Dra Rocio Garcia, Autor en Zendental

SOLICITA TU CITA


Dolores en la mandíbula, que relación tiene esto con la higiene oral

Desde ortodoncia las rozas queremos mostrarte algunos ejemplos que están más relacionados con la higiene oral, y que muchos de nosotros desconocemos. Como estética dental en las rozas nos preocupa tu calidad de vida, es por esto que preparamos una corta guía con causas y posibles tratamientos para los dolores mandibulares.

Muchas veces atribuimos los dolores en la mandíbula a los fuertes golpes ocasionados accidentalmente, o al bruxismo ocasionado por estrés. En lo que respecta a la higiene oral, esta juega un papel fundamental a la hora de identificar las posibles causas del dolor en la mandíbula. Veamos a detalle cuáles son esos pequeños, pero importantes errores que puedes estar cometiendo, a la hora de cuidar tu salud dental con el dentista en las rozas.

Posibles causas

1.No cepillar tus dientes con frecuencia:

Si dejas pasar más horas de las recomendadas para realizar tu limpieza dental, puedes estar contribuyendo a la proliferación de bacterias. La boca además de ser el órgano encargado de masticar, y triturar los alimentos, posee la capacidad de liberar gran parte de la grasa que se acumula en tu cuerpo. Por tal motivo, muchas veces creemos tener mal aliento, a pesar de haber cepillado los dientes hace poco.

2.No utilizar correctamente la seda dental:

La comida y el sarro suele acumularse entre los espacios dentales, estos se solidifican con el paso del tiempo ocupando mayor lugar, y acuñando los dientes entre sí; lo que genera molestias y mal aliento. Al permitir que las bacterias y el sarro se acumulen en la cavidad dental, se aumenta el riesgo de contraer infecciones bucales que, con el paso del tiempo, reducen y debilitan las encías; haciendo que las raíces de los dientes estén cada vez más expuestas.

3.No cepillar los dientes correctamente.

Es mejor evitarnos dolores de cabeza innecesarios, y más si son producidos por un dolor en la mandíbula a causa de un diente flojo, desgastado o con caries. El ortodoncista es por excelencia, el terror de muchas personas, a lo ancho y largo del planeta. Por tal motivo, te sugerimos cepillar adecuadamente tus dientes, disfrutando del proceso de limpieza, verificando que hayan quedado libres de alimentos o sarro. Hazlo con suavidad, pero de manera constante, revisa que todos tus dientes, principalmente tus muelas más escondidas, hayan quedado muy bien cepilladas- Esto evitará que se acumulen las bacterias que generan mal aliento, y que lentamente pudren nuestros dientes desde la raíz.

Tratamientos

Lavar correctamente tus dientes:

Si lavas tus dientes de manera regular, empleando la técnica correcta, y utilizando adecuadamente la seda dental; tu higiene bucal se verá fortalecida. Evitarás el desgaste dental, tus encías permanecerán sanas, y tu boca en general permanecerá limpia. Por otro lado, evitarás tragar las bacterias que se producen, cuando pasas muchas horas sin cepillar tus dientes. Esto te evitará contraer enfermedades gastrointestinales, que pueden generarte malestar en general, y que ayudan a debilitar tu sistema inmune.

Utilizar pastas dentales especializadas para reducir el dolor:

Si tu problema dental es elevado, y no se reduce el dolor ni con medicamentos, o sosteniendo una higiene dental adecuada, es porque tus dientes estás muy sensibles a cualquier roce frío o caliente; incluso el viento puede llegar a lastimarte. Por este y muchos otros motivos, los profesionales dentales han creado pastas dentales especiales para tratar este tipo de dolencias. Estas al no ser abrasivas evitan el desgaste dental, además, son coadyuvantes en la recuperación, gracias a los diferentes compuestos regenerativos.

Finalmente, te recomendamos acudir al odontólogo al menos dos veces al año, para prevenir todo tipo de enfermedades que puedan o no estar relacionadas con la mala higiene bucal. No olvides lavar tus dientes al menos tres veces al día.

¿Cómo prevenir la halitosis?

En clínica dental Las Rozas te enseñamos cómo prevenir la halitosis. La halitosis es una condición por la cual una persona emana mal aliento de su boca. Incluso algunas de ellas no lo comentan con su odontólogo precisamente por sentir vergüenza. Sin embargo, el mal aliento es más común de lo que parece y sus síntomas son, por eso mismo, fáciles de tratar.

En dentista Las Rozas sabemos lo importante que es cuidar de nuestra boca. En ese sentido, queremos darte algunas recomendaciones que te pueden ayudar a identificar las causas de la halitosis y, al mismo tiempo, prevenir que te pueda ocurrir a ti.

¿Por qué se produce la halitosis o el mal aliento?

Existen varios factores. Entre los más usuales se encuentran los dietarios de las personas, es decir, los hábitos alimenticios y el consumo de algunas otras sustancias, como el tabaco, el café, el alcohol, etcétera.

  • El consumo de productos azucarados. Debido a las enzimas y a las bacterias que se alojan en la boca, es muy frecuente que, al entrar en contacto con diversos azúcares que se ingieren, generen olores desagradables, y eso se convierte en mal aliento.
  • Consumo de alimentos ácidos. En este caso, sin embargo, los alimentos pueden debilitar o desgastar el esmalte natural de los dientes, lo cual puede producir infecciones que se convierten en causantes del mal aliento.
  • Al tomar alimentos altos en grasas. Cuando estos alimentos no se metabolizan en el organismo, estos expiden gases sulfurosos que causan el mal aliento.
  • Ingerir grandes cantidades de ajo y de cebolla, así como el constante consumo de café o el alcohol. Cada uno de estos elementos pueden afectar tu aliento, ya que ellos reducen la secreción de saliva y aumentan el desarrollo de los gérmenes que producen el mal aliento.
  • Enfermedades. Existen algunas enfermedades que generan halitosis. Entre ellas, el cáncer, la infección en las amígdalas, las afecciones renales, las fallas hepáticas y la diabetes.
  • Estrés. Aunque menos frecuente, el estrés también puede ser una causa del mal aliento. Y lo hace debido al aumento del ritmo cardiaco y a la deshidratación de la boca.

¿Cómo prevenir la halitosis o el mal aliento?

Lo primero y lo más importante que debes hacer es aumentar la higiene dental de tu boca. Un buen cepillado, especialmente después de cada comida, podría ayudarte a superar este inconveniente. No obstante, existen algunas otras recomendaciones que te pueden ayudar:

  • Dejar de consumir tabaco y alcohol. Si los consumes, es necesario que suspendas (o que al menos disminuyas) el tabaco y el alcohol, ya que son fuentes principales de la halitosis, además de provocar otras muchas enfermedades y problemáticas.
  • Mascar chicle no es una solución adecuada al problema. Aunque disimula el problema, de hecho, puede generar más infecciones bucales, por lo que cuando pase el efecto, el mal aliento puede volver a surgir
  • Cuidar tus dietas. Disminuir el consumo de proteínas puede solventar dicho problema. Está comprobado que dicho consumo es un principal causante de halitosis y, por tanto, es preferible aumentar el consumo de carbohidratos que ayuden a suplir las necesidades grasas.
  • Beber bastante agua. Esto también puede favorecer tu proceso de salivación. Entre más saliva produzca tu boca, más erradicación de infecciones genera. En consecuencia, menos posibilidad de producir mal aliento.
  • Comer de manera recurrente en pequeñas dosis. Esto puede ayudar a erradicar las infecciones de tu boca, ya que ayuda a la secreción continua de saliva.

En conclusión, existen varias formas en las que puedes prevenir el mal aliento. No obstante, recuerda que en caso de que persista, puedes comunicarlo con un odontólogo de confianza. Aparte, procura siempre maximizar tus hábitos de higiene y enjuague después del cepillado.

¿Puedo usar tratamientos caseros para el herpes bucal?

La aparición de pequeñas lesiones en la boca puede deberse a un tipo de herpes causado por acción viral. En este sentido, el herpes bucal es una infección cuyo origen es el herpes simplex virus (HSV-1), que es fácilmente transmisible en los seres humanos. Por eso, aquí te presentamos los tratamientos primarios que puedes aplicar en casa para contrarrestar los síntomas que usualmente causa este herpes viral.

¿Cómo se transmite este herpes?

Una persona infectada es propensa a contagiar este virus por su facilidad de transmisión a través del contacto físico. Este tipo de herpes oral puede pasar un tiempo indeterminado sin una reacción visible en el cuerpo. No obstante, y al igual que otras enfermedades causadas por el estrésse manifiesta físicamente alrededor de los labios o en el área interna de la boca.

Las erupciones o pequeños bultos, los cuales pueden causar incomodidad y dolor de moderado a agudo, son comunes cuando aparece esta variante de herpes. A diferencia de las aftas bucales, estas lesiones sí pueden tener consecuencias más graves en el individuo debido a su origen viral, además de por su notoria capacidad de contagio.

¿Qué síntomas son recurrentes?

Los síntomas de esta variante de herpes aparecen de distintas maneras. Es frecuente que en su primera aparición ocurra una inflamación de los nodos linfáticos, dolor de cabeza e incluso fiebre. Aparte, la infección comienza con un fuerte enrojecimiento del área previo a la erupción cutánea.

En el caso de las lesiones bucales internas, suelen salir pequeñas ampollas que, al reventar, causan un dolor molesto al realizar actividades cotidianas como hablar o comer. Significativamente, los síntomas tras la infección primaria suelen ser más severos, pudiendo confundirse con otro tipo de afecciones. Así, es fundamental monitorizar cómo se desarrolla la enfermedad.

Por otra parte, estos síntomas pueden presentarse sin importar la edad del individuo, puesto que la sufren tanto bebés como adultos. Debido a ello, en Zendental recomendamos evitar cualquier tipo de contacto con infantes cuando se sospecha de una infección de herpes labial tras la aparición de lesiones bucales. Esto, con el propósito de preservar la salud de los niños y de las personas en general.

¿Qué remedios caseros puedes emplear?

En primera instancia, lo más recomendable si sospechas que has contraído herpes, o si ya has lidiado previamente con la enfermedad, es aplicar compresas calientes en la zona afectada antes de que se formen las ampollas. Con este procedimiento, evitarás síntomas como el picor previo a la formación de las lesiones cutáneas.

Similarmente, las compresas frías ayudan a que el dolor sea menos intenso y puedas llevar a cabo tus actividades cotidianas más cómodamente. Otros tratamientos caseros convencionales son la aplicación de extractos de tés, hierbas medicinales y aceites para untar en el área afectada. Incluso lavar la zona con agua y jabón neutro permite regular el desarrollo de la enfermedad y acortar el tiempo a lidiar con ella.

¿Cuándo ir al odontólogo?

Una afección simple por herpes oral puede ser tratada en casa y sin mayores complicaciones. A pesar de ello, cuando los síntomas se vuelven recurrentes, y si presentas síntomas de moderados a severos, debes buscar ayuda médica inmediatamente. Así, podrán estudiar tu caso y recetarte medicamentos que actúan eficazmente contra esta infección, además de aliviar el dolor.

Indudablemente, la capacidad de transmisión del virus del herpes le convierte en un problema serio de salud pública. A pesar de ello, una de las mejores recomendaciones ante su aparición es aplicar remedios caseros o ir al odontólogo ante cualquiera de sus posibles complicaciones. Por lo tanto, si eres de la zona y requieres un dentista en Las Rozas, en Zendental te atenderemos gustosamente y con toda profesionalidad.

Lo que debes saber sobre el primer diente del bebé

El primer diente del bebé requiere cuidados y atención, ya que estos dientes harán espacio a los que saldrán posteriormente y ayudarán a los niños a masticar. Esto es lo que debes saber los primeros cambios valiosos en tu bebé, además de los síntomas que tienen los bebés cuando les salen los dientes.

1. Los dientes aparecen entre los 6 y los 12 meses

Aunque hay una amplia variabilidad, en la mayoría de los casos, este es el período general en que empiezan a salir sus primeros dientes. Desde los 3 meses aumentan la producción de saliva en su boca y todo lo llevan dentro de ella como una señal de exploración.

A partir del mes 6 podrás esperar aparecer su primer incisivo, que son los dientes frontales y comenzará con los dos inferiores centrales y posteriormente con los superiores. A los 3 años de edad, ellos deben tener la dentadura de leche completa.

Sin embargo, si llegado el año de edad aún no comienza este proceso, puede que existan otros factores que hayan causado retraso en la salida de los dientes en niños.

2. Masajear las encías ayuda a aliviar las molestias de dentición en tu bebé

La aparición de los primeros dientes no causa muchas molestias, pero los padres notarán que comienza el proceso debido a los síntomas:

  • El aumento del babeo es lo más común y más fácil de detectar, esto se produce porque la dentición causa aumento de la saliva.
  • Tos ligera porque se ahoga con la saliva.
  • Mordisqueo de todos los objetos que encuentra.
  • Dolor e inflamación de las encías.
  • Inapetencia a las comidas, biberón o pecho porque le causa dolor.
  • Aumento leve de la temperatura corporal.

Para las encías inflamadas y sensibles los padres pueden aplicar un ligero masaje con los dedos limpios. También pueden optar por anillos sólidos de dentición o un paño húmedo y frío, ya que el cambio de temperatura le ayudará a aliviar la molestia y reducirá la inflamación.

En caso de que tenga fiebre, entonces puedes darle en las noches una pequeña dosis de acetaminofén. Es importante consultar al pediatra antes de medicar al niño.

La fiebre no debe exceder los 38 grados celsius. De lo contrario, dicho síntoma no debe ser asociado a la dentición, porque puede ser una infección o un síntoma de cualquier otra enfermedad.

3. Comienza la higiene bucal con crema dental con flúor

En cuento el niño tenga dientes es necesario iniciar de inmediato con su cuidado bucal dos veces al día. La porción que colocará en su cepillo de dientes será del tamaño de un grano de arroz.

Es cierto que esos dientes son temporales y se caerán, pero si no los cuidas, puede afectar significativamente los dientes posteriores. Asegúrate de cepillar sus dientes antes de acostarte y nunca lo dejes dormir con el biberón, porque esto puede producir caries.

El flúor es un mineral importante para fortalecer los dientes y para ayudar a prevenir las caries.

4. Agenda su primera consulta odontológica

Lo ideal es programar su primera consulta de odontopediatría en el momento en que al bebé le salga su primer diente y luego al cumplir el año. Esto evitará que pueda tener problemas dentales serios a futuro. Además, recibirás consejos oportunos sobre la adecuada higiene bucal que deben tener los infantes.

5. Cuidado con los geles o tabletas de dentición

Evita geles o tabletas de dentición a base de belladona o benzocaína, ya que estas pueden ocasionar posibles efectos secundarios.

La salida de los dientes de tu bebé es un proceso natural, pero no olvides que la salud bucal es crucial, porque será algo que lo acompañará toda la vida, y es una experiencia que será mejor de la mano de los expertos en higiene bucal.

Estas son las enfermedades orales causadas por estrés

Un aspecto limpio y cuidado es clave en el éxito de las relaciones personales. Por ello, es importante tener un buen aseo en áreas como la bucodental, eliminando la aparición de caries y otras dolencias. Pero no todas las enfermedades son ocasionadas por una cuestión de mala higiene, un ejemplo de esto es el herpes bucal, originado por el contacto con un infectado; sorpresivamente, el estrés también puede ser el causante.

El estrés, responsable de varias enfermedades dentales

Para mantener una buena higiene bucodental no sólo es necesario fijarse en el uso de la seda dental, cepillarse tras cada comida o visitar con regularidad al odontólogo. El factor emocional juega su propio papel, y sensaciones tan intensas como el estrés podrían provocar cambios desagradables en tus dientes y boca.

Repasemos algunas enfermedades orales causadas por estrés, alguno consejos para su prevención e indicaciones acerca de cómo tratarlas:

  • Liquen plano oral (LPO)

Una falla en el sistema inmunológico desencadena la inflamación e irritación en las mucosas de la boca. Esto se traduce en síntomas como manchas blancas, rojas y llagas. El dolor puede aparecer junto a las últimas dos, acompañado de sensibilidad, ardor, sangrado y molestias al realizar actividades básicas como masticar.

A dichos fenómenos se le conocen como LPO, un trastorno inmunitario en el que el estrés se posiciona como posible causante. A pesar de que no se conoce la cura, sí hay modos de minimizar las reacciones adversas con productos como corticosteroides y ungüentos. Por supuesto, el manejo del estrés es esencial para acelerar tu recuperación.

  • Estomatitis aftosa recurrente (EAR).

El síntoma principal de esta enfermedad es la presencia de aftas, unas úlceras bucodentales que no comparten la misma forma o tamaño, pero sí efectos como el dolor. Entre sus orígenes hallamos deficiencias de vitaminas, problemas genéticos y, claro está, el exceso de estrés.

Su tratamiento está regido por las normas generales de las lesiones bucales, es decir, el uso de diversos corticoides según sea el caso y, además, enjuagues bucales. Sin embargo, si la enfermedad se encuentra en un estado avanzado, lo más recomendable es que acudas a un especialista de clinica dental en las Rozas.

  • Síndrome de boca ardiente o dolorosa.

Si sientes un ardor intenso, sequedad en la boca, pérdida del gusto u hormigueo general en todas las regiones posibles de la boca, entonces podrías estar pasando por un cuadro de boca ardiente. Esta es una afectación bastante común en las consultas médicas. Se caracteriza por su larga duración, variabilidad en la intensidad y la aparición de un gusto amargo en tu paladar.

Al ser una enfermedad relacionada con el sistema nervioso, no es nada raro que el estrés esté implicado en su formación. Para controlar los síntomas existen una serie de tratamientos como: los enjuagues bucales y el clonazepam. Por ejemplo, si el estrés es la raíz del problema, hay una opción de terapia cognitiva conductual, que ayudará al manejo de esos altibajos emocionales.

Ciertamente, es fundamental permanecer pendientes al más mínimo detalle de nuestra salud para detectar el nacimiento de enfermedades o trastornos. Referente a la salud bucodental hallamos un par de recomendaciones que te brindarán mayor seguridad para lucir una linda sonrisa. Debes abstenerte de fumar tabaco y de ingerir alimentos picantes. También debes seguir una buena higiene dental, tomar suficiente agua, entre otras medidas.

Tampoco olvidemos la importancia del control del estrés y el valor de seguirnos informando de las primicias de la salud. Leer sobre temáticas similares a la relación entre Obesidad y dientes podrían ampliar tu conocimiento acerca del área bucodental.

Recuerda que es normal verse envuelto en situaciones de estrés, sin embargo, velar por tu bienestar físico y mental es una tarea que te evitará enfermedades, desbalances y cambios internos en el futuro.

¿Cómo evitar que mi bebé se chupe el dedo?

A medida que va creciendo el niño los padres se preocupan por su salud dental debido a todos los Mitos sobre odontopediatría que rondan entre las madres. Esto se debe a que en los primeros años de vida de los bebés se desarrolla el sistema estomatognático donde erupcionan los dientes y los tejidos blandos se adaptan a la alimentación sólida. La boca infantil sufre de muchos cambios durante el crecimiento, proceso para el cual mucho de ustedes no se sienten preparados.

¿Cómo afectan el biberon y el chupete los dientes de los niños?

Te va ha interesar leer: Cómo afectan el biberón y el chupete los dientes de los niños.

La preocupación inicial de ustedes como padres durante el crecimiento del bebé se debe a que sienten que el bebé no puede ser tranquilizado sin el uso del chupete y que a su vez, es un producto que puede producir efectos negativos durante el desarrollo.

Ambos objetos se utilizan frecuentemente en los primeros años de los niños ya que ayuda a que puedan mantenerlos tranquilos evitando que lloren durante periodos de tiempo prolongados. Los chupetes tienen un efecto calmante en los bebés que se fundamenta en el acto repetitivo de succionar el aparato. Sin embargo, se ha demostrado que el uso prolongado de ambas herramientas produce alteraciones en la posición de los dientes de los niños.

A continuación mencionaremos algunos efectos negativos que producen estos productos en los dientes de los bebés:

  • Problemas en la dentición y la forma del arco dental

Tanto los biberones como los chupetes son utensilios que cuentan con una forma cónica a la que se adapta la boca del bebé para succionar, suelen ser confeccionados en plástico por lo que no son fáciles de deformar. El uso de los chupetes y la chupa del biberón evita que los dientes de sus bebés erupcionen de la forma adecuada. Esto puede producir anomalías en los arcos dentales como: mordidas abiertas, diastemas, mordidas cruzadas y rotaciones en los dientes.

  • El uso del biberón suele causar caries en los dientes

Usualmente ustedes como mamás suelen darle un biberón a los bebés antes de dormir, lo que favorece la aparición de caries en los dientes de leche debido al gran contenido de azúcares. Además, al consumir leche y no realizar el correcto proceso de cepillado se incrementa el mal aliento en los niños y la adhesión de la placa bacteriana.

  • Puede producir deglución atípica durante el crecimiento

El uso del biberón y el chupete promueve el acto de succionar utilizando la lengua de apoyo, por lo que su uso prolongado puede producir que el niño sufra de deglución atípica al momento de ingerir alimentos o bebidas. Tener deglución atípica puede producir un efecto negativo en la posición de los dientes y en la estructura de la mandíbula y del maxilar que puede a su vez perjudicar la oclusión y el proceso de masticación.

Consejos para evitar que tu bebé se chupe el dedo

Si te preguntas cómo evitar que mi bebé se chupe el dedo, puedes seguir estos consejos:

  • Preferiblemente es necesario que tu bebé elimine el uso del biberón y los chupetes antes de los 24 meses de vida.
  • No dejar que el bebé se duerma con el biberón.
  • Buscar alternativas para calmar a los bebés en momentos de ansiedad.
  • Utilizar técnicas de refuerzo positivo.

Además de evitar estos hábitos se recomienda que ustedes como padres sean responsables y comprometidos con la salud dental de los bebés. Deberían tener una íntima relación con odontopediatría y los especialistas adecuados que puedan orientarlos en el proceso de desarrollo dental de sus bebés. Si quieres saber más del tema puedes buscar información o asistir a la clinica dental las rozas.

¿En qué consiste la ortodoncia interceptiva en los niños?

En muchos ámbitos de la salud, es beneficioso tratar una enfermedad a tiempo. En el caso de los dientes, esto no es una excepción. La ventaja es que los dientes, a veces, solamente requieren un procedimiento mucho más sencillo. A continuación, te explicaremos en qué consiste la ortodoncia interceptiva en los niños, los tipos de ortodoncia y sus beneficios.

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

Se trata de un tipo de ortodoncia de uso preventivo. Se realiza exclusivamente en los niños con la finalidad de corregir el crecimiento inadecuado de los dientes y de los huesos de la mandíbula. El procedimiento de la ortodoncia infantil se debe efectuar a una temprana edad, debido a que realizar la conducción sobre los huesos es más fácil que en una etapa de pleno desarrollo. Así, se previenen problemas mucho más complicados y graves en la etapa adulta.

¿Qué tipos existen?

Entre los tipos de ortodoncias que existen, se encuentran los siguientes.

1. Para corregir la clase II o retrognatia: En este caso, se usa el bionator, un aparato para activar el crecimiento de la mandíbula. También está el anclaje extraoral, un arco facial que se agarra en el cuello y detiene el crecimiento del maxilar superior. Y también existe el Herbst, un aparato utilizado cuando la fase de crecimiento casi ha concluido pero se requiere reducir la distancia entre el maxilar y la mandíbula.

2. Para corregir la clase III o prognatismo: Encontramos la máscara facial, que se emplea para estimular el crecimiento del hueso maxilar; suele combinarse con el uso de un disyuntor de paladar. Este sirve como un expansor para corregir la mordida cruzada. Otro aparato es la mentonera, que se colocada en la mandíbula para detener su crecimiento.

3. Disyuntor/expansor palatino: Se recomienda en los niños con el paladar hendido u ojival, ya que posibilita la corrección de esta anomalía.

4. Máscaras de tracción extraoral: Este procedimiento se indica para los problemas de mordida e irregularidad en los huesos faciales.

5. Para corregir la mordida cruzada: Para este tipo de anomalía, está el disyuntor de McNamara, el cual sirve para cementar al paladar y abrirlo en caso de que un maxilar esté comprimido. Otra herramienta es el disyuntor de dos bandas, un aparato que se coloca en el paladar con un tornillo central.

También te puede interesar: ¿Qué debo hacer si mi bebé nació con dientes? Recomendaciones a seguir

¿A qué edad se puede realizar en los niños?

Habitualmente, este tratamiento se usa para los niños de entre seis y once años de edad. Esto se debe a que, en esta etapa, los huesos de la boca aún continúan formándose, por lo que son moldeables y el tratamiento puede funcionar más rápido con buenos resultados. Existen diversas clínicas de dentista en Las Rozas, las cuales te pueden ayudar a determinar el tipo de tratamiento dental que requiere cada niño.

¿Por qué se realiza?

En odontopediatría, este procedimiento se lleva a cabo con la finalidad de prevenir el desgaste excesivo de los dientes. Es importante equilibrar y optimizar la masticación. De igual modo, se emplea para recolocar las posibles descompensaciones que pueda haber y cuyo origen es diverso.

También contribuye a reparar malos hábitos, como chupar el dedo o poner la lengua de una forma inapropiada al tragar. Por otra parte, ayuda a mejorar la estética facial de tu hijo, ya que equilibra la mandíbula y su musculatura. La apariencia externa llega a ser mucho más simétrica y agradable.

Finalmente, la idea que debe quedar clara en la mente de los padres es que lo más crucial es visitar al ortodoncista cuando el niño cumpla los seis años. De esta manera, el especialista determinará qué tipo de tratamientos requieren tus hijos para prevenir problemas graves a futuro.

Conoce las características de la hipomineralización de incisivo molar

Aunque les asegures a tus hijos una buena higiene dental al cepillar bien sus dentaduras con pasta de dientes para niños o con alimentos sanos, estos pueden presentar inconvenientes en su desarrollo dental que afecte seriamente su salud bucal. Uno de los problemas más recurrentes es la hipomineralización de incisivo molar (HIM), en el que los niños tienden a perder coloración en los dientes. Esto les puede provocar otras molestias más agudas en el futuro.

¿Qué es la HIM?

Como habíamos mencionado, se trata de una patología que afecta la calidad del esmalte dental y lo hace más vulnerable a otros problemas dentales como la caries o la erosión del diente.

Está relacionado directamente a causas que pudieron afectar el período de calcificación del esmalte, el cual ocurre antes del nacimiento hasta los cuatro años de edad.

Se caracteriza por la aparición de manchas color blanco opaco o marrón cremoso en la superficie del esmalte. Estas lesiones, que ocupan el espesor del esmalte o el interior del diente, pueden afectar gravemente los molares o solo uno de ellos.

¿Cómo detectar el HIM?

El HIM arroja algunos síntomas muy claros que debes tener en cuenta cuando te avocas a la higiene dental de tus hijos. Esto debe servirte como una alerta para luego acudir a un odontólogo para un chequeo profesional.

Los signos más notorios de esta condición son:

  • Color opaco en los molares.
  • Variación repentina de blanco a amarillo o a marrón.
  • Diente erupcionado.
  • Fracturas en el esmalte dental.

¿Cuál es el tratamiento adecuado?

Luego de realizado el diagnóstico en un centro de odontopediatría en Madridel especialista se enfocará en los dientes con pérdida del esmalte y dentina desmineralizada con el fin de crear una barrera protectora contra la caries.

Antes de ejecutar cualquier tratamiento, el dentista en la clínica dental Las Rozas debe tomar en cuenta cuatro factores claves que involucran el HIM:

  • Hipersensibilidad: Ocurre cuando las bacterias penetran las porosidades del esmalte y causan una inflamación crónica que dificulta incluso la aplicación de anestesia.
  • Caries: Es una consecuencia del HIM, ya que las alteraciones del esmalte y la hipersensibilidad pueden propiciar su aparición.
  • Restauraciones mal elaboradas: Un molar hipomineralizado produce una alteración en el esmalte que puede ocasionar la repetición del sellado de las obturaciones.
  • Niños con comportamiento difícil: En especial, aquellos que ya han sido sometidos a tratamientos con HIM anteriormente o al cuadro de hipersensibilidad-dolor que esta enfermedad causa.

El tratamiento en casa debe comenzar con el uso regular de una crema dental que contenga mil partes por millón de flúor, el uso constante de enjuague bucal y reducir el consumo de alimentos altos en azúcar y colorantes.

Luego, en el consultorio, el dentista sella las fosas y las fisuras en los molares con erupción y después comienza el proceso de remineralización de la pieza afectada y conseguir desensibilizar al diente.

En casos agudos de HIM, se procede a restaurar el molar defectuoso por la pérdida del esmalte para evitar la propagación de la fractura y su pérdida total.

También te puede interesar: ¿Qué debe tener la mejor pasta de dientes para niños?

Prevención del HIM

La visita regular al dentista debe ser la primera acción que debes recordar para detectar a tiempo problemas como el HIM o cualquier patología bucodental en los niños.

Por otro lado, ten presente que la limpieza regular y eficaz de sus dientes debe ser una prioridad, así como el consumo de una alimentación balanceada con poco contenido de productos artificiales.

Recuerda que, aunque puedan existir factores genéticos que influyan en la aparición del HIM en tus hijos, toda condición de salud adversa puedes combatirla o prevenirla con planificación y una atención especial a la higiene bucal las 24 horas del día.

¿Qué debe tener la mejor pasta de dientes para niños?

Según la Sociedad Española de Odontopediatría, los dientes permanentes se empiezan a formar poco antes del parto hasta alrededor del tercer año de vida del niño. A pesar de que los de leche eventualmente se caerán, es importante cuidarlos y enseñar a tus hijos a limpiar su boca, ya que unos dientes sanos determinan la salud dental en la edad adulta. Además, si existe una patología en los dientes de leche, los permanentes que están debajo pueden verse afectados. Por esto la salud bucodental también incluye la correcta elección de una buena pasta de dientes para niños.

Desde el nacimiento debes cuidar la salud bucodental de tus hijos

Los cuidados en los dientes deben partir desde antes de tener dientes, pues desde bebés se deben limpiar las encías con un dedal o gasa húmeda. En cuanto sale el primer diente de leche, puedes seguir usando este tipo de tela o un cepillo de cerdas blandas dos veces al día y, durante sus primeros años, los expertos recomiendan utilizar un cepillo con cabezal pequeño y cerdas blandas después de cada comida.

El flúor: la base de todo

Sabiendo la importancia del cuidado dental infantil, nos hacemos una pregunta importante: ¿qué pasta de dientes debe usar mi hijo? Sin importar la marca de los dentífricos, un componente que siempre encontraremos es el flúor, que es el factor que determinará la pasta de dientes que comprarás para tu niño.

El flúor cumple la función de capa protectora para que los dientes resistan al ataque de las caries. Es por eso que debemos cepillar los dientes durante aproximadamente dos minutos, para que dicho elemento químico actúe de manera eficiente. El problema radica cuando los pequeños están expuestos demasiado tiempo a esta sustancia y/o la consumen en cantidades inadecuadas, ya que hacerlo de manera incorrecta puede producir alteraciones óseas y dentarias.

En caso de que el infante ya tenga caries, un dentista en Las Rozas te va a recomendar que el odontopediatra, es decir, el dentista especializado en salud bucodental infantil evalúe el riesgo individual de caries de tu hijo para decidir la frecuencia de aplicación de flúor y otros posibles tratamientos.

También te puede interesar: Casos en los que es mejor una reendodoncia o extracción

¿Cuánto flúor debe contener la pasta de dientes de un niño?

De acuerdo con  la Sociedad Española de Odontopediatría, estas son las cantidades y modos de uso de pastas dentales en infantes, en sus respectivas edades:

  • Para niños entre 0 y 3 años: con un dedal o gasa con pasta dental de 1000 ppm (partes por millón) de ión flúor, en cantidad equivalente a un grano de arroz o una pequeña mancha. (Todas estas medidas deben venir en la información del empaque del producto)
  • Cuando hayan salido los molares temporales: pasar cuidadosamente un hilo dental por las zonas de contacto entre los molares antes de ir a dormir.
  • A partir de los 3 años de edad: asear con pasta dental con 1000 ppm de ión flúor, debe ser equivalente a un guisante, es decir, a la anchura del cabezal del cepillo dental. Estos parámetros pueden variar si el niño ya tiene caries; como se mencionó anteriormente, hay que asesorarse con un odontopediatra para prescribir un tratamiento.
  • A partir de los 6 años de edad: lavar los dientes empleando pasta dental con 1450 ppm de ión flúor, también debe ser equivalente a un guisante.

No olvides escoger la mejor pasta de dientes para niños, recuerda que la salud dental de tu hijo depende de ti y debes encargarte de ella directamente hasta los 7 años y supervisarla hasta los 10. Si notas algo extraño, acude con especialistas calificados y especializados en casos infantiles en odontopediatría en MadridNo descuides la salud dental de los niños y no postergues las visitas regulares al dentista, porque esto puede evitar daños realmente graves en el futuro.

¿Es normal la caída de los dientes de leche antes de los 7 años?

Es común que algunas personas piensen que los dientes de leche no tienen tanta importancia como los dientes permanentes, pero eso es un error y supone el motivo por el que algunos padres no le prestan atención a la gravedad que tienen la caída de los dientes antes de tiempo. A continuación, te explicaremos algunos aspectos sobre la pérdida prematura dientes.

Función de los dientes de leche

La función principal de los dientes temporales es dar el espacio necesario en la mandíbula para los dientes permanentes. En el desarrollo normal del niño, la caída de los dientes de leche ocurre entre los 5 y los 7 años de edad y su proceso fisiológico termina a los 12 años aproximadamente.

Pero en algunos casos se pueden escuchar algunas expresiones como “a mi hijo se le cayó un diente a los 4 años”. Situación que no es normal y que requiere de gran atención por parte de los padres, porque trae como consecuencia la pérdida de la armonía dentaria.

Cuáles son las causas de la caída prematura de dientes de leche

Las causas pueden estar relacionadas a diversos factores que describiremos a continuación:

• La aparición de caries es un proceso infeccioso que se debe a la ingesta continua de dulces y de snacks, a la falta de limpieza bucal y a la presencia de bacterias en la boca. En estos casos, se efectúa una extracción temprana del diente por parte del odontólogo.

• Los golpes fuertes en la boca provocan traumatismo dental, causando la caída del diente de leche.

• La falta de calcio genera la caída de los dientes temporales. Está ocasionada por una nutrición baja en fósforo, magnesio o vitamina D, evita que el calcio no se absorba en los huesos y que el niño crezca con una masa ósea débil.

• Las raíces de los dientes débiles, circunstancia que está causada, generalmente, por el paladar hendido o por distintas malformaciones de la mandíbula del niño.

También te puede interesar: Sí, es posible la ortodoncia cuando faltan piezas dentales

Cómo se puede evitar la caída prematura de los dientes de leche

Los niños desarrollan su dentadura temporal al cumplir los 3 años de edad, luego a partir de los 5 años de edad empiezan a sustituirse por los permanentes hasta los 12 o 13 años. Sin embargo, existen casos en los que niños presentan una caída temprana de los dientes a los 4 años o un retraso en la salida de los dientes a los 7 años.

Si el niño pierde los dientes de leche antes de tiempo, los dientes definitivos pueden salir prematuramente, crecer torcidos o apiñamiento de los dientes por la falta de espacio. Aquí te damos algunas claves para evitar la caída prematura de los dientes: los dientes deben estar limpios el mayor tiempo posible, has de crear hábitos del uso regular del cepillo y el hilo dental y asistir de forma periódica al dentista.

Cómo solucionar la caída prematura de los dientes

Para solucionar la pérdida prematura de los dientes de leche del niño, lo ideal es acudir con regularidad al médico especializado en odontopediatría para que oriente a los padres hacia una solución personalizada para cada niño o niña. Además, es necesario aumentar la conciencia sobre la salud bucal, realizar actividades preventivas y de promoción de salud dental que permitan a los padres y niños darse cuenta de los efectos perjudiciales de la pérdida prematura de los dientes temporales y así evitar complicaciones futuras.

En nuestra clínica dental Las Rozas contamos con los mejores odontólogos infantiles que te ayudarán y te orientarán en la salud bucal de tus hijos. Te ofrecemos los mejores servicios con tecnología de vanguardia, materiales de primera clase, planes de prevención e instalaciones acogedoras.