cepillo de dientes Archivos - Zendental

SOLICITA TU CITA


¿Es bueno sellar los dientes de los niños?

niña

¿Qué son los selladores oclusales?

Los selladores oclusales son un material que se utiliza en la consulta odontológica y que se coloca en las fosas y fisuras susceptibles al desarrollo de caries por pura prevención. Es por tanto un tratamiento odontológico preventivo. Este material actuará de barrera por su unión al diente, evitando el acceso de bacterias productoras de caries, además de facilitar la limpieza de los dientes donde se colocan.

La colocación de selladores ha mostrado una reducción de la incidencia de caries del 86% tras un año y del 56% a los 4 años.

Los selladores son efectivos mientras permanecen colocados correctamente, por lo que es aconsejable revisarlos entre los 6 meses y al año de su colocación.

¿En qué dientes se colocan los selladores?

Los dientes con mayor riesgo son los molares (entre 6 y 12 años, aproximadamente) y después los premolares, por supuesto en aquellos que tengan fosas o fisuras profundas, que sean susceptibles de poder tener caries. Hay mayor riesgo de caries en niños.

Los selladores se suelen poner en dentición definitiva, pero se pueden poner en dentición temporal o mixta, considerando que hasta los 10 u 11 años, no se cambian, pero depende del criterio del odontopediatra en función de las características de surcos y fisuras, riesgo de caries, etc. No obstante a la mayoría de los niños les beneficia la aplicación de selladores oclusales.

Si estás interesado en sellar los dientes de tus hijos o realizarles una revisión, no dudes en solicitar una consulta gratuita con nosotros llamando al 91 640 15 75 o a través de nuestra web zendental.es 

¿Cuándo debemos cambiar el cepillo de dientes?

En el post anterior os hablé de los aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir nuestro cepillo de dientes. Una vez hemos adquirido el que mejor se adapta a nuestras necesidades debemos tener en cuenta el desgaste del mismo porque, por muy bueno que sea, sufre un deterioro con el uso diario que hace obligatorio cambiarlo periódicamente.

cepillo-de-dientes

El cepillo de dientes no tiene una duración concreta definida, sustituirlo depende del uso que le damos, la fuerza que empleamos, la técnica de cepillado, la calidad y dureza de las cerdas. Como norma general lo recomendable es no utilizarlo más de tres meses pero hay distintos puntos que debéis observar para saber si vuestro cepillo está en óptimas condiciones.

Si se observa que los filamentos están excesivamente curvados, desgastados o deteriorados, debemos cambiarlo aún no habiéndose cumplido 3 meses. Las fibras pierden forma, resistencia, efectividad a la hora de remover las bacterias pegadas en forma de placa a la superficie de los dientes y tampoco llegan igual de bien a las zonas de difícil acceso.

Otra de las medidas que debemos llevar a cabo, es evitar el contacto de nuestro cepillo dental con el de otras personas (aunque sea de nuestros padres, hermanos, hijos y sepamos que están completamente sanos) no debemos olvidar que existen estudios que han demostrado que los gérmenes orales quedan retenidos en el cepillo.

En cuanto a la limpieza, es muy importante enjuagarlo con agua después de cada uso, sacudirlo para evitar la formación de bacterias por la humedad y guardarlo seco en un lugar adecuado. Actualmente existen múltiples protectores de plástico para evitar que los filamentos entren en contacto con las superficies de nuestro baño.

También es recomendable desechar nuestro cepillo si hemos pasado por un proceso gripal o una infección de garganta, de esta forma evitamos que el virus se mantenga en las cerdas.

Si quieres más información o saber si estáis teniendo una buena higiene dental… no dudes en pedir una primera visita gratuita en ZenDental o llamando al 916401575