septiembre 2021 - Zendental

SOLICITA TU CITA


¿Cómo afectan el biberón y el chupete los dientes de los niños?

Los hábitos del niño durante sus primeros meses de vida pueden impactar en su salud. Por eso debes estar alerta ante conductas como el uso del biberón y el chupete por mucho tiempo. En esta ocasión, te diremos las razones por las que debes cuidar este detalle. Es información que la odontopediatría infantil ha recopilado durante sus años de experiencia con sus pacientes.

¿Cuáles son las consecuencias del uso prolongado del biberón y los chupetes en la salud bucal de los niños?

Es cierto que el chupete y el biberón suelen ser medios para tranquilizar al niño cuando está inquieto. Sin embargo, cuando estos se usan por más de 12 meses, puede provocar los problemas que a continuación citaremos.

Dificultad para enseñar al niño a controlar los movimientos de su lengua

Cuando el niño succiona su biberón o el chupete, la lengua se coloca de tal forma que absorba el líquido o la pieza. Sin embargo, al momento de enseñar al niño a comer alimentos sólidos o para hablar, puede tener  problemas para coordinar los movimientos de la lengua.

Infecciones del oído

Los niños que pasan mucho tiempo con el chupete suelen acostumbrarse a respirar más por la boca que por la nariz. Por naturaleza, nuestra nariz cuenta con una membrana mucosa y vellos que filtran el aire que respiramos. Pero un niño que respira por la boca suele absorber todos los elementos presentes en el aire sin ser filtrados. Como consecuencia puede sufrir infecciones en el oído.

Caries en los dientes de leche

Si el niño ya presenta sus primeros dientes de leche, la exposición excesiva a la lactosa puede crear el ambiente necesario para la multiplicación de bacterias. Esto, a su vez, causará caries que afectará al diente que a futuro será el definitivo.

Maloclusiones en los dientes

Al succionar el biberón o el chupete durante muchos meses causará deformaciones en la mandíbula y los dientes superiores. Es aquí donde surgen la mordida cruzada y la abierta. En ambos casos se pierde la simetría que permite una mordida adecuada.

Si el pequeño no puede masticar bien sus alimentos, causará dificultades en sus procesos internos de digestión. Como consecuencia, será necesario consultar al dentista para corregir la formación de los dientes de los niños.

Dificultad para hablar

Si el niño no puede dominar los movimientos de su lengua por causa del uso excesivo del chupete, entonces tendrá dificultades para pronunciar las palabras. Además, es necesario dejar que el niño se exprese con sus balbuceos y sonidos vocales, lo cual no es posible si usa con frecuencia el biberón.

Recomendaciones para prevenir afectaciones por el uso del biberón

Lo ideal es que a los 12 meses de edad el niño comience a abandonar el uso del biberón y del chupete. Se puede hacer de forma gradual, pero no debe superarse los 24 meses. Entre más pronto acostumbres a tu niño a ya no usarlos será mejor.

En cuanto aparezca el primer diente de leche, ya no le proporciones leche a tu niño con el biberón durante las noches. En lugar de este líquido puedes utilizar agua potable. Procura no utilizar azúcar, cereales o miel para endulzar el contenido del biberón. Si por alguna razón agregaste endulzantes a su bebida, asea la boca del pequeño. No dejes que se duerma con residuos de azúcar en sus dientes.

Por último, queremos recomendarte que hagas una visita a los expertos de odontopediatría Madrid. Estos especialistas te ayudarán a tomar medidas preventivas para proteger los dientes y la mandíbula de tu niño. Puedes solicitar una cita por teléfono y cuidar la sonrisa de tu pequeño.

¿Qué debo hacer si mi bebé nació con dientes? Recomendaciones a seguir

Los dientes de recién nacido, natales, predeciduos o congénitos, son dientes que han brotado al nacer el bebé o en el primer mes de vida. Este tipo de casos son poco común, aunque se estima que de 2000 casos se encuentre 1 recién nacido con esta condición.

¿Por qué hay bebés que nacen con un diente?

El brote de los dientes natales se debe a que la raíz de la pieza crece en una posición incorrecta; razón por la que estos salen prematuramente. Esto sucede en el desarrollo del feto dentro del vientre. Son muchas las opiniones que han surgido y entre sus causas podemos citar las siguientes:

  • Infección
  • Mala posición de la raíz
  • Herencia
  • Estimulación hormonal
  • Desnutrición
  • Exposición de la madre a toxinas en el ambiente durante el embarazo

Sin embargo, no se tiene claro el origen de esta condición. Se le atribuye a que el germen dentario en desarrollo está en una posición superficial, lo que permite que el brote salga ante de lo previsto. Lo cierto es que científicamente no se tiene algo definido.

¿Cómo manejar la situación en diferentes casos?

  • Controlar la situación de estos dientes va depender de múltiples factores. La extracción del incisivo está indicada, cuando el diente tiene una movilidad excesiva y cuando es supernumerario, para evitar una broncoaspiración de la pieza.
  • En el caso que los movimientos del diente sean ligeros, se omite la extracción pero se mantiene la vigilancia por el odontopediatra, ya que por lo general la situación se va controlando mientras ocurren los siguientes brotes.

¿Qué problemas se pueden presentar en caso de ser un supernumerario? 

El origen de los dientes neonatales hasta ahora es indeterminado. Sin embargo, pueden aparecer casos aislados relacionados con enfermedades congénitas como:

  • Labio leporino y paladar hendido
  • Síndromes de displasia condroectodérmica
  • Sindrome de Hallermann-Streiff
  • Displasia ectodérmica

En estos casos se encontró que algunos factores ambientales han contribuido en el desarrollo de esta condición, en particular los bifenilos policlorados, parecen aumentar la incidencia de los dientes precoces.

Entre los factores a considerar para tomar algunas decisiones en cuanto al seguimiento y tratamiento son:

  • El grado de movilidad e implantación
  • Complejo de succión adecuado
  • Interferencia durante la lactancia
  • Diente supernumerario o parte de la dentición normal
  • Cuidados de los dientes natales

Cuidados de la salud bucal de tu bebé

Es muy importante que conozcas todo lo referente al cuidado de la salud bucal de tu bebé y más aún cuando tiene dientes natales. Estos casos ameritan atención y cuidados especiales, tales como:

  • Realizar una limpieza las veces que sean necesarias, con un trozo de tela o gasa estéril y húmeda, con solución fisiológica, cubriendo tu dedo con la tela y pasándola con suavidad sobre la encía y el diente. De esta forma se eliminan residuos de leche.
  • Evaluar de manera periódica la boca del bebé para verificar que no se hayan ulceraciones en la mucosa bucal y la lengua.
  • Es necesario limpiar la cavidad bucal del bebé después, de tomar su leche o haberlo amamantado para evitar que aparezcan caries.
  • El cuidado y limpieza de los dientes natales del bebé debe ser hasta que broten los permanentes.
  • Las lesiones en los pezones, si llegaran a existir, pueden ser atenuada con el uso de protectores de pezón o pezoneras durante un tiempo.
  • Si al bebé presenta alguna lesión a causa de los dientes, es necesario pedir una cita de odontopediatría en Madrid.

En general, se recomienda acudir a una clínica especializada en ortodoncia, donde se evaluará el caso del recién nacido y se le dará indicaciones, cuidados y precauciones del caso, como también el momento conveniente para realizar un tratamiento.

Aunque esta situación no suele llevar a problemas futuros con los dientes de leche, tu odontólogo infantil te podrá ayudar a evitar cualquier problema.

Conoce la relación entre el dolor de cabeza y los dientes

El dolor de cabeza es uno de los padecimientos más comunes del ser humano desencadenado por una amplia lista de causas. Entre tantas, las afecciones bucodentales ocupan un puesto especial dado que se relacionan directamente con esta sensación dolorosa.

Los dientes y este tipo de dolor. ¿Qué se sabe al respecto?

La salud dental y este tipo de dolor van de la mano estrechamente, siendo una causa de estudio para estos dolores. A continuación, se mencionarán las patologías bucodentales que se asocian directamente con esta sensación dolorosa.

  • El bruxismo es el acto involuntario y no vinculado a la masticación de alimentos de apretar y rechinar los dientes. Por lo general se presenta durante la noche, desatando consigo una enorme sensación de tensión muscular a nivel mandibular. A partir de ese punto, es donde los dolores de esta clase inician su aparición insidiosa.
  • Las caries y el deterioro progresivo de los dientes es otra condición que contribuye a la consolidación de estos dolores. Al infectarse, pueden generar una reacción inflamatoria que compromete el área mandibular y, por consiguiente, producen la sensación dolorosa.
  • Los traumatismos o daños inducidos en la articulación temporomandibular es otra de las razones que causan los dolores. Básicamente el dolor en esta zona se irradia al resto del cráneo, favoreciendo el agrave del cuadro clínico.
  • Por último, los trastornos en la mandíbula que aumentan la dificultad de la masticación ejercen otro papel protagónico. Estos defectos manifiestan mayor tensión muscular a este nivel, propagándose al resto de la cabeza de inmediato.

¿Cómo identificar los dolores en cabeza asociados a los dientes?

Estos dolores son los más comunes experimentados por el ser humano, pero identificar la causa en ocasiones puede ser difícil. Ante un tipo de dolor que no cede con analgesia y no se asocia a procesos inflamatorios de cualquier origen, deben abordarse las causas dentales.

Por lo general, las afecciones bucodentales son relegadas al último pensamiento, cuando en realidad son más frecuentes. El bruxismo, el desajuste temporomandibular y los traumatismos en esa zona pasan desapercibidos y necesitan ser correctamente identificados como tal.

¿Qué tomar en cuenta para prevenir estos problemas?

  • Las afecciones bucodentales que propician los dolores en esta área son abordadas a través de consulta odontológica especializada. Incluso, es posible el manejo doble por el odontólogo junto al médico de cabecera.
  • Normalmente los dolores de esta zona asociados a problemas dentales disminuyen con una excelente higiene dental. Priorizar el lavado de los dientes para prevenir la aparición de infecciones y caries es ciento por ciento primordial.
  • Es conveniente aplicar ejercicios para sobrellevar el estrés y así disminuir la tensión en zonas de impacto como la mandíbula. De ese modo, el defecto muscular no se irradiará al resto del cráneo hasta cesar por completo la sensación dolorosa.
  • Ante condiciones como el bruxismo, traumatismos o defectos en la articulación temporomandibular, una clínica especializada, como clínica dental las Rozas, ofrece alternativas. Mediante sus planes y abordaje del cliente atacan la causa y promueven una solución beneficiosa inmediatamente.

En resumidas cuentas…

El dolor esparcido en la cabeza es la afección más frecuente y vista a nivel mundial y ligada a la deficiencia de salud dental puede agravarse. Es por ello que se aconseja discreción, excelente higiene bucal y consulta especializada cuando llegue el momento.

De lo contrario, las secuelas ligadas a estos padecimientos pueden resultar en afecciones crónicas que deterioren el estilo de vida. Mientras se tenga una noción clara sobre lo que se debe hacer y cómo afecta el ritmo diario de la persona, no habrá consecuencias mayores. Sin embargo, todo dependerá del compromiso que el paciente disponga para tratarse desde el momento inicial.

 

¿Qué hacer si se han movido tus dientes después de la ortodoncia?

El método de la ortodoncia, permite lucir unos dientes estéticamente uniformes. Pero, ¿Qué ocurre si los dientes se corren después de haberla retirado? Al respecto, es importante el uso de retenedores cumpliendo las indicaciones del especialista.

¿Por qué ocurre esto?

Los dientes se mueven debido a que la boca no está totalmente fijada. Por ende, se genera el movimiento logrando que los dientes vuelvan a su posición anterior.

Realmente el tiempo que pasas usando los brackets, aunque parezca mucho, realmente es muy breve. Es decir, se mueven los dientes y maxilares en un periodo de tiempo corto.

Dicho cambio de posición, aún necesita fijarse y consolidarse. Hasta que esto no ocurra, tus dientes intentarán volver a la posición que tenían. Esto se debe a que tus dientes se mueven después de este procedimiento dental.

¿Cómo puedo resolverlo?

Si tus dientes se han movido demasiado, es posible que el especialista decida realizar otro tratamiento, a través de una nueva placa. Puede abarcar algunas semanas, según sea el caso.

En aquellos pacientes donde se haya utilizado un retenedor lingual, se debe retirar y luego se volverá a colocar cuando los dientes se junten.

Asimismo, la ortodoncia invisible como alternativa novedosa se ha venido implementando al tratamiento de brackets convencional. Consiste en la elaboración a medida de un conjunto de retenedores transparentes que se adaptan de forma adecuada al tamaño de los dientes.

Son raros los casos, donde exista la necesidad de tener que volver a colocar los brackets. Por eso, asistir a tiempo al dentista es clave para mejorar la apariencia de tus dientes.

Importancia del uso de los retenedores

Si recién te han retirado los brackets y tus dientes se han movido, en primera instancia, debes acudir al especialista cuanto antes. Dado que si se han movido demasiado es más complicado volverlos a ubicar nuevamente en su sitio.

Claro está que esto no se debe a una mala praxis si no a un efecto normal luego de este tratamiento.

De allí radica la importancia del uso de retenedores adecuadamente, para evitar que los dientes se muevan o pierdan su uniformidad.

¿Qué tipos de retenedores puedo usar?

Existen dos tipos de retenedores que puedes usar:

  • Los retenedores fijos. Consisten en una pequeña detención que se coloca en la parte interna de tus dientes. A pesar de que los llevarás de forma permanente, tienen la ventaja de que no se ven.
  • Los retenedores transparentes, removibles o tipo Hawley. Son diferentes entre sí, y cuentan con diseños adecuados para ser usados por la noche.

Es preciso señalar que, el uso de estos retenedores varían según la edad y el tipo de tratamiento aplicado. Por tanto, las indicaciones del especialistas son esenciales para llevar un cuidado dental efectivo.

¿Qué hábitos debo tener con el uso de retenedores?

No existen hábitos específicos para el uso de los retenedores, más allá de los usuales.

Tal es el caso de asistir al dentista cada seis meses, para evaluar el estado de tus dientes en general, así como, mantener una excelente higiene bucal.

En este sentido, el especialista se encargará de orientarte sobre el uso correcto de los retenedores para conservarlos en buen estado. Aunado a ello el cepillado y uso del hilo dental son complementos esenciales en tu cuidado dental.

Mantener una sonrisa radiante

Los retenedores dentales son esenciales si quieres lucir una nueva sonrisa. Es por ello que para lograr que el tratamiento sea efectivo, debes usarlos adecuadamente.

Así, ayudarás a tus dientes a adaptarse y consolidar su posición, logrando que se mantengan así, sin moverse o cambiar de posición.

Ahora que sabes las posibles soluciones que puedes tener con tus dientes, debes asistir urgentemente a una cita de ortodoncia las Rozas para dar seguimiento a tu cuidado dental. Actúa ahora mismo, para evitar complicaciones.

Carillas dentales, ¿de composite o de porcelana?

Las carillas dentales son un tratamiento en la ondontología estética que permite mejorar el aspecto de nuestros dientes con relación al color, forma, posición y textura. Estas garantizan una hermosa sonrisa en poco tiempo. Te invitamos a conocer otros detalles para elegir de composite o de porcelana.

Beneficios de usar carillas de composite o de porcelana

En general, se aplica este procedimiento en la odontología para adultos, pero también se puede realizar en los jóvenes y niños. Vamos a analizar los beneficios de usar las carillas, el tipo de material para su preparación y las diferencias entre ellas.

Estas delgadas placas dentales están indicadas para personas que tienen dientes apiñados, con fracturas o astillas. También para los que los tienen mal posicionados y desean tener una mejor apariencia dental.

Además, es conveniente para aquellos que tienen problemas como bruxismo u otro tipo de desgaste debido a trastornos como anorexia o bulimia, en donde existe deterioro del esmalte del diente.

Entre los beneficios de este procedimiento podemos destacar:

  • Es poco invasivo, pues no hay que modificar por entero la estructura original del diente.
  • Es duradero y resistente.
  • Refleja una apariencia natural.
  • En algunos casos se pueden retirar.
  • Es indoloro.
  • Es un tratamiento muy simple sin riesgos de alergias al tejido de las encías.

¿Carillas de composite o porcelana?

Las carillas de composite son hechas de un material de resina sintético, el cual es muy parecido al usado para los empastes dentales, pero son más resistentes.

Son ideales para restaurar pequeños defectos o solo una pieza dental, aunque se pueden usar para reformar la dentadura en su totalidad.

Además, es perfecta para usar en el tratamiento de los jóvenes, ya que ellos están en proceso de desarrollo y pueden sufrir cambios en la dentadura. Como el composite no es permanente, las placas se pueden retirar y modificar.

Por otro lado, las carillas de porcelana, tal como su nombre lo indica, están hechas de una fina capa de porcelana y su fabricación es efectuada en un laboratorio.

Este tipo de material es más resistente y de mayor durabilidad. El procedimiento que se hace con este componente es permanente, por lo que, con los cuidados requeridos, mantendrás una sonrisa hermosa por muchos años.

También te puede interesar: Consejos para cuidar tus carillas dentales

Diferencias entre el composite y la porcelana

Es importante que el paciente esté familiarizado con los procedimientos y las opciones que tiene disponible antes de tomar una decisión. Por eso, mencionaremos cuatro diferencias entre las carillas de composite y las de porcelana.

  1. Durabilidad

  • El composite es un material resistente, pero no es duradero. Las láminas que se usan con este material pueden durar de dos a cinco años.
  • La porcelana tiene mayor durabilidad. Las carillas hechas con este material pueden durar de 15 a 20 años, ya que son más resistentes a la abrasión.
  1. Fabricación

  • El material de composite se moldea directamente sobre el diente, por lo que no hay que rebajar el grosor de la pieza dental. Solo se requiere de una sesión.
  • Para las de porcelana, primero se rebaja el grosor del diente y luego se toman las medidas que servirán de molde para la fabricación en el laboratorio. Después, se colocan las láminas, por lo general, en dos sesiones.
  1. Material

  • El composite es un material poroso, con el tiempo pierde brillo y luminosidad. También requiere mayor cuidado en cuanto al consumo de algunos alimentos que causan manchas.
  • La porcelana es más resistente, pero requiere de cuidados. Mantiene el brillo y el color, aunque se consuman alimentos como café, vino u otros.
  1. Coste

Las carillas de porcelana por ser más duraderas, resistentes y con mejores resultados estéticos son más costosas que las de composite.

Ambas opciones son excelentes, pues se obtienen resultados satisfactorios. Dependerá mucho de las necesidades del paciente para usar un tratamiento u otro. Sin embargo, en los dos casos se te garantiza una sonrisa perfecta.

 

Ortodoncia infantil para prevenir problemas dentales en la etapa adulta

Uno de los temas de mayor relevancia para los padres es el desarrollo de los dientes de sus hijos y del tipo de ortodoncia infantil que deben tener. Por eso, es natural que se pregunten: ¿estarán saliendo en el lugar correcto? ¿Cuándo podré comenzar a llevar a mi hijo al odontólogo? ¿Existirá una edad recomendada? Si es tu caso, aquí te daremos las respuestas.

Edad recomendada para llevar a tu hijo al odontólogo por primera vez

Es muy cierto que la visita al odontólogo dependerá de la dificultad que exista. Sin embargo, lo ideal es que comiencen antes de que ocurran los problemas. Por tal motivo, a fin de evitar inconvenientes más serios se debe ir pronto ante un odontopediatra.

La odontopediatría es la que se encarga de tratar las distintas enfermedades y problemas bucodentales desde la edad más temprana hasta culminar el crecimiento del niño. Por ello, la edad recomendada para tener un control con un odontopediatra es a los seis años.

Este especialista tiene como objetivo evitar que los niños desarrollen problemas dentales mucho más graves en la edad adulta. Para lograrlo, deben prever y detectarlos a tiempo, y esto se logra es desde la infancia.

Quizás te preguntes: ¿por qué a los seis años si todo está bien?, y podría ser cierto. Sin embargo, como a esa edad comienza el crecimiento de los dientes se puede evaluar su desarrollo, posición, fortaleza e incluso la mordida.

En caso de alguna anomalía, es mucho más fácil corregir en ese momento que cuando se está culminando la etapa del crecimiento o cerca de la edad adulta. Además, si se nota alguna alteración, se comenzará a realizar un tratamiento de ortodoncia.

Tratamientos de ortodoncia para el infante

Como ya te mencionamos, evaluar el desarrollo dental de tu hijo a una temprana edad evitará problemas serios en la edad adulta. Para ello, te indicaremos algunos tratamientos que realiza el odontopediatra en caso de ser necesario.

Los selladores

Es un tratamiento que ayuda a prever las caries en los niños de una manera rápida y eficiente. En él se observan las fisuras que aparecen en la superficie de los dientes y se cubren con una pasta especial después de hacer una determinada limpieza.

La pulpectomía

Este tipo de tratamiento se usa cuando se nota una caries en un diente de leche. Así que, en vez de quitar la pieza, se realiza una limpieza profunda para no extraer.

El empaste dental

En ocasiones, un diente puede tener una abertura ocasionada por la caries que produce dolor. Así que se cubre con un empaste dental apropiado.

El flúor

Aplicar el flúor a temprana edad, ayuda a mantener y endurecer el esmalte en los dientes. También colabora en la fortaleza dental y a que estén siempre sanos.

Aparatos removibles

Estos aparatos se sujetan con ganchos en los dientes del niño con el objetivo de corregir la mordedura y posición de las piezas dentales. Pero basta con usarlos unas cuantas horas al día. Son cómodos y los niños se acostumbran rápido a ellos.

Aparatos fijos

Estos tipos de aparatos varían. Podemos mencionar los metálicos, material de zafiro, porcelana y los que trabajan de manera incógnita debido a que no se notan.

Importancia de la ortodoncia a temprana edad

Al saber estos detalles, ¿verdad que es importante llevar al odontólogo a nuestros hijos cuando aún están pequeños? ¡Claro que sí! De hecho, las dificultades que puedan observarse desde los seis años a los doce ya estarán corregidas.

Así que ¡no demores la visita de tu hijo! Recuerda que, si se acude a tiempo a un especialista en ortodoncia las Rozas, se evitarán problemas bucodentales en el futuro y, sin duda, tu hijo te lo agradecerá.

Llagas en la boca o aftas: causas, diagnóstico y tratamientos

En ocasiones, nos aparecen pequeñas ulceraciones en los labios o en alguna parte de la boca, incluyendo las encías. Son las llamadas aftas bucales que, por lo general, presentan una coloración blanco amarillenta, cercadas por un aro rojizo. Su tamaño solo alcanza los cinco milímetros y son una de las afecciones bucales más frecuentes, conjuntamente con las caries. Aunque no son muy dolorosas sí molestan bastante para comer.

¿Por qué se originan las aftas?

Es de tener en cuenta que estas ulceraciones no presentan ningún riesgo de contagio, ni son cancerosas, y suelen desaparecer espontáneamente en un período aproximado de quince días, si no hay complicaciones. Realmente se desconoce el origen de las llagas en la boca, si bien se han realizado varias investigaciones al respecto. Se considera que surgen por el encuentro de varios motivos, dentro de los cuales tenemos:

  • Estrés emocional, ansiedad o depresión.
  • Traumatismos causados por automordeduras o roce con la dentadura.
  • Fumar tabaco.
  • Productos químicos o sustancias muy calientes.
  • Alergias a ciertos alimentos.
  • Trastornos hormonales.
  • Sistema inmunitario debilitado.
  • Infecciones víricas o bacterianas.
  • Déficit de hierro, ácido fólico y zinc.
  • Deficiencias vitamínicas del complejo B.

¿Cómo se diagnostican estas ulceraciones?

Por sus características podemos decir que su diagnóstico es bastante simple, pues tienen una apariencia definida y ocasionan una molestia y un dolor particular.

Aunque por lo general son benignas, estas llagas bucales pueden ser el indicio de otras patologías de mayor complejidad como enfermedades inflamatorias del intestino o gastritis atrófica. Si se presentan en niños o adolescentes, donde son muy habituales, acompañadas de fiebre, problemas para tragar o manchas en pies y manos puede tratarse de otro tipo de virus o bacterias.

En algunas oportunidades, cuando surgen en adolescentes hembras, se asocian con la menstruación, por cuanto los cambios hormonales que se experimentan en ese período pueden variar el pH de la saliva, lo que fomenta un ambiente propicio para las infecciones; si bien no podemos decir que es una causa-efecto propiamente.

¿Cuándo recurrir al odontólogo?

Es momento de que acudamos al médico sin demora cuando las llagas son muy grandes o si se presentan de nuevo después de haberse sanado. También, si los brotes son recurrentes, tienen un período mayor a dos semanas y no se han curado o cuando hay dificultad extrema para comer o beber y cursan con fiebre elevada y dolor persistente.

Tratamientos a seguir para las llagas en la boca

Lo primero que debemos considerar es que, si no se presentan síntomas, no se requiere de tratamiento. No obstante, si existen molestias o dolor, habitualmente se aplican tratamientos tópicos focales, así como enjuagues con antiinflamatorios. Sin embargo, no existe una terapia única determinada para esta patología.

De los medicamentos señalados se mencionan dexametasona, triamcinolona y carbenoxolona. Cuando no hay respuesta con el tratamiento tópico se suele aplicar antibióticos como tetraciclina o minociclina.

También te puede interesar: Cómo el envejecimiento afecta la salud bucodental

Medidas de prevención

Como hemos indicado, existen ciertos elementos que incrementan estas aftas orales como el estrés o el tabaco, por lo que hay una serie de recomendaciones para prevenirlas:

  • Conservar una estricta higiene bucal con un cepillado tres veces al día, sobre todo al acostarse. De igual forma, se deben preservar las encías sanas mediante la limpieza y diversos productos como los colutorios.
  • Reducir el estrés y la ansiedad.
  • Mantener una dieta balanceada que incluya frutas, verduras y alimentos ricos en vitaminas y minerales, especialmente vitamina C, B12, ácido fólico y omega-3.
  • No consumir bebidas ni comidas demasiado calientes ni muy picantes.

Las aftas o llagas orales son lesiones benignas de fácil cuidado y atención, sin embargo, no hay que descuidarlas porque pueden ser señal de otras afecciones más complicadas. Para prevenirlas, lo primero es observar una rigurosa higiene bucal. Consulta con tu odontólogo, quien sabrá ayudarte con este molesto problema.

Importancia de la dieta en niños para prevenir problemas de odontopediatría

Una buena alimentación en los primeros años de edad del niño es fundamental, ya que de allí radica el óptimo desarrollo y crecimiento de su organismo. Por eso, es necesario fomentar una nutrición balanceada adecuada y visitas regulares de odontopediatría, para con cuidado dental de los niños. Como padres tenemos el deber de controlar los alimentos y las bebidas que ellos consumen.

Una buena alimentación para tener dientes sanos

Los primeros años de vida después del nacimiento son transcendentales, ya que hay grandes cambios en el régimen alimenticio. Se pasa de una dieta líquida exclusiva en lácteos a una sólida con diferentes sabores y texturas. La lactancia materna debe ser exclusiva en el primer año de edad por proporcionar una nutrición adecuada y aumentar las defensas del lactante.

En estudios realizados se ha descubierto que la lactancia no es relevante en el desarrollo de las caries, a menos que se use la alimentación artificial con biberones, sobre todo por las noches. Además de promover la aparición de las caries, estos elementos provocan maloclusiones bucales, mordidas abiertas cruzadas, dificultades de pronunciación, entre otras.

Recomendaciones

  • Es recomendable que le des a tus hijos fórmulas lácteas enteras pasteurizadas y que preparares los biberones con agua fluorada.
  • La Leche es necesaria ingerirla por su aporte importante en calcio, proteínas y nutrientes, sin embargo, es necesario vigilar las grasas y proporcionar las fórmulas lácteas descremadas.
  • También se recomienda que se incluyan cereales integrales, frutas, verduras y frijoles para fortalecer el organismo y mejorar la digestión.
  • Si le das batidos de frutas, que sean solo cuatro onzas por día, no más.
  • Las proteínas vegetales y animales también son necesarias para una buena nutrición.

¿Cómo se desarrolla la caries?

La caries de la primera infancia, conocida también como (CPI), es una enfermedad de larga trayectoria, además de infecciosa, que tiene diferentes causas. Es un proceso en que el diente se deteriora como consecuencia de un nivel bajo de minerales en su capa externa. Dentro de los factores de riesgo para que se desarrolle en los niños tenemos:

  • El tener bacterias cariogénicas en la cavidad bucal. Son inoculadas con mucha facilidad a través del beso de padres, cuidadores y otros. También, por utensilios, cuando se sopla algún alimento antes de dar el alimento al bebe, etc.
  • El consumir alimentos ricos en carbohidratos es la base para multiplicarse las bacterias, sobre todo el tipo de monosacáridos que se desdoblan más rápido.
  • Los alimentos ricos en azúcares con más de un 14 % promueven la producción de bacterias y elevan el riesgo para la aparición de caries.
  • Introducir alimentos precozmente como, por ejemplo, los cereales pueden acelerar el proceso, ya que contienen una gran cantidad de azúcares refinados, de los cuales no somos conscientes.
  • No es bueno consumir productos comerciales azucarados, sobre todo por las noches. La goma de mascar, gelatinas, malvaviscos y otras golosinas se adhieren con mucha facilidad a la cavidad bucodental. Esto, aunado a la ausencia de una adecuada higiene dental, aumenta la multiplicación de bacterias que producen las caries.
  • Otros factores importantes son la predisposición a la caries, la poca cantidad de salivación por algunas enfermedades y los medicamentos como corticosteroides. También los defectos del esmalte, una anatomía defectuosa de la superficie dental, entre otros.
  • No es recomendable embadurnar la tetina ni el chupete en sustancias dulces como miel y otros azúcares.

En la consulta de odontología infantil preventiva las recomendaciones que prevalecen en el tiempo es la nutrición fomentando la alimentación saludable, ya que de allí radica el comienzo de una buena salud dental para la infancia.

Las consultas de odontopediatría son fundamentales para el cuidado dental de los niños. Esta les ayudará a crear una vida de buenos hábitos alimenticios y mejorar su higiene bucodental.

También te puede interesar: Tipos de traumatismos dentales en niños y adolescentes