Dra. Paula Gómez Rosa, Autor en Zendental

SOLICITA TU CITA




La importancia de la corona dentro de un implante dental.

Si vas a colocarte un implante dental, debes saber que consta de dos partes: la corona, que es la parte visible y esmaltada, gracias a la cual podemos comer o hablar; y la raíz, la parte oculta a la vista, que sustenta y une el diente al hueso del maxilar o la mandíbula. Cuando los dentistas van a fabricar un implante para ti, tienen que asegurar la calidad en ambas.

¿Por qué es tan importante la corona?

Para que siga teniendo sus funciones, es decir ser lo bastante resistente para que puedas masticar con ella y ser estéticamente similar a un diente auténtico, la corona dentro de un implante dental debe ser una prótesis hecha de un material que cumpla ambos requisitos.

Además, la apariencia no es un asunto fácil: tiene que poseer mismo color, tacto, translucidez y brillo que el diente original. A esto tienes que añadir: la corona debe contar con una vida igual o superior al diente reemplazado; si no, no estamos hablando de un implante de calidad.

También te va a interesar: 8 características de los implantes zigomáticos

Razones de la importancia de la calidad de la corona

La calidad de la corona es clave, ya que se trata de una operación importante y el implante debería durar toda la vida. Aquí te decimos las razones:

1. Por qué su material debe ser de calidad

Decimos que los materiales de la corona del implante deben ser «Hi Tech». Esto quiere decir que se han fabricado siguiendo los resultados de décadas de investigación y experimentación para ofrecer el implante con mejor calidad. Su fabricación está sometida a controles de calidad muy estrictos, tienen poca tasa de rechazo y ofrecen una garantía en caso de romperse.

 

Razones de la importancia de la calidad de la corona

 

Ten en cuenta que, si el material no es de calidad, puede romperse o desgastarse con el uso. Eso obligaría a tener que llevar a cabo una reimplatación, una operación para volver a insertar el implante, que puede llevar a ser compleja y dolorosa.

2. Por qué el profesional implantólogo debe ser de calidad

No solo el material puede tener requisitos de calidad, sino también la manera de trabajar de quien coloque el implante y la corona del mismo. Los requisitos de un implantólogo de calidad son:

  • Tener una formación completa y, además, continua, es decir, que siempre esté al día de los nuevos procedimientos.
  • Que tenga experiencia demostrable y con resultados positivos en su carrera.
  • Que sea el especialista de la clínica dental dedicado a sus implantes.

La implantología es una ciencia bastante complicada. De modo que es muy fácil encontrarse con profesionales que no son aptos para ello. ¡Dedica un tiempo a investigar la trayectoria del profesional que escogerás a la hora de colocar la corona de tu implante!

3. Por qué no hacer caso de la publicidad engañosa

Muchas veces, las clínicas dentales nos ofrecen implantes a precios muy baratos. Pero, ¡ojo! dichos precios no incluyen la corona del implante. Debes pedir el presupuesto completo, para luego no tener que reducir el precio de la corona, lo que seguramente llevará a utilizar materiales más baratos, de peor calidad.

4. Por qué el pilar y los aditamentos deben ser de calidad

El pilar y aditamentos son las partes que unen la corona al implante propiamente dichos. Presta también atención a que sean homologados y de calidad. Si no, corres el riesgo de que se pierda la corona y tendrás que hacer frente de nuevo a un proceso largo y costoso.

La mejor solución es acudir siempre a una clínica dental de confianza, en la que te expliquen claramente cómo es cada pieza del implante y que puedan asegurar su calidad, así como la del trabajo de los implantólogos

La importancia en la calidad de un implante dental

Los implantes dentales son una excelente opción para sustituir una o varias piezas dentales, ya que se trata de un tratamiento duradero y cómodo y es el que mejor imita la pieza original. Sin embargo, si quieres disfrutar de un buen implante, seguro y para toda la vida, es imprescindible que tengas en cuenta los requisitos de calidad en un implante dental.

Características de un implante dental de calidad

Un implante es una raíz dental que se incorpora en el hueso maxilar del paciente, sobre el que se colocará un nuevo diente. Por eso, si quieres conseguir un buen implante asegúrate también de que el médico valore que tu dentadura cumple las condiciones para ello.

1. Seguridad en la clínica

El proceso de colocación del implante ha de ser llevado a cabo por personal especializado con formación y certificación oficial.

2. Periodo de osteointegración

Los huesos tardan unos 4 meses en integrar un implante. Por eso los odontólogos deberán realizarte pruebas antes de colocarte uno para asegurarse de que tus huesos podrán integrarlo, además de averiguar si tienes alergias que podrían impedir el uso de determinados materiales.

3. El implante debe cumplir la normativa de calidad

La clínica dental que coloca el implante debe cumplir los requisitos mínimos de calidad de la infraestructura física establecidos por la ley, como también deben cumplirlos las prótesis dentales que utilicen.

4. Debe haber un protocolo de reclamaciones

Debes tener la garantía de que estás recibiendo un tratamiento seguro y de que cumplirá con tus expectativas sobre el implante dental. Si algo no funciona bien, tienes el derecho a reclamarlo.

 

Tipos de implantes según la cantidad de fases

5. El implante debe venir con instrucciones claras

El implante debe adjuntar un libro de instrucciones en los idiomas de los países donde se vende para evitar cualquier error de manejo.

6. El material del implante debe ser biocompatible

Es decir, tus huesos deben ser capaces de integrarlo. Un implante de calidad está formado por materiales de tecnología avanzada y sin impurezas, tales como el titanio puro. Por eso normalmente los buenos implantes resultan caros y hay que desconfiar de clínicas que ofrecen implantes a muy bajo precio.

La calidad del material del implante

Según el material, hay dos tipos de implantes:

Implantes de titanio

El titanio es un metal de gran dureza y resistencia, al mismo tiempo que altamente biocompatible. Sin embargo, no pueden utilizarlo las personas alérgicas al titanio.

Implantes de zirconio

También es muy resistente y tiene una apariencia muy similar a los dientes auténticos. Además, no solamente se fija por osteointegración, sino que también hay una unión química con los dientes. Es un material que evita la formación de placa bacteriana a su alrededor y se utiliza en el caso de los alérgicos al titanio.

Tipos de implantes según la cantidad de fases

Cuando el odontólogo sospeche que la osteointegración del implante pueda ser más difícil, llevará a cabo la intervención en más fases.

También te va a interesar: ¿Cómo se desarrolla la cirugía de un implante dental?

Implante dental de carga inmediata

Se coloca en una fase. De esta manera se acorta el proceso, pero es necesario que el paciente tenga una buena calidad y cantidad de hueso y no tenga riesgo de padecer una infección.

Implante en 2 fases

En este caso, primero se coloca el implante, se dejan pasar unos meses para que se osteointegre y después se atornillan el pilar y la corona.

El implante adecuado para el paciente es sinónimo de calidad

La calidad significa cumplir con las expectativas de los pacientes. Si recibes un tratamiento seguro, con las mínimas molestias, y abandonas la clínica sano y cómodamente, con implantes duraderos y con buena apariencia, podrás decir que has recibido un tratamiento de calidad.

8 características de los implantes cigomáticos

Seguro que alguna vez has oído hablar de los implantes cigomáticos. Pero ¿qué hace tan especial a estos implantes dentales? ¿Son adecuados para ti? Intentaremos dar respuesta a todas tus preguntas de una manera sencilla: enumerando las características de los implantes cigomáticos.

¿En qué consisten los implantes cigomáticos?

Estas son las 8 cualidades que diferencian este tipo de implantes de otros tratamientos dentales.

1. Se utilizan para personas que han perdido una extensa parte del hueso que sostiene los dientes

Esto sucede en pacientes que han estado sin uno o varios dientes durante mucho tiempo, cosa que sucede, sobre todo, en pacientes mayores. También si se padece o ha padecido una enfermedad periodontal y esta ha llegado a un estado avanzado, en el que la enfermedad afecta al hueso que sostenía las piezas dentales.

Estas situaciones llevan a que se pierda calidad o cantidad del hueso y por eso no se puedan fijar otro tipo de implantes. Por ello, las personas que usan dentadura postiza pueden beneficiarse de los implantes cigomáticos.

2. Son implantes que se colocan en el hueso cigomático

De ahí su nombre: igual que los demás implantes, se colocan a través de la cavidad dental con una sencilla intervención. Los implantes cigomáticos se fijan en el hueso que lleva su nombre, que se trata del arco óseo de las mejillas, mientras que los implantes osteointegrados convencionales se fijan sobre el maxilar.

 

¿En qué consisten los implantes cigomáticos?

 

3. Son implantes más largos

Como consecuencia de lo anterior, los implantes cigomáticos miden de 35 a 55 cm, mientras que los convencionales solo miden 18 cm. De esta manera, pueden llegar hasta el hueso donde son anclados.

4. Se pueden combinar con los implantes convencionales

El dentista decidirá cuándo es más conveniente decidirse por un implante u otro. Pero cuando la pérdida del hueso maxilar no es importante, se pueden colocar solo dos o cuatro implantes cigomáticos y el resto tradicionales, lo que se conoce como cigoma híbrido; o directamente 4 implantes cigomáticos en las mejillas, cigoma duplo.

5. Se puede disfrutar del implante directamente después de la operación

Esto lo convierte en uno de los tratamientos más cortos de este tipo. Nada más terminar la operación, el implantólogo fijará una prótesis provisional sobre la arcada completa, de manera que el paciente podrá disfrutar de dientes nuevos desde el mismo día. Cuando la encía y los tejidos óseos hayan cicatrizado se sustituirá la prótesis temporal por los implantes fijos.

 

También te va a interesar: La supervisión y vigilancia posteriores a la colocación de un implante dental.

 

6. Los implantes cigomáticos tienen una gran tasa de éxito a largo plazo

Mientras que en los implantes tradicionales pueden darse problemas en el futuro si el hueso mandibular perdiera consistencia, el hueso cigomático es mucho más estable y resistente, es muy difícil que se dañe por desgaste o enfermedades óseas. De esta manera, proporcionará una sujeción óptima para un implante que probablemente dure toda la vida.

7. Es mejor reservar estos implantes para personas con pérdida ósea del maxilar

Si no es necesario un implante cigomático porque el hueso maxilar lo precise así, es mejor optar por los implantes tradicionales. Ello se debe a que supondría una operación más invasiva y más compleja. Además, los implantes cigomáticos se reservan para intervenciones en la arcada superior.

8. La intervención se puede hacer con una anestesia local, con o sin sedación consciente

Dado que es una intervención sencilla, se puede efectuar sin molestias solo con una sedación local. Sin embargo, en muchas ocasiones se lleva a cabo también una sedación consciente para que el paciente esté más tranquilo y el proceso sea más llevadero.

Por todo lo descrito anteriormente, podemos concluir que los implantes cigomáticos se postulan como una de las mejores alternativas entre los tratamientos dentales.

¿Cómo se desarrolla la cirujía de un implante dental?

El implante dental es una opción cada vez más elegida para reemplazar los dientes perdidos con un aspecto natural. Además, no tiene los problemas de otros tratamientos ortodóncicos y ayuda a mantener la estructura facial. Cada tratamiento es diferente pero todos son seguros. En esta nota te explicaremos cómo se realiza una cirujía de implante dental, los cuidados que debes tener y los beneficios que proporciona.

¿Cómo es un implante dental y cómo funciona?

Los implantes dentales son dientes artificiales que se insertan en el hueso de la mandíbula mediante unos tornillos de titanio que funcionan como raíces. Las raíces artificiales se convierten en una base sólida que soporta las coronas mediante conectores o pilares. Las coronas se hacen a medida para combinar naturalmente con otros dientes naturales si es que quedan en la boca.

El implante dental es un procedimiento quirúrgico que se realiza en varios pasos en función del tipo de implante y la salud de la mandíbula. Los postes o tornillos se instalan en la línea de las encías para mantener la estructura de los dientes existentes y producir una masticación y mordida naturales. Con el tiempo, el titanio se fusiona naturalmente con el hueso mediante un proceso llamado osteointegración, y queda asimilado como si fuese un diente natural.

Hay muchas razones para que optes por un implante dental, como la falta de varios dientes, una debilidad mandibular, la preferencia por este procedimiento en vez de una dentadura postiza o el mejoramiento de otras condiciones como el habla.

Cómo se desarrolla este tipo de cirugía

Se desarrolla en varias etapas.

Evaluación inicial

En esta etapa el cirujano oral realiza una evaluación completa y exhaustiva del estado de los dientes. Se realizan radiografías y modelos de dientes para lograr que los dientes artificiales coincidan en forma, tamaño y color con los naturales.

 

¿Cómo es un implante dental y cómo funciona?

 

También se hace una evaluación de la mandíbula para planificar la cirugía en relación con la cantidad de dientes que van a colocarse. En esta etapa pueden participar otros especialistas como cirujanos maxilofaciales o periodoncistas.

Tu dentista evaluará tu estado general de salud y las condiciones que puedan interferir con la cirugía, como afecciones cardíacas u otras.

En esta etapa se determinará también la opción de anestesia quirúrgica de acuerdo con tu estado de salud y el plan del procedimiento.

Etapa quirúrgica

Esta etapa puede realizarse en varios pasos, ya que normalmente se requiere que la mandíbula sane completamente alrededor del implante antes de continuar con otro trabajo. Además, la preparación de la mandíbula puede requerir un injerto óseo.

Se retira el diente dañado. Una vez curada la mandíbula se inserta el implante, se da tiempo a que sane nuevamente, se coloca el pilar y se une con la corona en la parte superior. Esta etapa puede durar varios meses.

Mientras la mandíbula cicatriza, se puede colocar una dentadura postiza temporal, removible, para mantener la estética de la boca.

Después de la cirugía

Dentro de las previsiones que debes tomar el día de la cirugía, procura que alguien te acompañe pues probablemente no estés en condiciones de conducir o manejarte por ti mismo.

Después de la cirugía pueden surgir algunas reacciones como hinchazón, moratones, dolor o un poco de sangrado. Siempre recomendamos adoptar una dieta de alimentos blandos y compresas de hielo para controlar la hinchazón.

Además, toma precauciones especiales para que el procedimiento, que de por sí es lento y costoso, tenga éxito.

Nuestros consejos

Evita consumir tabaco, café y otras sustancias que puedan manchar los dientes.

Cepíllate los dientes dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves y usa hilo dental.

Ahora… ¡ya estás listo para lucir nuevamente una hermosa sonrisa!

Apenas tenemos hueso debajo de pieza dental, ¿podemos realizarnos un implante?

Los implantes dentales se están convirtiendo en un tratamiento innovador y aceptado para reemplazar los dientes perdidos. En muchos casos, estos pueden ser preferibles a las alternativas convencionales de un puente o una dentadura postiza parcial. Sin embargo, crear y poner implantes requiere una evaluación y consideración cuidadosas, especialmente con respecto al hueso donde se pondrá el implante.

¿Pero es posible un implante dental sin masa ósea?

Para responder a esta pregunta debemos analizar varios factores que explicaremos a continuación.

¿Por qué preocuparse por los huesos?

Un implante dental es un poste de metal colocado en el hueso de la mandíbula. Este se usa como un ancla sobre el cual se coloca una corona (diente).

Cuando se coloca el implante, el objetivo es garantizar que sea completamente estable (osteointegrado) dentro del hueso, de modo que sea lo suficientemente fuerte como para sostener el diente sobre él.

Se debe tener mucho cuidado para garantizar que haya suficiente hueso alrededor del implante, ya que esto le proporciona al implante dental su resistencia y estabilidad.

Por lo tanto, una de las principales preocupaciones al colocar un implante dental es asegurar un volumen suficiente de hueso a su alrededor en altura, ancho y profundidad.

¿Cuánto hueso se necesita alrededor de un implante dental?

Como guía general, se requiere al menos 1 mm de hueso alrededor de un implante dental. Se requiere más espacio cuando el implante está al lado de un diente u otro implante (2 y 3 mm respectivamente). Si no hay suficiente hueso para envolver completamente el implante, se requerirá un injerto de hueso.

 

¿Cuánto hueso se necesita alrededor de un implante dental?

 

Al evaluar la altura del hueso, simplemente debe haber suficiente estructura ósea  para que el implante quede completamente sumergido. Sin embargo, es importante asegurarse de que el implante no sea tan profundo como para incidir en otras estructuras anatómicas (por ejemplo, el nervio en la mandíbula inferior o en los senos paranasales en la mandíbula superior).

Al colocar implantes en la mandíbula superior es posible que no haya suficiente espacio verticalmente y que se requiera una  elevación de senos paranasales para reconstruir el hueso.

Tipos de injertos óseos

Un injerto óseo es la adición de hueso, o material similar, a la estructura ósea, en un esfuerzo por aumentar el volumen en la mandíbula.

Por lo general, se coloca el hueso y se cura antes de que se pueda colocar el implante. El período de curación puede variar dependiendo del tipo de hueso utilizado.

Existen muchos tipos de injertos óseos, pero todos se dividen en estas categorías:

Autoinjerto: hueso utilizado del propio cuerpo del paciente.

Aloinjerto: hueso de un organismo genéticamente similar.

Xenoinjerto: hueso de un organismo genéticamente diferente.

Sintético: un material sintético biocompatible.

El tipo de injerto óseo que se elegirá dependerá de la situación y de la cantidad de hueso requerida.

Tiempo de injertos óseos

Dependiendo de la situación, los injertos óseos se pueden colocar al mismo tiempo que un implante o antes del implante. Si bien es más conveniente colocar el implante y el injerto al mismo tiempo (lo que ahorra tiempo de tratamiento), a veces la situación clínica no lo permite.

Si el injerto óseo debe colocarse antes de colocar  el implante, es muy importante seguir los plazos establecidos para el tratamiento. Si el implante se coloca demasiado pronto después de colocar el injerto, el injerto no habrá tenido tiempo suficiente para sanar y volverse sólido. En cambio, si el implante se coloca demasiado tiempo después de la colocación del injerto, puede producirse resorción y fusión del injerto con pérdida de volumen óseo.

Finalmente

Si tu caso es tener un implante dental sin hueso, no te preocupes, como explicamos anteriormente, hay distintas formas de aumentar tu estructura ósea y así poder recuperar tu salud dental.

La supervisión y vigilancia posteriores a la colocación de un implante dental

La supervisión de los implantes dentales es fundamental para lograr el éxito en este tipo de tratamientos. Un implante que no ha sido debidamente vigilado puede presentar anomalías que terminen por dañar el tratamiento. Así que es importante que el dentista vigile debidamente que todo con el implante dental vaya bien y en orden.

¿Cuáles son los problemas más comunes con los implantes dentales?

Son tres las clasificaciones más comunes para los problemas de implantes dentales. Cada una de esas clasificaciones corresponde a un tipo de problema, ya sea óseo, de tejidos blandos o mecánico. Es decir que cada clasificación corresponde a un tipo de tejido o elemento del implante. Cada uno de estos problemas con los implantes dentales, puede dividirse en otros tipos de problemas, por ejemplo, infecciones óseas o infecciones en los tejidos blandos. Problemas mecánicos con las distintas partes del implante.

Cada uno de estos problemas con los implantes tiene soluciones específicas, por eso es indispensable el detectar a tiempo cualquier anomalía con el implante dental.

Problemas con el tejido óseo

Es cuando se produce la pérdida de anclaje dental, es decir que el implante se desprende del hueso. Ya sea por un movimiento o por alguna infección o problema en la colocación del implante. Generalmente este tipo de problemas se notan poco después de la cirugía, por lo que su corrección suele ser rápida.

Problemas con el tejido blando

Son los problemas que afectan los tejidos blandos de la boca después de un implante dental, por ejemplo, las encías, la lengua las mejillas, etc. Pueden aparecer granulomas, aftas, infecciones o no cerrar las heridas o los puntos de sutura del colgajo.

Problemas mecánicos

Son los problemas propiamente del implante, es decir la fractura de la prótesis o el desprendimiento del mismo o de los tornillos con que se fija al hueso.

 

¿Cómo se soluciona un problema en un implante dental?

¿Cómo se soluciona un problema en un implante dental?

Esto depende siempre del tipo de problema que se tenga con respecto del implante dental, es decir que no hay un tratamiento único para todos los problemas. Por ello es indispensable la supervisión del implante dental.

La solución a los problemas óseos depende del problema que se tenga en el tejido óseo, por ejemplo, si se trata de una infección en el hueso, el tratamiento sería con antibióticos específicos para el tipo de infección. Si se trata de la pérdida de hueso dental, la solución dependerá del grado de desgaste y de la salud general del hueso. En la mayoría de los casos se puede reconstruir el hueso con tejido óseo de otras partes de la boca.

Generalmente , los problemas en los tejidos blandos son provocados por infecciones, por retraimiento de las encías y por fistulas. Las infecciones pueden aparecer en los tejidos poco después del implante, o producirse con el tiempo. Sobre todo, si no se tiene una buena higiene por parte de la persona, o por parte del dentista. La solución en estos casos depende del tipo de infección que se tenga. En el caso de las fístulas y heridas, a veces es necesario dar algunos puntos para cerrarlas o ayudar con medicamentos.

La solución a los problemas de tipo mecánico suele ser rápida y eficaz. Casi siempre se corrige al poco tiempo de notar cualquier anomalía. Por ejemplo, que los implantes están flojos, que se desprenden o que hay alguna quebradura.

¿Cuál es la importancia de la supervisión de un implante dental?

Es muy importante siempre tener un seguimiento de un profesional para evitar cualquier infección, trastorno o enfermedad dental después de un implante dental. Un buen mantenimiento del implante dental puede prevenir problemas más graves o incluso la pérdida del implante por alguno de los problemas ya citados.

Fases de un implante dental, lo que tengo que saber antes del tratamiento.

Un implante dental es una excelente opción a la hora de reponer o sustituir dientes que se han perdido por cualquier causa. Estos implantes dentales están fabricados en titanio puro, lo que permite que tenga la capacidad de adaptarse al resto de tejidos presentes en la boca.

¿Cómo se coloca un implante dental?

El proceso puede dividirse en una serie de etapas muy fáciles de seguir.

1. Fase de diagnóstico y planificación

La primera de las fases de un implante dental consiste en realizar un diagnóstico apoyándose en herramientas y ayudas diagnósticas. Para este caso en particular se realiza una radiografía panorámica. Esta imagen permitirá evaluar las estructuras óseas del paciente y sus características anatómicas cercanas a la zona de intervención.

2. Fase de intervención quirúrgica

En esta segunda fase comienza la cirugía que permitirá insertar el implante en el lecho óseo. Este proceso comienza con la administración de anestesia local para evitar la sensación de dolor en el paciente. Posteriormente el profesional de la salud oral a cargo del procedimiento realizará una incisión en la encía hasta acceder al hueso donde se insertará el implante.

Para insertar el implante el odontólogo deberá realizar la intervención en el hueso mediante un fresado, luego se insertará el implante. Finalmente, después de la colocación del implante en el hueso, se procede a realizar una sutura y dar por terminada la cirugía.

Es importante que después de la cirugía el paciente esté atento a las recomendaciones e instrucciones que le brindará el profesional de la salud oral que esté a su cargo. Estas recomendaciones son básicamente de tipo farmacológico, es decir, se le recetará al paciente un tratamiento con medicamentos para aliviar el dolor y también se le darán instrucciones claras sobre los cuidados que debe tener con la zona intervenida.

Antes de dar inicio a la siguiente fase, es necesario retirar la sutura entre 8 y 12 días posteriores a la intervención quirúrgica. Después se debe esperar un periodo que oscila entre 2 y 3 meses, durante este tiempo el implante y el hueso se ajustaran sujetándose fijamente.

 

La mejor solución para los problemas de tu boca

 

3. Fase de diseño y confección de prótesis dental

Esta es la fase final del proceso y comienza con la toma de medidas específicas de cada paciente. Estas medidas son enviadas a un laboratorio que produce la pieza dental que se adecue perfectamente a las medidas y necesidades de cada paciente en particular.

Finalmente, el odontólogo colocará la pieza dental personalizada ajustándola a el implante que se insertó en la fase quirúrgica, este implante actúa como una raíz artificial para esta nueva pieza dental.

4. Fase de revisión

Es importante que después de todo el proceso de diseño e implantación de una prótesis dental, se realicen controles periódicos y visitar a los profesionales de la salud oral como debemos hacerlo regularmente todas las personas.

Estas revisiones periódicas permiten prever posibles complicaciones o infecciones que pueden presentarse por un manejo inadecuado. Además, es posible detectar el desgaste y deterioro normal que se genera en las piezas dentales debido al uso.

La mejor solución para los problemas de tu boca

Podemos evidenciar que los implantes dentales son una gran oportunidad para las personas que han perdido una o más de sus piezas dentales. Son una solución segura, fácil, permanente y que está al alcance de todos, gracias a que están elaborados en un material que no genera ninguna reacción adversa para el organismo de las personas.

Es de gran importancia que, al momento de realizarse un procedimiento quirúrgico de este tipo, se cerciore de que el lugar y los profesionales con los cuales se va a someter al tratamiento estén calificados y autorizados para realizar dicho procedimiento.

Los perjuicios para tu salud de no tener todas tus piezas dentales

La masticación es el esencial primer paso del proceso digestivo; cuanto más y mejor trituremos los alimentos, más fácil será el resto de la digestión. Sin embargo, una buena masticación asegura mucho más que simplemente tener una digestión rápida y sin complicaciones, aunque esto no es poco: más gasto de energía, mayor disfrute de los alimentos, ¡y hasta la prevención de enfermedades mentales!

Por algo la madre naturaleza nos ha dotado de treinta y dos preciosos instrumentos de masticación: nuestros dientes. En esta nota investigaremos los problemas derivados de la falta de piezas dentales, cómo prevenir este problema y las posibles soluciones.

Por qué son importantes los dientes

Nuestra boca alberga treinta y dos piezas dentarias con diferentes formas y funciones.

  • Masticar los alimentos dando comienzo al proceso digestivo.
  • Hablar y pronunciar claramente los diferentes sonidos.
  • Dar forma al rostro e iluminarlo con una .

Por estas razones tiene sentido cuidar los dientes y brindarles la atención adecuada.

Cómo cuidar tu dentadura

El cuidado de los dientes es un hábito que debe adquirirse desde la infancia. Así, se podrá mantener la dentadura natural durante muchos años.

Los dientes sanos no solamente son importantes para los niños; cada vez se sabe más acerca de la necesidad de mantener una dentadura saludable en todas las etapas de la vida.

En especial se estudia el impacto de una buena dentadura en la vejez: recientes estudios han demostrado que las personas ancianas con dientes faltantes y dificultades para masticar tienen más probabilidades de padecer deterioro mental.

El cuidado de los dientes incluye varios aspectos.

  • Cepillado todas las noches y por lo menos una vez durante el día con dentífricos fluorados y con las técnicas adecuadas.
  • Utilización de hilo dental una vez por día.
  • Cuidado de la alimentación, evitando los dulces y bebidas azucaradas, bebiendo abundante agua y manteniendo una dieta saludable.
  • Visitar al dentista en forma regular.

 

También te va a interesar: Implantes dentales con sedación consciente.

 

Prevención de la falta de piezas dentales

Los motivos que pueden llevar a la falta de piezas dentales son diversos, y no todos provienen de la falta de cuidado de la dentadura. Más allá de la pérdida por accidentes, tiene gran influencia el estilo de vida.

  • La obesidad impacta en enfermedades de las encías, que pueden conducir a la pérdida de dientes.
  • El consumo de tabaco y alcohol, entre muchos otros perjuicios, ocasionan pérdida del esmalte dental.
  • Las perforaciones («piercing«) pueden ocasionar enfermedades de las encías y astillamiento o fisura de los dientes.

Frente a la falta de piezas dentarias la medicina ha desarrollado una amplia gama de soluciones, desde prótesis removibles hasta implantes dentales.

Consecuencias de la mala masticación

 

Consecuencias de la mala masticación

 

Como lo hemos visto, la dentadura completa asegura una digestión saludable ya que cada pieza dental tiene una función.

  • Los incisivos, con sus bordes afilados, sirven para morder y cortar.
  • Los caninos con sus puntas agudas permiten retener y desgarrar alimentos fibrosos.
  • Los premolares complementan a los caninos en el desgarro y a los molares en la trituración.
  • Los molares, por su forma y tamaño, muelen los alimentos y al mezclarlos con saliva los convierten en el bolo alimenticio para que podamos tragarlos.

Si los alimentos llegan al estómago en porciones grandes nuestro aparato digestivo debe trabajar de más. Además, los alimentos mal triturados son difíciles de asimilar causando desnutrición.

Comer rápido y masticar mal la comida muchas veces es consecuencia del estrés y el estilo de vida acelerado, pero no hacen más que aumentar el estrés.

Nuestras recomendaciones

Cuida tu boca y enseña a tus hijos a cuidarla desde el comienzo. Recuerda que si te faltan piezas dentales, no debes dejarlo estar; la reposición de dientes faltantes no es un lujo sino una necesidad. Los dientes son vitales para una vida plena y sana.

Implantes cigomáticos, nuestra falta de hueso tiene solución

Los implantes cigomáticos ante la falta de hueso son cada vez más habituales. Cuando perdemos uno o más dientes de la parte superior de la mandíbula, el hueso maxilar empieza a debilitarse en un proceso conocido como resorción o reabsorción ósea.

Este proceso produce disminución gradual en la masa ósea y empeora en pacientes que han estado mucho tiempo sin dientes, usan dentaduras postizas o sufren de algún tipo de enfermedad en las encías, impidiendo la implantación de prótesis dentales fijas.

En este artículo te explicamos qué es y cuáles son las ventajas y desventajas de esta técnica quirúrgica.

Los implantes cigomáticos: ¿qué son y cuáles son sus beneficios?

Los implantes cigomáticos son fijaciones de titanio, entre 30 y 35 mm de longitud, que se insertan en la cavidad bucal y se anclan al hueso del pómulo, conocido como hueso cigomático. Se utilizan en pacientes que han sufrido una pérdida importante de la masa ósea del hueso maxilar y que, a causa de lo anterior, no se les puede colocar implantes dentales empleando técnicas convencionales.

En la realización de este procedimiento quirúrgico, el profesional implantólogo puede colocar dos implantes cigomáticos combinados con dos o cuatro implantes convencionales o cuatro cigomáticos directamente en el hueso. Sea cual sea la aproximación, el paciente requerirá sedación local aunque, en algunos casos, puede requerirse el uso de sedación consciente.

 

Ventajas de los implantes cigomáticos

Ventajas de los implantes cigomáticos

Algunas de los beneficios que ofrecen estos implantes son los siguientes:

1. Rapidez en el procedimiento: el implante y la prótesis se colocan en unas pocas horas.

2. Sin necesidad de hospitalización: el procedimiento es ambulatorio y no requiere ingresar en un hospital.

3. Post-operatorio leve: el paciente puede sentir una inflamación y molestias leves que desaparecen tras pocos días del procedimiento.

4. Inmediatez: por las características del procedimiento, las prótesis pueden colocarse inmediatamente después del implante, y no requiere de largos tiempos de tratamiento.

5. Confiabilidad: los implantes cigomáticos tienen una elevada tasa de éxito, lo que los convierte en un tratamiento confiable para el paciente, que valora cada vez más esta técnica y que está en auge en los últimos años.

6. Seguridad: el procedimiento garantiza una baja tasa de morbilidad y no requiere la obtención de hueso de otras partes del cuerpo para realizar el implante.

7. Durabilidad: estos implantes están diseñados para durar y mantenerse, aunque sufras una enfermedad periodontal posterior al tratamiento.

 

También te va a interesar: Implantes Cigomáticos ¿De qué se tratan?

 

Desventajas más destacadas que debes conocer

Entre todas ellas, podemos encontrar las siguientes:

1. Es un procedimiento quirúrgico que es más invasivo y complejo que las técnicas convencionales de implantes.

2. Algunas estructuras anatómicas, cercanas al sitio de la colocación del implante, pueden verse afectadas durante el proceso de implantación.

3. El procedimiento implica la colocación de varios implantes, generalmente de manera bilateral; es decir, en ambos lados del rostro.

4. Puede presentarse algún tipo de dificultad en el habla tras la colocación inmediata de la prótesis.

5. No es un procedimiento apto para todo tipo de paciente.

6. El procedimiento debe realizarse por un especialista en este tipo de tratamiento.

7. Puede haber complicaciones asociadas al procedimiento, como la colocación incorrecta del implante e infecciones postoperatorias.

Los implantes cigomáticos ante la falta de hueso son el mejor aliado para pacientes a los que no se les pude aplicar los tratamientos convencionales de implantación dental. La principal ventaja de los implantes cigomáticos es la rapidez en la que se puede utilizar la prótesis, ya que se pueden colocar inmediatamente después de la intervención quirúrgica, además de la elevada tasa de éxito que presentan.

 

Implantes dentales para pacientes que necesitan sedación consciente

Los implantes dentales se colocan en los huesos de la mandíbula para que funcionen como base o soporte para insertar dientes artificiales o prótesis.

De esta manera no se mueven cuando la persona habla o come; son dientes artificiales pero con esta adaptación se ven y se sienten naturales.

Viabilidad de los implantes dentales mediante el proceso de sedación consciente

Un método muy efectivo para colocar los implantes en los pacientes es el proceso de la sedación consciente. Es el más utilizado por odontólogos porque el paciente queda en un estado de sueño que permite al odontólogo hablar con el paciente y moverlo, ya que es un sueño ligero pero nunca llega a dormirse.

De esta manera el odontólogo puede interactuar con él en caso que deba hacer seguimiento al sentimiento de algún dolor, pero la relajación es tan profunda que en la mayoría de los casos, el paciente no llega a sentir dolor. Este método es utilizado tanto para la colocación de implantes dentales como para realizar cirugías orales.

Viabilidad-de-los-implantes-dentales-mediante-el-proceso-de-sedación-consciente

La aplicación de sedación consciente es necesaria para que el paciente se relaje mientras se realiza el procedimiento dental. Colocar implantes dentales en general, sin anestesia, es muy complicado para el odontólogo porque el paciente estará alerta, tenso y nada relajado para poder trabajar en su boca.

La sedación consciente no tiene un efecto muy prolongado por lo que es necesario que se trabaje en el paciente rápidamente o que se separe el trabajo en varias sesiones y se den varias citas para terminar el procedimiento odontológico.

Por esta razón, que dura poco tiempo el efecto, es que el paciente se despierta sin ningún efecto secundario, como si despertara de un sueño; sin embargo es recomendable que el paciente vaya acompañado por otro adulto ya que, posiblemente, no podrá manejar, conducir o caminar como si estuviera totalmente despierto, a menos que espere en la clínica odontológica hasta que el efecto pase completamente.

Conoce más sobre Sedación Consciente

Existen pacientes que necesitan este tipo de sedación porque han tenido experiencias negativas en el odontólogo y desde la entrada al consultorio, el temor los invade y sin ese tipo de sedación consciente no se les puede comenzar a hacer ningún trabajo de odontología; y los beneficia porque de esta manera el paciente no sufre nada.

La mejor manera de colocar unos implantes dentales es con sedación consciente pero como es un tipo de anestesia y todas las anestesias conllevan un riesgo (aunque no sea alto) debe ser aplicado por un médico, en especial anestesiólogo que sea capaz de monitorear los signos vitales del paciente, mientras el odontólogo realiza el procedimiento.

El acompañamiento de otro doctor en la sala odontológica no es muy habitual, es por eso que solo se utilizaba este procedimiento en casos muy necesarios, sin embargo en la actualidad se está acostumbrando a usarse por comodidad para el paciente, aunque el costo del tratamiento aumente considerablemente por utilizar más personal profesional en la colocación de implantes dentales.

La sedación puede administrarse a los pacientes de dos maneras, por vía intravenosa o por inhalación de gas, en cualquiera de los casos siempre se monitorean los signos del paciente, nunca se puede dejar desatendido.

Qué pacientes pueden utilizarla

La sedación consciente puede aplicarse en pacientes adultos o niños. Aunque es una circunstancia extraña los implantes dentales en niños, su colocación ocurre probablemente por haber estado involucrados en un accidente, pero siendo el caso pueden trabajarlo sin ningún problema.

En los adultos es más probable la utilización de implantes dentales, ya sea por malos hábitos alimenticios, accidentes, mordidas profundas, situaciones que han conseguido llegar a una falta de dientes propios.