La radiología digital aporta
importantes beneficios al paciente.

Tanto las radiografías intraorales como las extraorales, panorámicas y laterales de cráneo, son todas digitales para poder obtener la mejor imagen posible y disminuir la dosis de radiación al paciente. Con un simple giro de ratón cambiamos la intensidad, el contraste, o ampliamos cualquier detalle de la radiografía, consiguiendo que una misma radiografía nos aporte mucha mas información sobre la zona a tratar, reduciendo el número de exposiciones radiológicas al paciente.

Entre otras de sus ventajas está la posibilidad de entregar al paciente sus radiografías en formato digital, lo que facilita su almacenaje y conservación, o incluso el envío de éstas a otros profesionales. Por último, contribuimos a la conservación medioambiental gracias a la eliminación de materiales contaminantes, como los líquidos de revelado y fijación de los sistemas de radiología convencional.