blanqueamiento dental es muy importante porque, con este, no solo mejorará nuestra sonrisa, sino también nuestra forma de interactuar con las demás personas, la pena de iniciar una conversación se reducirá en gran manera.

2. La estética de nuestra sonrisa mejora. Aunque la belleza no debería ser lo más importante en una persona, en la sociedad que vivimos hemos visto que la imagen de una persona es muy importante. Es como su carta de presentación, pues lo primero que hacemos al tratar con los demás es sonreír. Una sonrisa bonita, blanca y brillante transmite mucho de ti.

3. No genera dolor. Por lo general, cuando vamos a realizarnos algún tratamiento dental, pensamos en cuánto nos va a doler y es ese miedo el que nos hace postergar y postergar las visitas al odontólogo.

 

Siete razones para decidirte por un blanqueamiento dental

 

Sin embargo, este no es el caso de un blanqueamiento, pues es totalmente indoloro. En algunos casos puedes sentir molestias, pero solo en personas que tienen mucha sensibilidad. Además, este es uno de los procedimientos más rápidos, eficaces y seguros.

4. Los resultados son inmediatos. Todos, cuando empezamos un tratamiento, estamos ansiosos por ver los resultados, pero en muchos casos hay que ser pacientes y esperar. En este caso, verás los resultados de inmediato. Desde la primera sesión, podrás observar cómo tus dientes se van blanqueando y haciéndose más brillantes y si, además, se acompaña el tratamiento de una buena rutina de higiene dental, será duradero.

5. Cuida tus dientes. El mayor temor de las personas cuando escuchan hablar de un blanqueamiento dental es que este pueda ser dañino para sus dientes, pero no es así, pues no elimina ni provoca daños en tus dientes y tampoco produce sensibilidad dental.

6. Mejoran tus hábitos de higiene. Después de ver los resultados del tratamiento, seguro que te esforzarás por conservarlo. Estos serán de gran motivación para cuidar más tu salud oral, lo cual se verá reflejado en tu salud en general.

 

También te va a interesar: ¿Pueden niños y adolescentes someterse a un blanqueamiento dental? 

 

7. Es compatible con otros tratamientos: Puedes sentirte libre de terminar tu blanqueamiento dental e iniciar otro tratamiento dental sin ningún inconveniente.

El blanqueamiento dental es una técnica totalmente segura, no se requiere de intervención quirúrgica o algo parecido. Es un proceso que ha sido avalado por especialistas, lo que garantiza su éxito. Es muy importante que estos procedimientos siempre nos los realicen profesionales, expertos en la técnica, lo cual nos genera tranquilidad, además de que ofrece la garantía del tratamiento.

Así que, si estás pensando en hacerte un blanqueamiento dental, quizá porque no te sientes contento con el aspecto de tus dientes o sencillamente quieres darle un cambio a tu aspecto, esperamos que estas siete razones que te hemos mencionados te sean de gran ayuda.

5 claves para evitar la halitosis y el mal aliento

Muchas personas padecen halitosis, o mal aliento, con mucha facilidad, solo en un periodo de su vida, solo por la mañana, etcétera. Esto es muy normal y solo es preocupante si la padeces de forma continuada.

La causa del mal aliento

El mal aliento normalmente se debe a las bacterias acumuladas en tu cavidad bucal. Dichas bacterias segregan azufre, lo que produce mal olor. También puede deberse a reacciones químicas en el estómago.

El ajo, la cebolla, el café o el tabaco son algunas de las sustancias que provocan mal aliento, tanto por reacciones químicas en tu estómago como por las bacterias en tu boca. También otros alimentos como el alcohol pueden provocarte mal aliento, pero esto depende de cada persona.

De hecho, existen más de 80 causas posibles de la halitosis, de modo que, como en otras condiciones médicas, es imposible dar una sola solución para todas ellas y, si el problema es muy grave y perdura, es recomendable consultar al médico.

Sin embargo, para los casos más frecuentes, que son de origen bucal o estomacal, existen unas claves para evitar la halitosis que resultan muy efectivas en todos los casos.

 

También te va a interesar: La caries dental, ¿tiene algo que ver con mis hábitos alimenticios?

 

Las 5 claves para evitar el mal aliento

Algunos consejos necesarios para solucionar la halitosis.

1. Mantén una buena higiene bucodental

Cepíllate los dientes al menos dos veces al día (por la mañana y por la noche) durante al menos 2 minutos, utiliza enjuagues, hilo dental y acude a las revisiones periódicas con tu dentista. Coméntale tu problema para que pueda darte las indicaciones adecuadas para tu caso.

No olvides que, además de cepillarte los dientes, es necesario cepillar la lengua y las encías. Puedes completar tu limpieza bucal usando hilo dental y un enjuague adecuado para ti.

 

Las 5 claves para evitar el mal aliento

2. Deja de fumar

Tampoco bebas alcohol y limita el consumo de alimentos que provocan la halitosis, como el ajo o la cebolla. También te tecomendamos evitar el café.

3. No permanezcas mucho tiempo sin comer

Esto también causa halitosis. Entre horas, puedes comer algo ligero, como una manzana o una zanahoria. Mascar apio de vez en cuando es una buena idea, ya que refresca el aliento y tiene menos azúcares (una de las causas de la halitosis).

4. Toma infusiones

Después de las comidas o entre horas, prueba tomar una infusión de menta, hierbabuena, romero, salvia, tomillo o eucalipto; o bien una mezcla de varias de ellas. Es mejor que masticar chicle o comer caramelos.

Si la causa del mal aliento es la descomposición bacteriana, el té verde es un buen antibacteriano. Si la causa es estomacal, prueba tomar manzanilla, hinojo o poleo. Otra excelente idea es hacer un enjuague con 1 vaso de agua (250 ml) y 1 cucharada (9 g) de bicarbonato de sodio. Este enjuague elimina las bacterias que causan el mal aliento y funciona sobre todo si lo haces antes de irte a dormir o por la mañana.

5. Evita tener la boca seca

La xerostomía, es decir, el síndrome de la boca seca, hace que se genere placa bacteriana, sobre todo en la lengua. Esto puede causar halitosis.Además, hidrátate correctamente; sobre todo al hacer deporte, comer alimentos muy salados o al levantarte por la mañana. Si tienes que tomar algún medicamento, consulta los efectos secundarios: muchos producen sequedad de boca.

Y si esto no funciona…

Si aún así sigues teniendo halitosis, quizá padezcas un problema bucal más grave o, incluso, otra afección como faringitis o enfermedades del estómago. Por eso, es conveniente que lo menciones en la revisión con el dentista o que acudas a tu médico.

¿Te han gustado nuestras claves para evitar la halitosis? Protégete, cuida tu salud bucal y atiéndete cuando es necesario.