Dr. José Ángel Palomino Ruiz, Autor en Zendental

SOLICITA TU CITA


Así funciona la anestesia dental en odontopediatría

Actualmente, en cualquier especialidad de la medicina es común el uso de anestesia en odontopediatría, para evitar cualquier tipo de dolor durante un procedimiento u operación quirúrgica. En el caso de la odontopediatría madrid, se ofrece utilizar la técnica sedación consciente para los niños, aportando con ella una mayor relajación y disminución del estrés y ansiedad por los procedimientos, además de brindar la garantía de que no sufrirán traumas o dolor mientras el doctor trabaja en sus dientes.

Sin embargo, según los dentistas Las Rozas, hoy en día los odontólogos de su consultorio pueden combatir las caries sin necesidad de usar anestesia.

Es importante destacar que la anestesia consciente permite a los pequeños, comunicarse constantemente, seguir instrucciones y cooperar con los especialistas.

¿Qué son y cómo se utilizan las anestesias en niños?

Según el portal healthychildren.org, se indica que existen los siguientes métodos de anestesia:

  • Óxido nitroso: Es popularmente reconocido como el «gas de la risa», que el niño deberá inhalar para que haga efecto, y así, los especialistas logren realizar el procedimiento dental estando el paciente despierto, pero sin sentir alguna molestia.
  • Sedación leve: Este método le permite al niño escuchar y ejecutar las órdenes del doctor durante la revisión de sus dientes.
  • Sedación moderada: En este caso, los infantes sentirán un mayor adormecimiento, sin embargo, pueden realizar cualquier movimiento de su boca si así lo pide el odontólogo.
  • Sedación profunda: Se aplica por vía intravenosa, para que se pueda dormir hasta finalizar el tratamiento. A diferencia de los sedantes anteriores, el odontólogo debe estar acompañado de otro profesional calificado que pueda controlar la frecuencia cardíaca y la saturación de oxígeno del paciente.
  • Anestesia general: Igual que la sedación profunda, funcionar para dormir por completo al paciente y facilitar el trabajo del dentista o el cirujano bucal.

Indican además que la anestesia solamente debe implementarse en caso de que los niños no puedan mantenerse tranquilos y que les resulta difícil manejar la ansiedad con el sonido de las herramientas odontológicas.

También te puede interesar: Tips para evitar y reconocer el rechazo de los implantes dentales

Profesionales autorizados para administrar anestesia infantil

Los anestesiólogos pediátricos son aquellos especialistas plenamente calificados para examinar y suministrar el sedante adecuado para cualquier paciente menor de edad. Su objetivo es tratar de que los infantes cooperen durante una atención médica que requiera de una anestesia. Asimismo, los consultorios de los anestesiólogos pediátricos tienen espacios recreativos para que los niños se relajen.

La anestesia en niños puede llevarse a cabo si se procede a realizar extracciones dentales o cualquier intervención que pueda ocasionar dolores al niño. De acuerdo con los planteamientos de un anestesiólogo infantil, no se puede aplicar un sedante al niño cuando tiene alergia o si padece alguna patología sistémica como, por ejemplo: hipertiroidismo descontrolado.

Aspectos para considerar

  • Al menos dos personas con capacitación y credenciales deben acompañar al paciente pediátrico mientras que está siendo sometido a una sedación o anestesia general para que se le haga un tratamiento odontológico en un consultorio dental u hospital.
  • Como hemos mencionado anteriormente, la sedación consciente debe ser administrada por un médico de anestesia calificado, quien también deberá chequear constantemente la actividad cardíaca del paciente.
  • Se recomienda no utilizar las agujas largas ni que sea mostrada al niño antes de la inyección.
  • Hay que intentar que los niños siempre se sientan relajados, seguros y en confianza con todo el personal que los esté asistiendo. Y quien se encargue de sujetar al niño, además de no generarle temor, debe evitar hacerle daño o hacerle sentir en peligro.

El uso de la anestesia en los procedimientos dentales de los niños es hoy en día una experiencia positiva, ya que se está librando a los menores a sufrir traumas que pueden ocasionar un completo rechazo a cualquier tratamiento y con ello inconvenientes a largo plazo.

Sedación consciente con Zen Dental

En la clínica odontológica Zen Dental te mostramos cómo y para qué funciona la innovadora metodología de la sedación consciente

En términos generales, existe una amplia población de pacientes (jóvenes y adultos) que sufren de ansiedad cada vez que deben ser intervenidos por un médico dentista. Poco tiene que ver el tipo de procedimiento y la calidad del especialista, pues el temor tiende a presentarse, e incluso hay personas que llegan a desarrollar Dentofobia; la cual se refiere a un miedo persistente, irracional e injustificado al acudir al dentista.

sedacion consciente

Basándose en aquella concepción, Zen Dental incursiona en la técnica de la sedoanalgesia, o sedación consciente en odontología, la cual consiste en inducir al paciente a un estado de letargo temporal controlado, manteniendo el funcionamiento incólume de los reflejos respiratorios. Lo anterior con el fin de favorecer al buen desarrollo del procedimiento dental para ambas partes; paciente y especialista.

Lamentablemente para una considerable fracción de la población, no todas las clínicas cuentan con el servicio de sedación consciente, lo cual los obliga a someterse a tratamientos que pueden generar angustia e incluso dolor. Claro, existe la tradicional anestesia local inyectada, pero la implementación de ésta puede resultar igual (o más) traumática para algunos pacientes.

Conociendo eso, Zen Dental, bajo su filosofía de ofrecerle bienestar al cliente en cada momento, y en alianza con el Hospital Nisa Pardo de Aravaca, ponen a disposición todo un equipo de anestesistas que acompañan al paciente durante cada etapa del procedimiento. Desde el principio; llevando a cabo un cuestionario para aclarar cualquier tipo de observación importante para el proceso, al igual que en el momento de la sedación, y las horas posteriores a la intervención odontológica. A grosso modo, la finalidad de la sedación consciente radica en la necesidad de reducir la tensión nerviosa y la ansiedad del paciente, al igual que suprimir cualquier posibilidad de movimiento que interrumpa el buen desarrollo del tratamiento.

sedacion consciente

Entre la gran variedad de posibilidades de sedación, podemos destacar:

  • Sedación intravenosa: La cual, como su nombre lo indica, consiste en administrar medicamentos destinados a deprimir el sistema nervioso central, y así reducir los estímulos físicos y mentales del paciente.
  • Ansiólisis: También conocida como Sedación Mínima, consta de la sedación del paciente por medio de fármacos que no limitan en absoluto los estímulos, pero que reducen la función cognitiva y coordinación.
  • Analgesia moderada: Otra técnica de sedación inducida mediante el uso de fármacos, bajo la cual el paciente aún puede responder adecuadamente a órdenes.

Adicionalmente, hay otros tipos de sedación un poco más fuertes para el organismo, tales como:

  • Sedación profunda.
  • Sedación consciente combinada.
  • Analgesia profunda.

Las cuales, debido a su potencia, conllevan al paciente a requerir de asistencia para desempeñar actividades básicas como respirar. Sin embargo, Zen Dental ha optado por el método menos intrusivo; la sedación consciente, la cual busca la menor reducción posible de la conciencia del paciente, esperando que éste pueda mantener de forma independiente el trabajo de las vías respiratorias, al igual que la posibilidad de responder a estímulos verbales y físicos sin ningún impedimento. Dicho procedimiento de sedación puede ser inhalatoria, como intravenosa y, posteriormente, se aplica la debida anestesia local con el fin de asegurar un procedimiento indoloro.

sedacion consciente

Consejos

Cuando una persona va a iniciar el proceso de sedación consciente, es importante que haya asistido a un examen previo donde debe ser completamente transparente con el especialista, para evitar cualquier eventualidad más adelante. Por ejemplo pacientes que sufren de diabetes. También es fundamental asistir en ayunas, con compañía y haber tomado las medicinas indicadas por el médico.

Además es recomendable conocer el proceso de recuperación posterior a la intervención. En primera estancia, el paciente debe ser guiado por su acompañante hasta su habitación para el reposo, donde descansará mientras es monitoreado por el personal especializado quien podrá detectar cualquier anomalía en la recuperación. Cuando los médicos, basados en la presión arterial y ritmo respiratorio, noten que la persona se encuentra completamente recuperada, ésta es dado de alta y puede marcharse a su hogar. No obstante, es recomendado que el paciente no conduzca durante las siguientes 24 horas posteriores a la intervención, e igualmente debe permanecer en constante compañía de algún familiar o adulto responsable que pueda asistir y/o notificar ante cualquier novedad.

Entonces, si tú sientes un considerable grado de ansiedad ante cualquier intervención odontológica, Zen Dental pone a tu disposición el servicio de Sedación Consciente, con el garantiza un procedimiento agradable, incluso para el más nervioso de sus pacientes. Contáctanos y recibe una atención de primera al mejor costo.

Sedación Consciente en 10 preguntas

Muchas personas, tanto niños como adultos, sienten miedo al acudir a la consulta del dentista y se encuentran con un alto nivel de ansiedad durante el tratamiento.

Si eres una de estas personas, tenemos muy buenas noticias: en nuestra clínica utilizamos sedación consciente, un tratamiento que ayuda controlar la ansiedad y relajarse completamente.

sedacion consciente infantil

 

¿Quién hace la sedación? 

Dentro del equipo de Zen dental, contamos con un médico especialista anestesiólogo que es quien dirige y lleva a cabo la sedación, tanto intravenosa como la inhalatoria. El Dr. Vidal es un profesional que lleva muchos años dedicado a la especialidad, profesor de la Universidad Complutense y que tiene una amplísima experiencia en la sedación para el tratamiento odontológico, no sólo de adultos sino que también de pacientes pediátricos.

¿Es común la sedación en la consulta?

Afortunadamente el concepto de clínica dental ha ido evolucionando y son cada vez menos las personas que tiene miedo o incluso fobia al dentista. Pero cada vez con más frecuencia nos encontramos a niños muy pequeños que requieren tratamientos dentales largos y que requieren de cierta colaboración por su parte. En ocasiones, por su corta edad, por su falta de madurez… tenemos que recurrir a la técnica de sedación. En el caso de los adultos, hay de todo. Algunos solicitan la sedación porque han tenido experiencias traumáticas cuando fueron pequeños que aún les condicionan la visita al dentista; En otras ocasiones simplemente quieren recibir el tratamiento de un modo relajado un tranquilo y no quieren “sentir nada”. Por ello deciden hacerse el tratamiento bajo sedación consciente.

La sedación en la consulta dental es también muy demandada por padres de pacientes que tienen cierta discapacidad. Estos niños suelen tener muchas necesidades de tratamientos dentales, pero su colaboración o su situación personal desembocan en un tratamiento casi imposible. Gracias a la sedación podemos lograr tratarles y devolverles la situación de salud bucal.

¿Conlleva intubación?

La sedación que realizamos en Zen dental puede ser inhablatoria o intravenosa y no conlleva en ningún caso la necesidad de intubar al paciente, ya que el paciente conserva perfectamente sus capacidades para respirar y sus reflejos de tos etc

No obstante contamos con la equipación de emergencia necesaria para poder solucionar cualquier situación incómoda que pudiera surgir.

En el caso de los niños, ¿se necesita un peso mínimo para realizar la sedación?

Como es lógico, la sedación se adecua a la persona que va a recibir el tratamiento dental. Si en este caso es un niño muy pequeño, debemos saber con exactitud su peso y sobre todo sus antecedentes médicos para poder realizar la sedación. Pero realmente no hay un peso mínimo requerido.

¿Tiene consecuencias en el niño a largo plazo?

No. No tiene consecuencias a largo plazo ni en el niño ni en el adulto.

La sedación consciente inhalatoria es una técnica para el control de la ansiedad, del miedo y del dolor, con amplia evidencia científica, utilizada en clínicas de EEUU, UK y muchos otros países de Europa. Además con el paciente en estado de relajación, el dentista puede realizar su trabajo de una forma óptima, reduciendo notablemente el tiempo necesario para el tratamiento. No tiene consecuencias a largo plazo.

La sedación intravenosa se realiza a base de fármacos que tienen una vida media de 4-6 horas por lo que  pasado ese tiempo están metabolizadas. Las consecuencias las tienen a corto plazo, como puede ser una sensación de cansancio, posible dolor de cabeza o incluso alguna nausea. Que desaparecen como máximo en las primeras 24 horas.

¿Qué día de la semana es recomendable?

En el caso del adulto recomendamos que se haga el tratamiento bajo sedación un día que pueda venir acompañado, para que el desplazamiento a casa no lo realice conduciendo él mismo y que además sea un día que pueda permitirse no volver al trabajo.

En el caso de los niños pedimos que al menos uno de los padres o tutores puedan acompañar al niño no sólo en el momento de la sedación sino que el resto del día pueda atenderle y vigilarle. La mayoría de los padres eligen el viernes.

¿Es desagradable? 

En absoluto. La aplicación del oxido nitroso es muy sencilla. A través de un pequeño inhalador nasal, se respira una mezcla de óxido nitroso y oxígeno, consiguiendo un alto estado de relajación. En este estado de relajación , continuo a lo largo del proceso, usted estará plenamente consciente, pero controlando su miedo y su ansiedad.

La sedación en adultos se realiza a través de una vía. En el caso de los más peques, con anterioridad les hemos dado un “zumito” que ayuda a que estén más relajados y de este modo no les suponga un mal trago que les cojamos la vía.

¿Genera tensión?

La tensión, como normal general, la tienen los padres de los niños, pero ni los pacientes adultos, ni los pediátricos están en tensión. De hecho logramos todo lo contrario, que estén relajados.

¿Qué síntomas se pueden tener tras la sedación?

Lo principal es sensación de cansado, de relajación… Es una sensación como mucho de abotargamiento. En el caso de los niños tratan de revelarse contra la situación de relax que le pide el cuerpo y por eso tratan de hacer movimientos como para comenzar la actividad y así evitar “dormirse”. Por ello pedimos que los padres estén pendientes de ellos las primeras horas.

Se tiene cierta disminución de los reflejos, por lo que no es aconsejable conducir

Se puede padecer dolor de cabeza e incluso nauseas.

¿Se realiza algún control médico tras la sedación?

No es necesario. Aunque el equipo de la clínica dental se encargará de llamar a los pacientes en los días posteriores para conocer la evolución del tratamiento.

Para que os resulte fácil comparar, la sedación que se realiza para hacer un tratamiento odontológico es la misma que se lleva a cabo para realizar pruebas diagnósticas como las endoscopias o las colonoscopias. Pruebas en las que sin sedación hoy por hoy no nos planteamos hacernos ¿cierto?

Si deseas solicitar más información puedes solicitar una primera visita en zendental.es o llamar al 91 640 15 75